24/enero/2008

Negocios frikis

Vaya por delante que no voy a proponer aquí negocios para frikis, ni mucho menos. Más que nada porque no cumplirían un requisito fundamental para montar una empresa: tener mercado suficiente (alguno dirá que frikis hay muchos en el mundo… no tengo ni idea porque no existen estudios de mercado sobre esto, pero supongo que cada uno tendrá su propia singularidad y eso obligaría a fragmentar demasiado el mercado). Hablando más en serio, la idea del negocio friki tiene más que ver con negocios que llaman mucho la atención, que quedan muy bien en los medios de comunicación, pero que no tienen ningún futuro.

Tengo que confesar que el término se lo he copiado a mi jefe, Alejandro Vesga. Como todos los meses, él escribe su editorial sobre el tema de portada, que en el número de febrero hemos dedicado a las formas de detectar (¿y por qué no? de “inventar”) nuevas oportunidades de negocio. Diferencia Alejandro en su editorial entre ideas para “la innovación útil”, o sea, la que genera ideas de negocio con fundamento y “una innovación que podríamos denominar como friki” (sin futuro). La comparación me parece muy acertada y comentándolo con mis compañeros de redacción hemos recordado algunos negocios claramente frikis en todos los sentidos: como los Hotdoll, las muñecas hinchables para perros o los juguetes eróticos ecológicos que comercializa la empresa BebeLand.

También es cierto que muchas veces la línea que separa el negocio friki del que puede parecerlo pero no lo es en absoluto es realmente muy delgada. Haciendo un ejercicio de memoria, hemos encontrado algunos ejemplos muy ilustrativos de negocios que pueden parecer frikis, pero que siguen ahí en el mercado, como www.drivingmissdaisy.com (la versión canadiense de un negocio inspirado en la película paseando a Miss Daisy: chóferes para mayores) o www.restbox.com, (una empresa española que fabrica ataúdes de cartón reciclables).

Lo de si se trata de negocios con futuro o no lo dejo para quien conozca bien esos nichos de mercado, porque muchas ideas que nos pueden parecer raras en un primer momento, realmente funcionan en sus mercados. Si se os ocurre alguno más, os invito a compartirlo con nosotros: una idea de negocio rara o extravagante puede inspirar otras que sean una verdadera oportunidad. También os confieso que algunos de los negocios que hemos rememorado y que podrían haber ilustrado este post no he podido compartirlo con vosotros porque ya no existen…

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Pilar Alcázar

1 Comentario Añade un comentario

  • 1. Joan  |  24 de enero de 2008 a las 19:23

    No hay que confundir, muchos negocios pueden parecer frikis por el grado de innovación que aportan, porque se salen de lo habitual. Lo que determinará si se quedan en frikis o pasan a ser innovaciones útiles será su grado de aceptación en el mercado. En mi opinión, y dejando de banda los negocios que de entrada se ve que van a fracasar, es difícil etiquetar antes de ver la evolución inicial.

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


+ 1 = tres

Siga los comentarios en RSS