30/julio/2007

Una empleada virtual le ahorra 15 millones de euros anuales a Ikea

Hace algún tiempo Ana Rosa Quintana justificaba sus emolumentos en televisión del siguiente modo: “Es cierto que tengo un buen sueldo, pero no cobro ni un céntimo más de lo que le hago ganar a esta empresa”.

A tenor de la elevada rentabilidad de Telecinco seguramente será así. El ejemplo sirve para cualquier trabajador (salvo excepciones). Y si no que le pregunten a los becarios que afloran especialmente por estas fechas o a cualquier mileurista de una enorme multinacional que no haga más que mejorar los beneficios año tras año.

Ahora bien, ninguno saldrá tan rentable y productivo como Anna, la asistente virtual de Ikea, de la que ya os hablé hace unos meses en otro post.

AvatarPara los que todavía no la conocéis, se trata de un eficaz personaje on line que resuelve las dudas de los visitantes al site de la empresa sueca.

Vuelvo a mencionar a esta eficiente empleada porque Artificial Solutions, la empresa que ha hecho todo el desarrollo de Anna y de otros clientes como Novartis, Basf, DKV y Once, entre otros, asegura que la muchacha en cuestión le supone a Ikea un ahorro anual de 15 millones de euros (supuestamente ésa sería la cifra que tendría que destinar la marca de muebles low cost para personas de carne y hueso atendiesen un chat durante las 24 horas).

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Otros blogueros

1 Comentario Añade un comentario

  • 1. Puertas de Interior  |  3 de agosto de 2017 a las 12:25

    Pues con los chatbots de ahora vamos por el mismo camino pero en todas las empresas y todos los organismos públicos, van a acabar con millones de puestos de trabajo y van a ser mucho más eficientes, trabajando las 24 horas sin pedir nada a cambio. Veremos lo que va pasando los próximos años….

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


8 + = once

Siga los comentarios en RSS