24/mayo/2011

Me va bien, lo siento mucho

En las últimas semanas he hablado con muchos empresarios de distintos sectores y perfiles. He notado algo que a primera vista es muy chocante: la mayoría se quejan de crisis y de las dificultades que tienen que superar… y  a los que les va bien, sienten vergüenza en decirlo. ¡Vergüenza!

Los comentarios son del estilo de “cómo voy a decir que me va bien con la que está cayendo…” y poniendo excusas: “es que mi gran competidor se ha marchado de España”, “nuestro sector es menos vulnerable a las crisis…” etc.

La situación me recuerda aquella anécdota que me contaron hace años varios socios de la agrupación de empresarios de una provincia española con poco desarrollo de negocios (prefiero callarme cuál). Me contaron que uno de los socios había ganado mucho dinero (honradamente, por supuesto) y que se había comprado un coche deportivo. Lo guardaba en el garaje y lo sacaba sólo los fines de semana para ir a la sierra. De esa manera evitaba que le viesen en la ciudad con él…

Creo que nos está haciendo mucha falta un cambio de mentalidad respecto al éxito empresarial. A la mayoría de gente que le va bien es porque lo merece. Por que ha sabido aprovechar sus oportunidades y, desde luego, por que ha trabajado y arriesgado mucho. Nos hacen falta como el comer ejemplos de emprendedores (de todos los tamaños) que hayan tenido éxito. Si encima ha sido en crisis, mucho mejor.

Si te va bien, por favor, cuéntaselo a los demás y dales consejos sobre cómo hacerlo. Será mejor para todos…

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Alejandro Vesga

2 Comentarios Añade un comentario

  • 1. Lilia Fernanda  |  24 de mayo de 2011 a las 9:36

    Alejandro Vesga… comparto contigo esa necesidad de “compartir” experiecias de emprendedores exitosos,y más en círculos como este donde los lectores estamos ansiosos de la retroalimentacion de gente emprendedora….pero que me dices de la gente que está a nuestro alrededor que NO es emprendedora es más en corto la familia!! son los primeros en críticar, envidiar y alejarse de uno por que te fué bien!! (ojo no digo que todos)…pero en mi familia así sucedió….
    Saludos!!!

  • 2. Bruno Ortega  |  24 de mayo de 2011 a las 15:42

    Si, en realidad es muy curioso este diagnóstico que nos entregas, pero igual que en cualquier parte del mundo además de las creencias, están también los influencias, y en algunos casos las segundas son más fuertes, tal es el caso en que cuando el éxito te acompaña, pero te sientes señalado por estar aliado a un sector determinado, prefieres permaner perfil bajo para escapar al trago amargo de la sospecha del tráfico de influencias, sobretodo cuando en realidad no estas cobijado por el manto de un gobierno que maneja todo el dinero de un país. Ejemplos hay muchos..!

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


7 − = cinco

Siga los comentarios en RSS