1/junio/2007

Los bares y restaurantes del futuro

El mundo de la restauración ha evolucionado con los tiempos. Nuevos modelos de negocio, nuevas fórmulas, nuevos platos, etc. Pero esta evolución seguía sin acercarla a esa imagen de locales futuristas que nos recreaban películas como la saga de la Guerra de las Galaxias, Blade Runner o series como Star Trek. La razón es que, hasta ahora, la tecnología tan sólo se ha colado en nuestros restaurantes, y en no muchos, con el uso de terminales inalámbricos para las comandas o para el pago con tarjeta, programas de gestión y poco más. Pero esto parece que va a cambiar.

ms-sc_collab-photo-app.jpg

El último invento de Microsoft: el surface, o mesa ordenador, nos permite vislumbrar cuál pueden ser las innovaciones tecnológicas que pueden deparar en el futuro unos bares y restaurantes muy diferentes de los que conocemos ahora. Dotado de una pantalla táctil, este permitirá que sean los propios clientes los que puedan elegir y pedir su consumición con sólo arrastrar la imagen del plato o la bebida (adiós a esa práctica de muchos de camareros de mirar para otro lado para que no les pidas).

ms-sc_screenshot-foodbev-app.jpg

Pero también con el surface se podrán compartir e intercambiar imágenes, música y vídeos desde un móvil o una pda a otro… y todo lo que puede hacer cualquier ordenador. Es decir, abre un infinito abanico de posibilidades (hasta echar una partida de mus on line).

 

Sin embargo, esto no es algo totalmente novedoso. Ya existen algunos locales que empiezan a hacer este uso de la tecnología, por ejemplo, zirkus beer (que ha comenzado a franquiciar y del que informará ampliamente en el próximo número de Emprendedores mi compañera Susana de Pablos). Ordenadores portátiles para realizar la comanda, chat con otros clientes, visualización del local a través de cámaras web,…

 

Este línea será, con toda seguridad, una de las que marque la evolución de los nuevos bares y restaurantes. En este mercado, lo novedoso ha sido, casi siempre, un factor clave para convertirse en un sitio “de moda”. La tecnología está ahí, sólo precisa que le encuentres su aplicación para convertirla en un buen negocio.



Publicado en la categoría: Javier Inaraja

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


siete − = 2

Siga los comentarios en RSS