4/septiembre/2008

En Internet también se cometen "errores de imprenta"

“Ofertas válidas salvo error tipográfico o error de imprenta”. Seguro que te suena haber leído esta aclaración en montones de folletos. Y eso que solía estar en el lugar más recóndito y la letra más minúscula. Se refería y hablo en pasado porque ya no es legal colocar esta advertencia, a que los precios podían ser diferentes de los anunciados en el caso de que el editor o la imprenta hubieran cometido un error.

La tradicional picaresca española acabó con esta leyenda, ya que algunas tiendas aprovechaban para anunciar, por ejemplo, un fabuloso televisor de 42 pulgadas por tan sólo 159 euros y cuando los consumidores atraídos por el cebo llegaban al establecimiento se encontraban con que “había resultado un error tipográfico” y el aparato costaba mucho más. “Total, ya que me he desplazado hasta el quinto pino y tenía pensado comprarlo, me lo llevo”, pensaban algunos.

Lo siguiente fue ofertar productos a precios muy llamativos… ¡pero sólo unas pocas unidades! Aquí la leyenda para curarse en salud que se empleaba era: “Oferta válida hasta agotar existencias”. Siguiendo con el ejemplo anterior, una cadena de electrodomésticos famosa por sus precios agresivos podía anunciar un fabuloso televisor de 42 pulgadas por tan sólo 159 euros. En este caso sólo los 5 clientes más madrugadores podían hacerse con el chollo, pero ¿qué ocurría con los cientos e incluso miles de clientes que acudían a continuación y se encontraban con las existencias agotadas? Pues que un buen porcentaje acababa pasando por caja con otro modelo más caro.

De nuevo la Ley apoyó al consumidor exigiendo que en caso de que se agote el producto anunciado en el folleto, el comerciante garantice adquirirlo al mismo precio cuando reciba más stock o, si no es posible, ofrezca un producto de similares características o similares. Es decir, otro televisor con las mismas pulgadas… o más, por ejemplo.

También da la opción de que se especifique el número de unidades disponibles. Así el cliente puede valorar si anunciando, por ejemplo, sólo 10 unidades le conviene desplazarse 45 kilómetros teniendo en cuenta que la oferta comenzó hace una semana.

Tras esta introducción, que reconozco que me ha quedado un poco larga, paso a hablar de la versión puntocom de este tema. Es decir, ¿qué ocurre cuando es una tienda on line la que comete un “error de imprenta”?

Los efectos pueden ser debastadores por la inmediatez propia de este canal, lo que supone un arma de doble filo. Veamos varios ejemplos reales:

  • camara.jpgCámaras digitales a menos de 30 euros. Hace unos meses El Corte Inglés puso a la venta en su división de venta a distancia una cámara digital, la Olympus C-505, por 29,95€. En esos momentos su precio oscilaba entre 150-200€, por lo que era una auténtica ganga. A alguien se le ocurrió comentarlo en un foro que tiene mucha actividad y en apenas unas horas la tienda on line de estos grandes almacenes registraron más de 1.000 pedidos. Al final no tenían tanto stock, así que tuvieron que entregarle a sus clientes otra cámara de características superiores.
  • Portátiles a 90 euros. Este verano Dell, un fabricante de ordenadores que comercializa sus productos por Internet, ofertó portátiles a 140 dólares (unos 90 euros al cambio) en Chile. Cuando la empresa se percató del error ya tenía 4.000 pedidos ya pagados y a la espera de ser gestionados. Una semana después Dell comunicó que se negaba a vender la mercancía a ese precio. Los afectados no se conformaron y presentaron más de 2.500 denuncias contra la compañía.

LG KU380

  • Móviles gratis. El último caso de este tipo es de hace unos días. A finales de agosto la tienda on line de Vodafone “vende” packs prepago LG KU380 a 0 euros. La oferta se propaga como la pólvora en foros de Internet. Cientos de clientes recibieron un e-mail confirmándoles la “compra”, pero la operadora no parece estar dispuesta a entregar los pedidos (aunque hasta el momento Vodafone ha declinado hacer declaraciones al respecto). La organización de consumidores Facua ya ha tomado cartas en el asunto y los afectados se están organizando por Internet para presentar una reclamación masiva.

Conclusión: si gestionas una tienda on line, extrema las precauciones a la hora de poner una oferta y controla el stock de modo que cuando se agote los clientes no puedan seguir solicitando el producto.

Actualización (11/09/09):

Vodafone ha reconocido que el precio de 0€ fue un error técnico de su tienda on line, pero que entregará los pedidos. Sin embargo, los limitará a una unidad por persona (las condiciones generales indican que se pueden solicitar hasta tres) y que la entrega no será inmediata por cuestiones de stock (aseguran no tener suficientes y los irán sirviendo por orden).

Por su parte, Dell ha vuelto a cometer un error similar al del ejemplo que puse y ha vuelto a asegurar que no entregará el material al precio ofertado. Esta vez fue en Chile. Puso a la venta ordenadores Inspiron 530 a 16.475 pesos, que aunque parece una barbaridad, en realidad son apenas 33 dólares.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Otros blogueros

6 Comentarios Añade un comentario

  • 1. Francisco Plaza  |  11 de septiembre de 2008 a las 9:28

    Me ha gustado mucho tu post porque contiene muchos ejemplos y todos bastante actuales.

    Afortunadamente no me he visto afectado en ninguno de estos casos, pero me parece que las compañías deberían apechugar con las consecuencias en todos los casos. Bien por El Corte Inglés y Vodafone (aunque con algunos peros), pero a los de Dell ya les vale cometer varias veces el mismo error en poco tiempo y después cancelar las compras.

  • 2. Susana López  |  11 de septiembre de 2008 a las 12:57

    Francisco, todos nos equivocamos y estas tiendas on line, también. Así que yo creo que están en su derecho de anular los pedidos erróneos como ha hecho Dell.

    Además, a eso se une la picaresca de los consumidores. La inmensa mayoría (por no decir todos) saben perfectamente que se trata de un error y encargan decenas (e incluso cientos) de productos para después revenderlos a su precio habitual.

    No se deben consentir estos abusos.

  • 3. Alejandro  |  28 de septiembre de 2008 a las 2:11

    Yo hoy mismo he tenido la casualidad de encontrarme con un error tipográfico. En una página de internet de electrónica (http://www.blauden.com/) habia un auricular bluetooth por 0,0 € (a las pocas horas ya no estaba ese producto en catálogo) Intente comprar muchos, pero me decia que el pedido mínimo es de 10 €, así que he comprado 100 de esos productos( para mis a migos y familiares) y otro a 15 €. El pedido está pagado y tramitado, y tengo la confirmación en mi email, y la factura de compra. Que pasará ahora, donde reclamo que me los entreguen?????

    Ayuda gracias.!!

  • 4. Jose Antonio Tercero  |  29 de septiembre de 2008 a las 14:09

    Hola Alejandro,

    Gracias por tu comentario. Ya nos contarás qué es lo que pasa con tu “pedido”. Supongo que lo cancelarán y te devolverán los 15€ que has pagado.

    Al haber solicitado tanta cantidad (100 unidades) alegarán que has actuado de mala fe, por lo que una denuncia tiene pocas posibilidades de prosperar.

    Pero esto es sólo es mi opinión…

    Saludos.

  • 5. Alvaro  |  2 de septiembre de 2011 a las 16:47

    Hola:

    He leido el post, y yo tengo un caso similar.

    Hace unos días me metí en una página en internet de ropa de moto, para echar un ojo al precio de unas botas, cual es mi sorpresa que veo un modelo a 0,00 euros mas 6,95 euros de gastos de envio, y pienso bueno, pruebo y me compro un par haber si no me salta otro precio. Pues efectivamente, unas botas bien majas a 6,95.
    Mas tarde, recibo un correo de esta tienda, y me dicen que se han equivocado con el precio y que si quiero pagar el importe “real” de las botas o que me devuelven el importe de los gastos. Yo les he contestado que yo he comprado por ese importe y ellos dicen que se acogen a un error informático y que hay una clausula en el contrato de venta que les exime de mandarme el producto.¿ Podría seguir reclamando mi compra?.
    UNn saludo y gracias.

  • 6. MIguel  |  6 de febrero de 2013 a las 19:52

    Aquí todo el mundo se piensa que son todo publicidades engañosas de los concesionarios de coches o de las empresas de telefonía… pero pensad en que teneis un pequeño comercio, que hay a patadas online…. y en un producto de 1000€ alguien se equivoca y le quita un 0… y se queda en 100€ o os lo pongo mas facil… un producto de 100€ que por un error tipográfico se marca 10€… el “listillo” compra 10 o 100 por hacer negocio… y ya le han jodido 100 o 1000€… tiene que trabajar ese mes gratis por esa tonteria???

    Al final la solución es “se ha agotado el stock” y a a tomar por culo los folloneros.

    UN POCO DE SENTIDO COMÚN

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


uno + = 6

Siga los comentarios en RSS