22/agosto/2008

Más negocios para escrupulosos

Hoy voy al grano directamente, que la idea de negocio lo merece. Un water de cartón portátil por veinticuatro euros (aprox.). Se podrían hacer muchos juegos de palabras sobre éste producto (de hecho, ya los hemos hecho en la redacción)… pero voy a huir de todos ellos. Porque, en el fondo, no es tan mala idea. Sobre todo para ese colectivo de consumidores que somos asquerosamente escrupulosos (un nicho de negocio ‘dormido’… pero ya despertaremos, ya). No sé cuántos de vosotros asistís a festivales de música, pero los que seáis escrupulosos y os guste recorrer la geografía musical ya os hacéis una idea de lo que quiero decir: cualquier cosa está más limpia que los lavabos públicos. Eso sí, si no sois escrupulosos diréis que no hace falta. Si lo sois, a lo mejor hasta os interesa llevároslo a la oficina.

water_carton.jpg
Como todo en esta vida empresarial, es cuestión de dar con el consumidor acertado. ¿Va a ser este negocio el negocio del siglo? Pues no tiene pinta. ¿Tiene posibilidades de tener éxito? Pues sí (si consiguen darse a conocer). De momento, la tienda es únicamente on line. Junto a la estructura de cartón, se requieren también bolsas (estas sí) desechables -que, por decirlo finamente, es donde se deposita el contenido-. Como el producto va plegado la gestión de stocks y la logística de envío no es ni cara, ni complicada, y al depender de bolsas, le puedes seguir vendiendo al consumidor (porque para esto las bolsas del Carrefour no valen).

No es la primera vez que hablamos de muebles de cartón. De momento la producción se limita a oficinas y a los salones de casa (estanterías, sillones, sillas…) y al diseño, pero ¿no se podría pensar también para usos prácticos?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Rafael Galán

2 Comentarios Añade un comentario

  • 1. Nati  |  3 de septiembre de 2008 a las 13:37

    No entiendo que haya gente que se siga dedicando al periodismo en lugar de emprender, la verdad. Todo es hacer un croquis y llegar a un acuerdo con una imprenta…

  • 2. artnek  |  3 de septiembre de 2008 a las 22:12

    No está mal la idea, me recuerda a ese que inventó tiendas de campaña desechables para conciertos y cosas así.

    original y de nicho.

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


cinco + = 13

Siga los comentarios en RSS