Archivo de mayo, 2011

18/mayo/2011

Los chicos de Innovalley demuestran (otra vez) que 'lo sencillo' siempre funciona

Una característica de los mercados maduros es la continua carrera por ofrecer más y más innovaciones con las que atraer a consumidores hambrientos y sedientos de novedades. Ejemplos los hay por docenas. En alimentación, los estantes de los hipers están a rebosar con leches con soja, oligoelementos, omegas, calcios, etc. etc. etc. Se trata de una estrategia, como hemos visto, para llegar a distintos grupos de consumidores que aprecian cualquier cosa que suene o huela a innovación. ¡La innovación por la innnovación!

El sector tecnológico, en especial el de los móviles, es otro ejemplo paradigmático. Al móvil, un aparato que originalmente sólo servía para hablar, se le han ido sumando un montón de funciones que permiten hacer fotos, grabar vídeos, navegar por internet, etc. etc. etc.

 

Es la estrategia más generalizada en desarrollo de productos. Los productos se vuelven cada vez más complejos, lo que justifica casi siempre que a la vez sean más caros, que no más útiles. Pero no siempre es así porque hay empresas que triunfan siguiendo la estrategia contraria: la simplicidad, es decir, ofrecer al cliente un producto más sencillo y simplificar el producto. Que no nos mareen y que sean utilitarios. Hay muchas personas que sólo quieren el móvil para hablar, y no quieren grabar vídeos ni hacer fotos. Sólo hablar. Y si encima el producto, por no tener el resto de añadidos, es más barato, pues mejor que mejor.

 

Un buen ejemplo es Innovalley, una empresa a la que hemos dedicado un interesante reportaje en el último número de la revista Emprendedores. ¿Y qué es lo que fabrican estos emprendedores? Innovalley ha encontrado un nicho de futuro (y presente) en la ‘ropa inteligente’: zapatillas de deporte con GPS, bolsos con tela solar que recargan el teléfono móvil o sudaderas que muestran en el propio tejido cualquier información del teléfono, como la hora, la previsión del tiempo o la distancia recorrida.

 

Un caso de estudio porque aplican la mencionada ‘estrategia de la sencillez’ a un producto innovador y sofisticado. Xavier Verdaguer, principal impulsor del proyecto, Ariadna Mateu, Diego Paredes y José Luis Agell, tienen clara la filosofía de la firma: hacer la vida más sencilla al consumidor. Algo que aplican a todos sus inventos.

 

Por ejemplo, una línea de bolsos con tejido solar flexible que permite recargar dispositivos electrónicos: “Una parte del bolso está hecha con panel solar y tiene un cableado interno al que puede conectarse el iPhone o el iPad. Además de que cargan el iPhone en una hora, están pensados para cuadriplicar la duración de la batería del iPad”.

 

Y así todo. Hay que seguirle la pista a estos emprendedores porque tienen el éxito asegurado. ¡Lo sencillo siempre funciona!

 

Puedes leer el repor completo pinchando aquí.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

17/mayo/2011

Veinte consejos para vender más. Nueva portada de Emprendedores

Ya hemos acabado la portada del próximo número de la revista Emprendedores: 20 consejos para mejorar tus ventas. En tu quiosco (físico y virtual) a partir del próximo 27 de mayo.

¿Te gusta? Aún estamos a tiempo de admitir sugerencias…

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

16/mayo/2011

Que no se te olvide el fondo de maniobra

A la hora de echar cuentas para la financiación de su proyecto, los emprendedores no suelen contar con el fondo de maniobra. Es habitual observar cómo el emprendedor calcula sus necesidades financieras en base a la inversión necesaria para abrir su negocio, gastos de constitución, reforma de oficina, software, herramientas de trabajo, ordenadores… etc, calculan el coste y sobre eso calculan la financiación necesaria (propia y ajena).

Los expertos con los que hablamos nos comentan que este error suele suponer dificultades de última hora cuando se da cuenta de que deberá aportar más capital o solicitar un préstamo mayor o abrir una línea de crédito. Es necesario contar con una cantidad de dinero a mayores para la compra de materias primas y para soportar los gastos de la empresa hasta que esta genere ingresos (salarios, alquileres, comunicaciones…).

Esta cantidad de dinero y su porcentaje en relación con la inversión varía en función de la actividad: vamos, que no tiene nada que ver poner en marcha un local de hostelería, que previsiblemente recibirá ingresos desde el primer momento, que una consultora medioambiental, cuyos primeros clientes e ingresos pueden tardar meses en llegar.

De todas formas, si no lo hiciste en su día, echa un vistazo al reportaje que escribimos sobre cómo calcular la viabilidad de tu negocio.

Ah, y sí, ya que soy un plasta con estos temas. Pero bueno, si no caes en este error, me doy con un canto en los dientes. Contar con un fondo de maniobra te va a permitir tener más margen de error (lee el apartado de Digital Meteo en el dossier del mes de mayo y verás a qué me refiero).

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

13/mayo/2011

¿Sabes con quién te juegas los cuartos?

No dejan de sorprenderme cada día -y para bien- los emprendedores y cuanto más jóvenes son, más aún.

Tengo la enorme suerte de conocer todas las semanas a cientos de emprendedores que acaban saliendo cada mes en la sección de Emprendedores con Ingenio de la revista y también en nuestra web. Hace unos días entrevisté a uno de ellos -que había conocido en el Dí­a del Emprendedor de Murcia el año pasado-: Ricardo Suárez, de Serviweb, una empresa especializada, principalmente, en servicios de posicionamiento web y diseño web optimizado para Google.

Ricardo me contó que lleva desde los 15 años desarrollando pequeños emprendimientos por cuenta ajena de manera freelance, y después de terminar la carrera de Ingenierí­a Técnica Informática y de un par de años de trabajo por cuenta ajena en diversas empresas del sector fue cuando, “curiosamente al quebrar la última de ellas, e irremediablemente en la cola del paro del Inem, vi en el corcho de las ofertas laborales un cartel que animaba a los jóvenes a realizar un curso para montar su propia empresa”. Y esa fue la señal que le llevó a poner en marcha Serviweb cuatro meses después.

En poco tiempo, Ricardo ha conseguido aglutinar a un gran equipo. Cuenta con 30 empleados y delegaciones -la sede está en Murcia- en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. En los últimos años ha tenido unos crecimientos del 60% en su facturación y para este año prevé acercarse al medio millón de euros. Además, su web ha sido premiada en numerosas ocasiones por su innovación.

Pero lo que de verdad más me ha sorprendido de este emprendedor -y que me ha dado pie a escribir este post- es que trasteando por su web he visto que tiene colgada en su página un informe de riesgo de la capacidad financiera de la compañí­a para que tanto sus clientes actuales como los potenciales sepan con quién se están jugando los euros.

Esa transparencia, para que todos los que quieran conocer el riesgo de insolvencia, es decir, la probabilidad de incumplimiento de pago, genera -sobre todo ahora- un plus de confianza y seguridad a la hora de hacer negocios con una empresa.

¡Chapó por Ricardo y su empresa!

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

12/mayo/2011

Cinco ideas para hacer más visible tu negocio online

Estoy recién aterrizado después de asesorar a emprendedores en el macroevento ‘Conecta tu negocio’ en Barcelona impulsado por Cepyme, Google, Strato, MRW, Orange y Banco Santander, en el que también colabora Barcelona Activa y la revista Emprendedores. Acudieron más de 800 empresarios.

La verdad es que ha sido una experiencia muy potente: pasar un día entero charlando con emprendedores es siempre muy estimulante y productivo. Sirve para estar más al día de las necesidades y preocupaciones de quienes quieren lanzarse al mundo empresarial.

En esta ocasión, me ha llamado la atención que la mayoría de las consultas estaban centradas en cuestiones generales de enfoque del negocio y en asuntos de estrategia comercial. Muy pocos preguntaban por alternativas de financiación para sus proyectos… ¿Nos estamos mentalizando ya de que no hay dinero y ya ni siquiera preguntamos? Habrá que analizar esto.

Al tratarse de un evento enfocado a Internet (el programa pretende impulsar la creación de 100.000 nuevas web de empresa) prácticamente todos los asistentes se planteaban tener presencia online. Lo que me sorprendió es que muchos se planteaban que con abrir una tienda en Internet bastaba y que con herramientas de SEO (posicionamiento natural) y de SEM (posicionamiento con inversión) tendrían suficiente para que su negocio online funcione.

Tengo claro que para que tu ‘puntocom’ tenga éxito, además de todo lo que puedas hacer respecto al posicionamiento en buscadores, también tienes que trabajar en otras líneas para que funcione. Se me ocurren estas:

-Utilizar sistemas informales y elementales para darle presencia a tu web: Poner tu dominio en las tarjetas de visita y en las firmas de tus correos electrónicos. Un asunto elemental, que mucha gente olvida.

-Darte de alta de todas las redes sociales (que tengan sentido para tu negocio). Facebook, twitter, linkedIn son tres herramientas muy potentes para que la gente te encuentre… y para buscar tú: tanto clientes, como proveedores, como posibles partners. Además tienen mucha utilidad para conseguir tráfico hacia tu web si eres capaz de generar información interesante para el público.

-Combinarla con acciones comerciales offline. Incluso si se trata de una tienda completamente online, pierdes mucha fuerza si no vendes tus productos también cara a cara. Salvo contadas excepciones, las mejores páginas web de venta también ofrecen servicio telefónico y muchísimas de ellas tienen fuerza comercial fuera de la red.

-Darla a conocer de manera informal. Nuestro entorno cercano puede ser cliente potencial. Pidamos ayuda a nuestra familia y amigos. Ese primer impulso puede ser fundamental en empezar a mover la rueda.

-Ser singular y presumir de ello. En realidad, para triunfar en los negocios no hace falta ser diferente, basta con ser suficientemente bueno. Aún así, para lograr notoriedad es muy recomendable buscar alguna diferenciación que pueda tener ‘chispa’ para los medios de comunicación. La prensa, las revista e incluso la televisión están cada vez más abiertas a publicar negocios ingeniosos. Observa los medios de comunicación que te parezcan más interesantes para tu negocio y llama directamente al periodista que haya firmado una información sobre algún otro negocio innovador. Llámale directamente y propónle tu propio ejemplo. Te parecerá mentira, pero no hay tanta gente que lo haga.

En realidad, estas cinco ideas y todas las que puedas desarrollar tú deben están enfocadas a combatir la creencia de que un comercio electrónico funciona sólo. Todo lo contrario…

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

14 Comentarios

11/mayo/2011

¿Qué recursos te hacen falta para poner en marcha tu negocio?

Otra de las preguntas recurrentes que nos hacen los emprendedores es, precisamente, ésta: ¿qué recursos…?

Generalmente, lo que suelo responder, en líneas generales, es esto (que no es que lo sepa por ciencia infusa, sino porque nos machacan la cabeza los expertos que consultamos todos los meses sobre estos temas, que es de donde salen, en realidad, los consejos…):

1. Plan de inversión inicial: todo lo que necesitas para empezar (no los gastos que vas a tener una vez salgas al mercado con tu negocio).

2. Plan de financiación: recursos propios + recursos ajenos. Vamos a ver cuál es la inversión necesaria (recuerda: nada de gastos fijos mensuales (ni sueldos, ni alquiler, ni luz, ni teléfono, ni Seguridad Social)… todo eso va a posteriori).

No confundas gastos con inversión (éste es el tema con el que más nos machacan los expertos). La inversión se establece con una amortización. Siéntate sólo o con tu socio y haz un plan de inversión para analizar qué te hace falta para poner en marcha tu empresa. Por ejemplo, la fianza es inversión, se recupera. El alquiler es un gasto, no una inversión. La página web también es una inversión que se amortiza a tres años. La publicidad y marketing, sin embargo, son gastos que no se recuperan. Recuerda siempre que la estructura de gastos no es inversión.

A continuación debes tener en cuenta todos los gastos fijos mínimos: tu cuota de autónomo, teléfono y luz… y tienes que hacer una buena provisión para tu fondo de tesorería. Ten en cuenta qué gastos fijos tienes al mes y piensa que tu labor comercial no dará frutos hasta dentro de cinco o seis meses. Seguro que vendes antes, pero haz este cálculo para no ahogarte en tu segundo mes de vida como empresario.

Resulta fundamental contar con un buen fondo de maniobra, con un buen fondo de tesorería. No sólo hay que pensar en la inversión inicial, sino también en el capital para cubrir el tiempo que tarda la labor comercial va a dar fruto. Lo normal no es tener más ingresos que gastos al principio.

Muchos emprendedores, por ejemplo, creen que tienen que contratar a personal al principio. ¿Seguro que necesitas contratar personal al principio? ¿Seguro que no puedes subcontratar o trabajar con otros autónomos?

Hay muchas empresas que calculan mal cuándo hay que incorporar a gente a la plantilla. Hay que hacer un buen cálculo de qué le sale mejor en un momento dado: ¿contratar una actividad o incorporar a alguien a la plantilla? Hay ocasiones en las que sale más rentable subcontratar que incorporar a una persona más a tu plantilla.

¿Hasta qué punto se puede hacer un esfuerzo mayor retributivo para que un empleado asuma más carga de trabajo? Para un mismo sueldo, ¿hasta qué punto compensa coger un cliente más? La mayoría de la gente no lo hace. ¿Qué ocurre? Llega una oportunidad y se incorpora plantilla para cubrirlo y cuando pasa, tiene un gasto fijo al que no pueden hacer frente porque no se genera negocio suficiente como para cubrirlo.

No sé si te he aclarado algo o te he dejado como estaba.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

9/mayo/2011

¿Te parece bien que haya deducción para los socios capitalistas?

Ahora que comienza la campaña del IRPF 2010 están empezando a circular informaciones sobre la deducción que se ha puesto en marcha en la Comunidad de Madrid para quienes inviertan en emprendedores. Se trata de una deducción del 20% para inversiones en la adquisición de acciones y participaciones sociales de nuevas empresas, con el límite de 4000 euros. La deducción exige el mantenimiento de la inversión un mínimo de 3 años y aportación de conocimientos empresariales o profesionales, según informan en el blog de Madri+D.
¿Tiene sentido que la inversión en determinadas empresas tenga semejante beneficio fiscal? ¿Es bueno que los socios capitalistas de empresas cuenten con ventajas para serlo? ¿Necesitan de verdad los emprendedores este tipo de fórmulas de apoyo? Sí a las tres preguntas.

Está plenamente demostrado que los inversores privados, los denominados ‘business angels’ son un motor esencial en el desarrollo del emprendimiento en los países más desarrollados… y no nos cansamos de repetirlo: el emprendimiento es el motor de la economía, la única salida posible a la crisis.

Si durante años hemos estado primando fiscalmente la compra de vivienda habitual (con el dinero de todos, no nos engañemos) y ha tenido el resultado que todos estamos viviendo, igual es momento de impulsar medidas como esta y primar que la bolsa de ahorro de aplique a la generación de empresas nuevas.

La de Madrid es una buena iniciativa, aunque, ya puestos a andar, podrían haber ampliado un poco más el volumen máximo: 4.000 euros no es una aportación decisiva casi en ningún tipo de empresa…

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

9/mayo/2011

¿Se puede montar una empresa con menos de 30.000 euros?

Está claro que la financiación es uno de los principales quebraderos de cabeza de muchos emprendedores: hay ideas, pero no hay suficiente dinero. El otro día, un lector nos preguntaba, al hilo de un reportaje que publicamos hace ya tiempo (bastante tiempo) si, ¿de verdad se puede montar un negocio con menos de 30.000 euros? Nos hemos tomado la molestia de repasar varios proyectos interesantes que hayan invertido menos de esa cantidad. Pregúntale si quieres a los fundadores de estas pymes a ver qué te dicen:

Ruralka (gestión calidad hoteles: 6.000 euros); Eventos Ingennia (eventos que no generan residuos: 6.000 euros); Security Guardian (expertos en prevenir ataques informáticos: 10.000 euros); AB+ Positivo 3D (estudio de arquitectura y diseño en 3D: 11.700 euros); Compráctica (agencia de marketing promocional y cupones descuento: 12.000 euros); Qué©Médico (valoraciones de profesionales médicos online: 18.000 euros ); Sinaia (marketing y publicidad para pymes: 30.000 euros); Caja Alta (servicios editoriales, incluida traducción: 20.000 euros); Secuoyas (agencia de publicidad en Internet: 25.000 euros); eTecnia (desarrollo software: 20.000 euros).

Posible, como ves, es posible. Otra cosa es que tu proyecto necesite 200.000 euros para poder ver la luz (por los motivos que sean: logí­stica, inversión tecnológica…). En ese sentido, si no tienes los 200.000 euros, no te infrafinancies porque la historia de los emprendedores ha demostrado que te vas a estrangular financieramente antes de dos años.

La mayorí­a de los correos electrónicos que nos llegan a la Redacción tienen que ver con las dificultades de financiación (por cierto, no te pierdas el reportaje que publicamos en el número de mayo sobre cómo pedir pelas a tu familia y las implicaciones fiscales que tiene). ¿La realidad? A la hora de la verdad, salvo que tu proyecto tenga un potencial tecnológico de esos que quitan el hipo, lo más interesante si necesitas algo de financiación (y aportas ya fondos propios) son los microcréditos y el aval bancario. Es más interesante pedir un préstamo antes que una subvención. Más que nada por el tiempo que transcurre hasta que se concede, y porque la teoría dice que antes de pedir una subvención tienes que contar ya con el dinero (no vaya a ser que no te la den o que en los dos años que pueden transcurrir entre que te la dan y no te la dan o te hayas convertido en un moroso o hayas perdido una ventana de oportunidad para tu negocio).

Los microcréditos son préstamos de pequeño importe, inferiores a 30.000 euros, con periodos de amortización inferiores a 5 años, con la posibilidad de periodos de carencia, y con tipos de interés interesantes y sin gastos de comisiones ni estudio. Para la obtención de este tipo de financiación no es necesario la aportación de garantías reales “la sociedad de garantía recí­proca es la que otorga un aval frente a las entidades de crédito que prestan el dinero”. La garantía es tu plan de negocio, que tiene que ser validado por las entidades designadas a tal efecto “ahí depende del organismo que lo gestione en cada Comunidad Autónoma”.

Por cierto, hablando de dicho reportaje hay algunas ideas de negocio que proponíamos y que nadie se ha animado a montar todavía… como la consultoría de exportación a determinados paí­ses de la Europa del Este…

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

Siguientes Posts Posts Anteriores