13/junio/2008

¿Rechazarías un cliente porque te cae mal?

Tomando café hoy con el promotor de www.grupotempo.com, una consultora que se dedica a asesorar a empresas de tamaño medio en la toma de decisiones estratégicas, me comentaba que montó su empresa para “pasárselo bien” y porque no quiere tener a nadie por encima que le diga lo que tiene que hacer todo el tiempo.

Siguiendo la misma filosofía, me aseguraba que nunca acepta como cliente a alguien que le cae mal. A mí me ha llamado mucho la atención esta forma de seleccionar clientes. Pero quizás pensando en el modelo de consultoría que se ha montado tiene mucha coherencia. Es una consultora que trabaja casi full time con sus clientes: les asesora en la toma de decisiones estratégicas, sustituye y toma decisiones por sus directivos en reuniones clave a las que ellos no puedan asistir… Un trabajo codo con codo con personas que han creado su empresa y deben aceptar los consejos de alguien externo. De hecho, me decía que tampoco tiene entre sus clientes al clásico empresario que gestiona su empresa en plan familiar y quiere hacerlo todo, porque no suelen aceptar consejos de nadie sobre cómo dirigir “su empresa”.

Es una forma de hacer clientes, poco ortodoxa, pero parece que a ellos les funciona. Hay que decir también que dedicando tanta atención a cada cliente, no pueden abarcar mucho si quieren mantener la calidad. Quizás ahí está otra de las claves para ser tan selectivos sobre quiénes van a trabajar con ellos.

Estamos acostumbrados a frases del tipo “cómo caerle bien a tu cliente”; nunca al revés. Pero está claro que si tienes un negocio que va bien, ¿por qué vas a amargarte la vida con un cliente antipático? Seguro que al final tampoco termina siendo rentable: si no hay feeling, te hará trabajar el doble.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Pilar Alcázar

5 Comentarios Añade un comentario

  • 1. miguel galve  |  14 de junio de 2008 a las 13:05

    ¿trabajarías con un cliente que no te cae bien? Es el sector servicios B2B directos y muy personales, no.

  • 2. Rafael R. López  |  14 de junio de 2008 a las 13:24

    En el caso que comentas y tratandose de una consultora imagino que lo importante es llegar a entender al cliente para poder asesorarle correctamente ¿es posible entender a alguien y que te caiga mal?

  • 3. marcelo da cunha  |  16 de junio de 2008 a las 6:33

    Totalmente de acuerdo, en nuestra consultora tenemos un periodo de prueba para el cliente. cuando este nos pregunta que pasa si nosotros no somos lo que el buscaba, le respondo que es mas posible que nosotros le digamos eso antes, ya que buscamos relaciones a largo plazo, y si no somos compatibles, mejor cortar la relacion que no estar contentos. El trabajo diario nos define, y si trabajamos en algo que no nos gusta, no es vida.

    Saludos,

    Marcelo

  • 4. Bertrand  |  16 de junio de 2008 a las 18:51

    Ya claro, eso depende del segmento de público al que te diriges. Nosotros trabajamos en un museo y nos toca bregar con todo tipo de personas, te caigan bien o no. Que más quisiera yo que filtrar..

  • 5. Lola Sánchez  |  8 de octubre de 2008 a las 12:01

    Hola, yo trabajo como coach con emprendedores, y desde luego que no podría trabajar con nadie on la que no establezca una buena empatía, pues es una relación muy especial, y si no es mútuo, el proceso no puede funcionar.
    Por eso, en coaching, se mantiene sesiones de prueba, totalmente gratuitas para ver si tanto el cliente como el coach se sientes cómodos con la relación.
    Un saludo,
    Lola Sánchez
    http://www.ideacoaching.es

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


− 5 = cero

Siga los comentarios en RSS