Archivo de Abril, 2011

29/Abril/2011

"No tienes más remedio que adaptarte al mercado"

En el número de junio de la revista, hemos preguntado a quince emprendedores qué reflexiones llevaron ellos a cabo para determinar si su idea de negocio, ese proyecto que tenían en la cabeza desde hacía tiempo y que les quitaba el sueño, era o no viable. En el reportaje contamos caso por caso sus reflexiones individuales (la suma de ellas es el conjunto de preguntas que te tendrías que estar haciendo tú ahora mismo si quieres poner en marcha una empresa), pero es cierto que nos hemos encontrado con un mínimo común denominador: una cosa es lo que planteas sobre el papel y otra, la verdadera cara del mercado cuando sales a vender y que te obliga a sofisticar tu idea de negocio y, en algunos casos, a darle un giro de 180º a tu empresa. De ahí que algunos de los emprendedores que hemos entrevistado recomienden tratar de vender antes de saltar al mercado o de sacar los productos al 80% -no al 100%-.

Los planes de negocio tienen defensores y detractores (en la revista, qué le vamos a hacer, somos defensores de un análisis de mercado, de un cálculo de viabilidad financiera, de una estrategia de ventas, que no de los planes de negocio encuadernados). Es un eterno debate. Depende de con quién hables te va a decir una cosa u otra (nosotros te vamos a decir que lo hagas, pero que tengas cuidado porque el papel lo aguanta todo), pero lo que es innegable es que hay que hacer una reflexión sobre el negocio en papel, analizar cómo vas a vender; estudiar cómo compran tus consumidores, cómo va a ser tu estrategia de ventas, cómo es tu competencia (que siempre hay competencia, aunque sea indirecta); calcular la viabilidad financiera (cuánto tienes que ingresar para ser rentable, cuál es tu punto de equilibrio para poder fijar los precios…), para darte cuenta de que hay que incurrir en cuantos menos gastos fijos, mejor (algo que, desafortunadamente, no todos los emprendedores tienen claro); reflexionar sobre los plazos de cobros y pagos…

Toda esta información te ayuda a prever el corto plazo. Otra cosa es el medio y largo plazo. Y ahí está el principal argumento de los detractores de los planes de negocio: es imposible prever lo que va a hacer el mercado, así que no merece la pena.

Está claro, aseguran los emprendedores que hemos consultado (y en eso coincidimos), que resulta complicado sin estar en el mercado realizar previsiones a largo plazo. Como apuntaba Laura Martínez del Pozo, fundadora de Peseta (tienda off y on line de accesorios), cuando la entrevistamos:

“Antes trataba de hacer planes a larguísimo plazo, pero me he dado cuenta con el tiempo de que no tiene mucho sentido. Todo cambia. El mercado cambia. No tienes capacidad para hacer planes a largo y, a la hora de la verdad, poder ejecutarlos bien. Tienes que vivir con lo que hay. A veces te vuelves muy loco pensando en el futuro y se te olvida el día a día. Y, al final, tienes que hacerlo bien en el día a día, y así garantizas que tu futuro va a ir bien”.

“Sí puedo pensar en el medio plazo, pero con inversiones más pequeñas. Vale, me interesa esta línea de productos que sé que no tienen mucho tirón, pero que a mi me gustan mucho y que confío en que serán rentables en tres años. Pero sé que invierto trabajo y tiempo, pero no dinero”.

Y tiene razón. Te puedes encontrar con que tus tiempos pueden no ser los del mercado y no tienes más remedio que adaptarte. Luis Monserrate, uno de los fundadores de Homing (tienda on line de muebles y decoración), nos contaba en la entrevista:

“Al final no tienes más remedio que ir adaptándote constantemente a la realidad, al calendario del mercado, al de los usuarios. Aunque nuestra idea nació con un enfoque orientado hacia el 3D, nos dimos cuenta de la necesidad de reorientar: vimos que teníamos que darle muchísima cobertura, sobre todo en el corto plazo, a la tienda on line, ofreciendo el 3D como un servicio de valor añadido. Nos encontramos con que muy pocos fabricantes tenían información suficientemente cualificada en cuanto a medidas, información y desarrollo de productos en 3D como para tener una incorporación fácil al 3D. Y eso no lo podíamos prever, o, al menos, no lo habíamos previsto, en el plan de negocio”.

Pero, ¿qué ocurre? Que una cosa es tener que cambiar tus previsiones y otra tener que empezar de cero. Habrá cosas que tendrás que retocar y cosas que funcionarán, pero si eres previsor y has reflexionado sobre tu negocio, te resultará más fácil tomar decisiones sobre el nuevo rumbo de tu empresa que si no lo has hecho. Y eso se traduce en tiempo. Y el tiempo en coste de oportunidad, en dinero…


  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

28/Abril/2011

La franquicia se mueve… es más transparente

La franquicia es uno de los mejores termómetros de la economía, al tener presencia en prácticamente todas las actividades comerciales. Los datos de 2010 (recién publicados) nos ofrecen una fotografía que invita a un moderado optimismo: hay más cadenas y se factura sólo un 0,2% menos, a pesar de que el número total de establecimientos ha caído un 1,2% respecto a 2009. Son datos que recogemos en el especial 150 Franquicias que se pone hoy a la venta conjuntamente con la revista Emprendedores.

Analizando este último dato, cabría pensar que las franquicias ganan en eficiencia (más facturación con menos establecimientos), aunque en realidad es también consecuencia de la reconversión que todavía están sufriendo las cadenas de franquicias determinados sectores más afectados por la crisis: inmobiliarias, agencias de viajes y financieras.

Por contra, las franquicias relacionadas con servicios especializados y las de restauración y salud han demostrado una gran solidez y consiguen sostener el sector.

El sistema demuestra dinamismo en varias áreas fundamentales: En el concepto de negocio, con nuevas enseñas y también en el servicio al franquiciado, al desarrollarse multitud de acuerdos con entidades financieras para hacer más accesible la entrada a los candidatos. Además, se observa que las cadenas de franquicia están realizando un esfuerzo por reducir la inversión mínima y por escoger fórmulas más imaginativas para diferenciarse (aquí hay que reconocer que algunas empresas no lo consiguen)…

Uno de los avances que más nos ha llamado la atención es el claro aumento de la transparencia: ahora es más fácil conseguir información fiable y de calidad de las franquiciadoras, algo que mejorará la confianza y las posibilidades de hacer buenos negocios.

Y es que no debemos olvidar la naturaleza elemental del contrato de franquicia: dos empresarios que se ponen de acuerdo en trabajar juntos bajo la misma marca. Y para hacerlo, nada mejor que la confianza y la honestidad. Un rasgo, este último, que sólo una de las franquicias seleccionadas destaca de forma expresa en el perfil del candidato que busca. Resulta bastante curioso, ¿Verdad?

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

27/Abril/2011

La familia es la economía sumergida del emprendedor

Muchos emprendedores que entrevistamos para la revista nos cuentan que lo más difícil para lanzar su proyecto fue convencer a sus parejas o a sus familias. Es muy común que nos cuenten que les llamaron locos cuando llegaron un buen día por casa con ese entusiasmo casi pueril del que acaba de ver clara una nueva idea de negocio.

Por eso me ha llamado la atención la encuesta publicada hoy por Iniciador (‘Observatorio del Clima Emprendedor 2011’) en la que se dice que el 43% de los emprendedores consideran a su familia como la principal fuente de apoyo en el éxito de sus emprendimientos. No dicen si se trata de un apoyo moral o también hay euros de por medio, que es lo más probable. La única explicación lógica que se me ocurre a este contrasentido es, al mismo tiempo, la más humana: que criticamos a nuestra familia, pero que nadie se meta con ella…

Observatorio de Clima Emprendedor 2011

Una interpretación razonable sería que nuestros allegados nos tratan de frenar en el proyecto emprendedor, pero que al no lograrlo se suben al barco con determinación. Eso explicaría la importancia que tienen los inversores informales en la creación de nuevas empresas. Si hacemos caso al último informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM), el 3,24% de la población activa ha puesto dinero en un negocio que no es suyo el último año… ¡¡eso son más de 600.000 inversores informales!!

Un dato muy difícil de creer, pero que si es certero debería llevar a la reflexión sobre un cambio legal/fiscal para que las aportaciones familiares no estén en el actual ‘limbo’ en el que se encuentran.

Hoy por hoy, lo más común es que los préstamos para emprender sean de cantidades muy pequeñas y sin mediar ningún tipo de documento formal. El miedo al fisco es el motivo real de esta actitud y, en realidad, no tiene mucho sentido. Los préstamos entre familiares para la creación de una empresa están exentos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), y la única tributación es por los intereses cobrados por quien presta, que tienen exactamente la misma fiscalidad que los rendimientos recibidos por un producto bancario…

En un reportaje del próximo número de la revista Emprendedores, analizamos cómo organizar de manera eficiente los préstamos entre familiares para crear empresas. Las personas han firmado contratos privados para este tipo de préstamos nos cuentan que ha sido una enorme ventaja: al final se recogen ciertas reglas que ahorran una gran cantidad de tensiones entre las partes.

Quizá es momento de empezar a aflorar también esta economía sumergida. Parece que sólo traería ventajas.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 Comentarios

14/Abril/2011

Una nueva oportunidad: Los emprendedores sin idea

Cada vez hay más agentes que están haciendo un esfuerzo en apoyar al emprendedor. Instituciones como agencias de desarrollo regional y/o local, entidades financieras, universidades, escuelas de negocios, cámaras de comercio, asociaciones patronales de todos los colores… organizan eventos, tienen líneas de apoyo, asesoramiento y formación. Buena noticia. A ver si entre todos vamos empujando el movimiento emprendedor hasta que se convierta en el motor que está necesitando la sociedad (y la economía).

Es muy común que las instituciones apoyen al emprendedor a convertir su idea de negocio en realidad, pero ¿Qué ocurre con las personas que tienen ganas de emprender, pero no saben en qué proyecto? Son los emprendedores sin idea; no confundir con los emprendedores que no tienen ni idea, que esos por suerte, escasean mucho…

En esta línea, he visto últimamente un par de iniciativas que me han llamado la atención.

La primera, Esade convoca un evento, el Innovation Speed Dating, en el que busca ‘casar’ a innovadores e inventores que tienen una idea y que necesitan desarrollar un buen plan de negocio y los alumnos de la escuela de negocios, que están obligados a desarrollar un business plan y que prefieren hacerlo con una idea nueva y real. De ahí pueden salir proyectos que se conviertan en realidad palpable.

La segunda, son los encuentros que están desarrollando en la red de innovadores sociales HUB Madrid. De sus 400 miembros activos, sólo 80 han puesto en marcha ya su negocio; el resto busca inspiración en esta comunidad o, por qué no, ponerse a trabajar en algún proyecto en desarrollo por otro emprendedor.

Son dos vías distintas para lograr el objetivo de potenciar el espíritu emprendedor y la salida empresarial a gente preparada para ello pero que no tiene, necesariamente, que ser una persona imaginativa a la hora de localizar la oportunidad.

Los emprendedores sin idea también tienen mucho que aportar

 

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 Comentarios

12/Abril/2011

Cómo saber si tu idea es viable

Estamos cerrando ya el número de mayo de la revista Emprendedores. Nuestra portada trata de responder a la gran cuestión que nos plantean la mayoría de los emprendedores que nos escriben o nos llaman: ¿Cómo saber si mi idea es viable?

En lugar de buscar sesudos estudios e informes sobre este asunto, hemos preferido preguntar a emprendedores reales cómo validaron ellos sus ideas de negocio… Muy interesante ver en qué se equivocaron y cómo pudieron afinar sus estrategias.

En general, hemos visto que hay que prestar especial atención al fondo de maniobra, a la planificación financiera real (teniendo en cuenta cuándo pagas y cuándo cobras, a no confundir ingresos con cobros y a analizar muy bien la estructura del mercado, cómo es el cliente y por qué nos va a comprar a nosotros…

Además, en este número, publicamos también nuestro anuario de franquicias, con un análisis exhaustivo de las 150 oportunidades más potentes del sector… ¿Te lo vas a perder?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

7/Abril/2011

Pon este cartel en tu empresa: "Se necesitan clientes"

Hace unos años, mi amigo y compañero José Hermida me contó que en el escaparate de una zapatería de Miraflores de la Sierra (Madrid) vio un cartel que decía: “Se necesitan clientes”. Más gráfico no se puede ser, más sensato tampoco.

Llego ahora a la redacción de la revista Emprendedores después de participar como moderador y presentador del acto de entrega de los V Premios Emprendedor XXI de ‘la Caixa’, un certamen destinado a distinguir a las empresas innovadoras y de rápido crecimiento, que se está consolidando a pasos agigantados.

En la mesa redonda de debate, han participado Angel María Herrera, de Bubok; Fernando Encinar, de Idealista y Alejandro Fernández Luengo, de Marco Aldany. Hemos hablado sobre emprendimiento e innovación. Se ha dejado claro de nuevo que la idea de negocio no es lo más importante, lo diferencial es cómo la llevas a cabo. También hemos reflexionado, entre otras cosas, sobre dónde pueden estar las oportunidades de negocio y se ha hablado del móvil, la educación, la sanidad y el comercio electrónico en general.

A mi juicio, el ‘momentazo’ del debate ha llegado cuando Angel María Herrera y Fernando Encinar se han mostrado de acuerdo en que ahora hay todavía muchas empresas ‘puntocom’ que están mucho más focalizadas en ganar tráfico que en ser sólidas comercialmente. El fundador de Bubok (y de Iniciador) dice que “veo muchas empresas nuevas a las que les falta mentalidad de ventas. Por eso es bueno que haya un socio puramente financiero que te exija resultados reales contantes y sonantes”.

Parece mentira que todavía haya, en 2011 y con la que está cayendo, que concienciar a las empresas para que se orienten a la venta… con su pragmatismo habitual, Alejandro Fernández Luengo, de Marco Aldany remata la cuestión: “Las empresas deben facturar y, no lo olvidemos, también cobrar lo que facturan”.

Las modas y las burbujas a veces tienen la consecuencia no deseada de que los promotores de empresa se focalizan más en cosas más aparentes, pero menos sustanciales: como los folowers en twitter o los fans de Facebook; más que en las ventas o en la ‘monetización’ de sus proyectos. Por cierto, deberíamos acuñar el término ‘billetización’ que es más aparente.

Ya lo sabes, si vas a montar tu start up, no lo dudes, pon en el escaparate “Se necesitan clientes”. Y si quieres redondear la petición: “Y que sean buenos”.

En la imagen, Alejandro Fernández Lueng, Alejandro Vesga, Fernando Encinar y Angel María Herrera.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

5/Abril/2011

El fracaso está mal visto, hasta para quienes nos quieren

Acabo de llegar a la redacción después de acudir al homenaje del Ayuntamiento de Madrid a emprendedores madrileños, dentro de los actos de Emprende en Madrid que se desarrollan durante toda esta semana.

El acto ha sido sencillo y multitudinario al mismo tiempo: los emprendedores honenajeados han sido Zarin Dentzel (Tuenti), Gustavo García Brusilowsky (BuyVip), Carlota Mateos (Rusticae), Kike Sarasola (RoomMate) y Clemente Cebrián (El Ganso), todos acompañados por el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón han desarrollado un debate sobre emprendimiento.

Han hablado de muchas cosas, pero una me ha llamado especialmente la atención. Se ha vuelto a hablar de la poca tolerancia que hay al fracaso empresarial en la cultura española. Kike Sarasola ha lanzado la reflexión diciendo que en “Estados Unidos es común que los emprendedores cuenten sin miedo que han fracasado previamente, algo impensable en España y que hay que empezar a romper”. Para predicar con el ejemplo el propio Sarasola ha remarcado que para llegar al éxito de RoomMate, primero ha fracasado en tres emprendimientos anteriores.

La intervención de Carlota Mateos ha sido radical y ha aportado mucho: “Aunque parezca mentira quienes tienen menos tolerancia al fracaso son precisamente las personas de nuestro entorno más cercano. Nuestras propias familias y amigos son los primeros en llamarnos locos cuando nos decidimos a emprender y luego pueden llegar a ser los más severos si las cosas nos van mal”, ha comentado.

Aunque el emprendimiento se está abriendo camino con fuerza, tanto en Madrid como en toda España, es verdad que nos falta un cierto salto cultural. Tenemos que aceptar que el riesgo en consustancial a la vida y que las personas que toman la iniciativa pueden estar algo más expuestas a los fracasos, pero también al éxito, también al progreso.

Llevo, sin saberlo, mucho tiempo de acuerdo con Carlota. Después de tantos años de experiencia tratando con emprendedores desde la revista, es demasiado común escuchar quejas sobre los frenos de las parejas, familias y amigos. Frenos antes y reprimendas después, según apunta la fundadora de Rusticae…

Esto hay que cambiarlo ya.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario