19/febrero/2008

American Gangster y Naranjas Lola

Después de más de cuatro meses sin pisar un cine, el pasado sábado fui con unos amigos a ver American Gangster, una película que ya está a puntito de dejar las carteleras (aunque la sala estaba llena hasta la bandera) y que vimos por casualidad (yo quería ver ‘No es país para viejos’). Te preguntarás por qué te cuento esto y pensarás, para tus adentros, “y a mi qué”. Te lo cuento por si estás pensando en montar una empresa. Si es así, te recomiendo que te vayas corriendo a ver esta película. Encontrarás una larga lista de lecciones para poner en marcha un negocio.

Olvidándonos, para empezar, de que la película trata sobre un traficante de drogas y de que lo que vende es, eso, droga… la forma que tiene de poner en marcha su ‘empresa’ es cien por cien exportable a muchos negocios. Toda una lección de gestión por menos de diez euros.

La película cuenta la historia de Frank Lucas, un matón y chófer de un mafioso neoyorquino sin grandes ambiciones hasta que su jefe muere (no destripo nada porque esto ocurre en los primeros cinco minutos). Después de media vida trabajando para él, se da cuenta de que conoce bien el mundo del narcotráfico y que puede entrar en el negocio de la droga ofreciendo un producto nuevo, con una estrategia nueva, con nuevos proveedores, con una marca sólida, aunque, eso sí, con la misma fórmula de distribución.

La primera lección. El mercado de la droga de Nueva York a finales de los años 60 ya tiene sus ‘empresarios’: italianos, irlandeses y policías corruptos se reparten el pastel a partes si no iguales, proporcionales. El bueno de Frank se da cuenta de que estos empresarios pierden dinero al tratar con intermediarios, al conformarse con las redes de distribución ya establecidas. ¿Y si no hubiera intermediarios, ni distribuidores? Ni corto ni perezoso, Frank decide ir a buscar la droga directamente a Bangkok y negociar él mismo con los fabricantes.

La segunda lección. La droga que se vendía en la calle no era de muy buena calidad. Frank piensa: ¿Por qué no vender un producto de más calidad, aunque vendas un poquito menos de cantidad?

La tercera lección. Los precios en la calle podían bajarse… Y así lo hizo. Rompió los precios en el mercado con un claim llamativo: “Métete más, por menos”. No lo dice así, pero se puede leer entre líneas.

La cuarta lección. Hasta ahora, a la droga se le llamaba droga. Él llama a su producto ‘blue magic’ y lo vende en llamativos sobrecitos azules. Muy sesentero, pero eficaz.

La quinta lección. El resto de los ‘empresarios’ tienen coches llamativos, alardean de su dinero y se preocupan constantemente por hacer sabe a todo el mundo que ellos son quienes mandan. Frank apuesta por la prudencia y la sobriedad. Así, además, la policía pasa de él. Sólo cuando deja de ser ‘sobrio’ se desmorona su imperio.

En fin, que quién le iba a decir a Ridley Scott que nos iba a dar lecciones de Management.

¿A qué viene el título del post? Naranjas Lola es una empresa cien por cien española que ha hecho lo mismo que Frank Lucas sólo que con un negocio legal.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Rafael Galán

3 Comentarios Añade un comentario

  • 1. miguel galve  |  19 de febrero de 2008 a las 23:41

    Hola Rafa,

    A mi también me gusto y no puede evitar no reseñarlo en mi blog:

    http://www.miguelgalve.com/blog/emprendedores/american-gangsters-una-pelicula-emprendedora/

    Saludos :)

  • 2. miguel galve  |  20 de febrero de 2008 a las 13:42

    No estaba haciendo spam… solo comentando que yo también escribí el otro día sobre eso, creo que mi comentario aportava valor al escrito. De heho lo que se suele hacer en la blogosfera es citar otros blogs que también hablen sobre ello… para que el usuario tenga más recorrido para ampliar la información y no hay que tener miedo a que salga de la página (todo lo contrario de los periódicos digitales) puesto que si la información que encuentra le agrada y el blog se renueva con frecuencia ese lector/usuario volverá de nuevo… así que no entiendo porque han borrado mi comentario.

  • 3. miguel galve  |  20 de febrero de 2008 a las 13:47

    Ahora que publico el comentario veo que si que estaba el anterior ¿? Que cosas más raras tiene esto.

    Un consejo para el blog:
    Lo de tecnorati ya no lo está usando prácticamente nadie… de hecho su Creador ya no está en la empresa, le estás trasmitiendo un enlace que no es publicidad gratis y finalmente como sugerencias os recomiendo que aporteís un feed visible y suscripción por email.

    Y una correción adicional: aportaba con b que he me liado con la v de valor al escribirlo. Saludos

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


nueve + = 14

Siga los comentarios en RSS