20/septiembre/2007

Una fórmula para atraer clientes con el móvil

Vuelvo a la carga con el marketing móvil. Acabo de leer sobre una empresa, Cellfire, que se dedica a enviar cupones descuento en formato SMS a teléfonos móviles. Reconozco que el mercado de los cupones descuento no es tan importante aquí como en Estados Unidos, donde ha nacido la idea -y donde todos los domingos hay toda una liturgia en torno al recorte de cupones en los diarios dominicales-, pero me ha parecido una forma atractiva para llevar a los consumidores hasta la tienda. Y cuando se desarrollen las estrategias de marketing móvil de proximidad, más todavía.

De hecho, me parece que puede ser una fórmula válida para que finalmente entre esta fórmula de marketing directo en nuestra vida diaria.

Incluso estoy dispuesto a justificar su aplicación con un ejemplo concreto. Ahí voy. En la zona en la que vivo, se está desarrollando una zona comercial -que no centro comercial- de proporciones faraónicas (un pequeño disclaimer: a mi, más de veinte tiendas juntas me parece ya increíble en tiempos de grandes cadenas, supermercados, hipermercados, etc, etc, etc). De momento se han debido instalar sólo medio centenar de pequeños negocios… y en total he leído que van a ser cerca de cien. Y, de momento, la zona está bastante pelada de clientes (aquí he hecho un trabajo de campo extenso aprovechando la jornada intensiva). Está en las afueras de Madrid, y, aunque está cerca de una zona comercial especializada exclusivamente en muebles, de un centro comercial y de dos outlets, la verdad es que está un pelín escondida. Y no hago más que pensar en que se tienen que promocionar.

Me imagino que harán una campaña de publicida en prensa, haciendo piña entre todos. Pero creo que una estrategia de marketing móvil con descuentos, podría ser verdaderamente impactante. Ya no sólo porque es una estrategia que funciona (tu llegas a la tienda, enseñas el mensaje, te hacen el descuento y, después, lo borras), que no es intrusiva (en el sentido de que, vale, te llega publicidad, pero te ofrece algo… tú ya me entiendes), sino porque sería novedoso, con lo que el impacto tendría que ser doble. Vamos, se me ocurre.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Rafael Galán

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


nueve − 4 =

Siga los comentarios en RSS