19/junio/2008

Web 100% accesible… no lo decimos nosotros, lo dice la ONCE

Hay muchas ideas de negocio que te contamos en la revista que (snif, snif) quedan en el limbo, sin que nadie (snif, snif) apueste por ellas. Los que seguís este blog, ya sabéis que hay algunas que, sinceramente, me da (snif, snif) pena que duerman el sueño de los justos. La accesibilidad web -agencias de diseño on line y empresas de marketing- es una de esas ideas que habían caído en el olvido y por la que merece la pena luchar. Cuál sería mi sorpresa cuando la semana pasada el vicepresidente primero de la Fundación ONCE, Alberto Durán, instó a las empresas a hacer accesibles sus páginas web “no por imperativo legal, sino como oportunidad de negocio con la que diferenciarse en el mercado y así llegar a u colectivo numeroso de clientes potenciales”.

Menos de un 7% de las grandes empresas españolas cumple ahora mismo con los estándares mínimos de accesibilidad en la Red. O lo que es lo mismo: el 93% de las empresas deja de lado uno de los nichos de consumidores más fieles que van a poder encontrar. Hay oportunidades de negocio no sólo para empresas que se comuniquen de tú a tú con clientes dispacidad, sino también para agencias de diseño Web y empresas de marketing que, precisamente, adapten compañías y campañas a la Red.

Teclado
Está claro que Internet no es accesible para todos. Aunque se continúa hablando de igualdad de oportunidades, en Internet se sigue discriminando a las personas con discapacidades visuales, y esta situación deja la puerta abierta a negocios capaces de poner al día a las empresas. Según un reciente estudio Fundación Empresa y Sociedad, sólo 5 de las 75 principales empresas españoles cumple los requisitos mínimos que marca la ley para acceder a la web.

“En el campo del marketing, los discapacitados son una de las clientelas más fieles que existen”, explica Eugenio de Andrés, socio director de la consultora de marketing Tatum. “Una vez encuentran alguna entidad, ‘off line’ y ‘on line’, que entiende su problemática confiarán en ella”, añade.

“Al margen de un requisito ético, debería constituir también un objetivo del departamento de marketing”, apunta De Andrés.

De la misma manera que una compañía tiene una versión en inglés, debería tener, y con más motivo, una versión para personas con discapacidades visuales.

Y resulta toda una ironía que los principales buscadores, como Google o Yahoo, lean las páginas de la misma forma en que lo haría una persona con discapacidad visual. Y ahí va otro dato: si se tiene en cuenta que más del 80% de las visitas a una web llegan a través de los buscadores, adaptar una web no es sólo un argumento ético, sino también una exigencia comercial… con nombre y apellidos.

Si te interesa el negocio, echa un vistazo al artículo que publicamos hace un año.

Y si te animas, no dudes en llamarnos para contarnos cómo estás montando tu empresa.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Rafael Galán

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


ocho − 7 =

Siga los comentarios en RSS