14/abril/2011

Una nueva oportunidad: Los emprendedores sin idea

Cada vez hay más agentes que están haciendo un esfuerzo en apoyar al emprendedor. Instituciones como agencias de desarrollo regional y/o local, entidades financieras, universidades, escuelas de negocios, cámaras de comercio, asociaciones patronales de todos los colores… organizan eventos, tienen líneas de apoyo, asesoramiento y formación. Buena noticia. A ver si entre todos vamos empujando el movimiento emprendedor hasta que se convierta en el motor que está necesitando la sociedad (y la economía).

Es muy común que las instituciones apoyen al emprendedor a convertir su idea de negocio en realidad, pero ¿Qué ocurre con las personas que tienen ganas de emprender, pero no saben en qué proyecto? Son los emprendedores sin idea; no confundir con los emprendedores que no tienen ni idea, que esos por suerte, escasean mucho…

En esta línea, he visto últimamente un par de iniciativas que me han llamado la atención.

La primera, Esade convoca un evento, el Innovation Speed Dating, en el que busca ‘casar’ a innovadores e inventores que tienen una idea y que necesitan desarrollar un buen plan de negocio y los alumnos de la escuela de negocios, que están obligados a desarrollar un business plan y que prefieren hacerlo con una idea nueva y real. De ahí pueden salir proyectos que se conviertan en realidad palpable.

La segunda, son los encuentros que están desarrollando en la red de innovadores sociales HUB Madrid. De sus 400 miembros activos, sólo 80 han puesto en marcha ya su negocio; el resto busca inspiración en esta comunidad o, por qué no, ponerse a trabajar en algún proyecto en desarrollo por otro emprendedor.

Son dos vías distintas para lograr el objetivo de potenciar el espíritu emprendedor y la salida empresarial a gente preparada para ello pero que no tiene, necesariamente, que ser una persona imaginativa a la hora de localizar la oportunidad.

Los emprendedores sin idea también tienen mucho que aportar

 

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Alejandro Vesga

4 Comentarios Añade un comentario

  • 1. Alkis  |  14 de abril de 2011 a las 12:59

    es exactamente lo que esta pasando a mi! sin ideas..bien dicho xD

  • 2. Miguel Ángel Muñoz Viejo  |  27 de abril de 2011 a las 17:04

    Yo si tengo una idea, no es novedosa y no se desarrolla en un mercado precisamente a la alza, pero yo creo que hay dos tipos de emprendedores, los que buscan una idea innovadora y una oportunidad del mercado y la explotan, y los que cogen algo que les gusta y buscan la forma de sacarlo a delante. Yo pertenezco a los segundos. Tengo formación en el campo de la edificación y la delineación que se encuentra sumergido completamente en la crisis, y quiero desarrollar un negocio en este campo. Se trata concretamente de un estudio de diseño y proyectos, que abarca diversos campos: paisajismo, construcción, ingeniería, interiores y comercio; realizando labores de delineación, diseño, redacción de documentos, mediciones y presupuestos, etc. Pretendo una empresa moderna, joven, basada en las nuevas tecnologías, pero mi problema es el comienzo. Soy un chico joven, de 23 años y me resulta un poco complicado hacer frente a algo tan sencillo como el primer paso: convertirse en autónomo, por el hecho de tener que pagar la mensualidad. Por lo demás no suelo tener problemas para desenvolverme, pero tengo una duda: ¿debería empezar yo sólo encargándome de todo: trabajo, desarrollo comercial, contabilidad, estrategias financieras, etc; o debería hacerme con un pequeño equipo (un comercial y un administrador), para empezar?
    Felicidades por el blog y gracias por su tiempo. Un saludo.

  • 3. natty  |  9 de mayo de 2011 a las 18:00

    Yo tengo una idea brillante.Pero mi problema esta en como conseguir financiamiento ya que los bancos tienden a cerrar cada vez más el grifo.
    Si alguién tiene idea de como tener financiamiento,que me la deje aquí.gracias.

  • 4. Jose Antonio Romero  |  13 de mayo de 2011 a las 16:15

    Los bancos si presentas un buen proyecto te lo financian bien sea directamente, através de sus fondos de inversión, desviandote a inversores o capitral riesgo, instituciones o incluso como socios.

    Pero si es proyecto es de pequeña dimensión como en la mayoría de los casos y no ofrece rentabilidad salvo las rentas salariales que puede generar pues pedirán avales y garantías.

    Hay que tener en cuenta que los pequeños negocios tienen una mortandar muy elevada. Muchas veces hay ilusión pero el conocimiento del emprendedor no es suficiente para desarrollarlo. Así que si el modelo de negocio no entra en los parámetros que el banco considera viable la financiación queda relegada al crédto personal u otros créditos especializados para la puesta en marcha de pequeños negocios.

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


cinco − 3 =

Siga los comentarios en RSS