30/marzo/2007

Venga, vamos, copiadme

“Que te copien, si tienes una idea nueva, es totalmente inevitable tarde o temprano”. Llevo toda la semana dándole vueltas a una frase que me espetó una emprendedora que he entrevistado esta semana para un artículo que publicaremos en la revista en el mes de mayo. Junto a una amiga montó en Barcelona un negocio vinculado al diseño cien por cien original que tardó más bien poco en copiarse dentro y fuera de España. A pesar de que se ha multiplicado su idea como una enfermedad contagiosa, ellas siguen creciendo y exportan a más de 10 países. Y, además, han sido portada de la ‘biblia’ del diseño Wallpaper… vamos que la idea es buena no sólo porque lo digamos nosotros… ni porque lo digan estas emprendedoras… ni porque lo digan los negocios que las han imitado.

Éste es uno de los temas recurrentes con los que nos encontramos en la redacción cada vez que cualquiera de nosotros habla con una empresa nueva. Es el pan nuestro de cada día para el emprendedor: Como tengas una buena idea, vete haciendo a la idea de que te van a terminar copiando.

Pero no hay que desesperar. Esta emprendedora me comentaba que ya se lo esperaban y que por ese motivo no han dejado de pensar en utilizar nuevos materiales y nuevos productos. Y cuánto más ha innovado, mejor le ha ido. Y es que en el fondo esa es la clave.

A la larga, que te copien resulta un impulso para tu idea -no quiere decir que te vaya a hacer gracia, pero así son las leyes del mercado-. Me he acordado de Ana Martínez, fundadora de Martan S.L. -una autoescuela para el sector de la construcción-, con quien hablé hace un mes para otro reportaje. En el caso de su empresa, la posibilidad de que les copiaran les llevó a sofisficar su negocio -lo que justifica esta teoría- y a desarrollar una patente que les permitió hacer completamente único su negocio -piensa que no siempre vas a poder patentar tu idea-. Si no hubieran pensado en la posible competencia que les iba a surgir, probablemente su negocio no les hubiera salido tan redondo.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Rafael Galán

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


6 + = siete

Siga los comentarios en RSS