29/junio/2011

La empresa nueva es modesta y ambiciosa a la vez

Hoy ha venido a visitarnos a Emprendedores Joan Torrent, director de la Business School de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC). Y aparte del lanzamiento de esta nueva escuela de negocios, hemos charlado un buen rato sobre el perfil de las empresas de reciente creación; con menos de dos años. Montadas en plena crisis, vaya. Torrent es un verdadero estudioso del emprendimiento y está dirigiendo un potente estudio sobre cómo son las pequeñas y medianas empresas españolas.

Hemos coincidido en gran parte de lo hablado, así que te resumo mezcladas las impresiones que tenemos los dos sobre cómo son las empresas nuevas:

-Con menos inversión y con fondos propios. Hay menos dinero para montar empresas. Nadie presta, con lo cual los emprendedores ponen de su bolsillo la mayor parte de la inversión y el resto, en gran parte de sus amigos y familiares. Antes se decía que con 50.000 euros se monta una empresa; ahora con menos de eso…

-Más tecnológicas. Muchas empresas son ‘puntocom’ y las que no, no dejan de lado internet y todos los canales digitales alternativos. Aunque hay que destacar que para muchas, la tecnología es un medio, no es la almendra de la actividad. Está empezando el ‘boom’ de las tiendas digitales.

-Con una cultura ‘lowcostera’ total. Las nuevas empresas no gastan ni bromas en nada que no sea su actividad principal. Están más abiertas que nunca a subcontratar servicios de apoyo. La estructura de personal es mínima y si hay puntas de trabajo contratan puntualmente a empleados o, más frecuente, acuden a profesionales autónomos encargándoles este trabajo puntual.

-Tienen cada vez más claro su modelo de negocio. Lo piensan muy bien. Saben cuál es su propuesta de valor, cómo van a ganar dinero, a qué precio y por qué les van a comprar a ellos y no a la competencia. Aunque parezca mentira, infinidad de empresas que quebraron en épocas de bonanza, se hundieron por no tener esto demasiado claro.

-De servicios y competitivas. Muchas de ellas son empresas de servicios profesionales, consultoría, etc que están funcionando porque se han creado por profesionales con experiencia laboral en los respectivos campos y que no tienen unos costes de infraestructuras tan enormes como las grandes consultoras; de tal modo que pueden competir en precio sin que el margen final se resienta (o sin que se resienta mucho).

-Crecimiento en red. Aunque es muy complicado por el entorno general, estas empresas están creciendo y lo hacen apoyándose en otras de tamaño y características parecidas, realizando negocio entre ellas. En una estructura en red que hace mucho más sólida a cada empresa que participa. Las que actúan así son las únicas que están creando empleo.

-Con menos complejos. Aquí lo de ambiciosas. No tienen ningún miedo a presentarse a concursos enfrentándose a grandes corporaciones. Tienen una visión internacional nunca vista hasta ahora y se basan en Internet y las redes sociales para llegar a cuanta más gente mejor, no importa lo lejos que esten.

 

Las nuevas empresas españolas son pymes, igual que las que ya había antes; pero con una filosofía muchísimo más competitiva. Una manera de pensar que ya está dentro del ADN de cada organización y que significa que mantendrán estos parámetros cuando la situación económica mejore. De ese modo, mejorarán sus ventas, aumentarán su dimensión y su ambición y generarán empleo.

Esta vez me ha salido un post optimista; pero creo que con razón.

 

p.d: Joan Torrent Sellens en la redacción de Emprendedores

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Alejandro Vesga

2 Comentarios Añade un comentario

  • 1. Jose Ignacio Cenoz  |  29 de junio de 2011 a las 15:01

    Toda esta radiografía de las nuevas empresas españolas y a sus emprendedores me lleva a pensar en una palabra: PROFESIONALIDAD No quiero decir que antes no la hubiera pero desde luego ya no se monta una empresa para especular o para ganar dinero, se monta para ganarse la vida o por vocación y esa es la mejor fuente de ingresos de una pyme. Este ingrediente es el que van a rentabilizar el esfuerzo.

  • 2. Alejandro Vesga  |  30 de junio de 2011 a las 12:05

    Desde luego, José Ignacio
    Parece que ya estamos superando el maldito cliché del pelotazo y de la idea que te hace millonario sin trabajar.
    Gracias por tu comentario

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


6 + = ocho

Siga los comentarios en RSS