21/julio/2011

¿Hacer algo gratis… pagando?

Quizá hayas leído, o no, en los periódicos, que la empresa alemana Wimdu ha desembarcado en España proponiendo “estancias originales” para el verano. Más allá de que sean originales o no, lo que Wimdu plantea es irse de vacaciones y alojarse en casa de un particular. Para el huésped, sale más barato que un hotel, para el anfitrión es una manera de rentabilizar su hogar y para la empresa es un modelo de negocio basado en las comisiones que se lleva por cada reserva hecha. Pero en el fondo, lo que me ha llamado la atención de Wimdu ha sido cómo le ha dado una vuelta de tuerca al concepto de ‘coachsurfing’…

El coachsurfing, por si no has oído hablar de él, es el low cost de lo low cost, o lo que es lo mismo, viajar pagando únicamente el vuelo de Ryanair y alojarse en casas de gente del lugar que visitas. A cambio, tú también ofreces tu hogar a otros viajeros. Es un modelo que funciona en torno a esta red social, en el que nadie tiene ánimo de lucro y en el que parte de la gracia está en conocer gente autóctona y hacer un turismo alejado del hotel y las visitas organizadas. En vivir la experiencia, que es lo que se lleva, y lo que Wimdu ha sabido rentabilizar dándole un aire menos lowcostero que el coachsurfing, para un público que puede gastar algo más de dinero en alojamiento pero que también quiere practicar el turismo aconvencional.

Otra idea relacionada con los viajes y el compartir, y que nos llega desde Alemania, es el ‘mitfahren’: consiste en compartir coche y pagar a medias la gasolina. En el número de diciembre, Pilar Alcázar apuntaba el “compartir cosas” como vía para hacer negocio en Internet y hablaba, precisamente, de dos empresas que ya han entrado en el mercado español bajo esta idea: Comuto, francesa, y Amovens, española. Ambas han encontrado una fuente de ingresos en una idea en la que en principio el usuario no paga… y es que lo que hacen es vender la plataforma a empresas para que sus empleados compartan coche. Además de por lo de la movilidad sostenible, contaminar menos, etc., si la idea de compartir coches cuaja (en Alemania lo llevan haciendo diez años y es lo más normal del mundo), será también porque es más barato.

A partir de todo esto, yo me preguntaría si se pueden coger otros modelos de los que utilizan (utilizamos) los jóvenes para ahorrar hasta el último céntimo y buscarle el lado “rentabilizable” u ofrecérselo  a otro tipo de público como algo por lo que merece la pena pagar. ¿Se os ocurre alguno más?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Otros blogueros

1 Comentario Añade un comentario

  • 1. Grafic  |  27 de julio de 2011 a las 16:22

    la verdad es que lo prefiero gratis, yo he hecho coachsurfing y NUNCA he tenido ningun problema… Hay muy buena gente! Creo que es una buena manera de conocer gente i a la vez alojarse en algun lugar gratuitamente, que dentro de lo que cabe es ahorrarse un dinero…

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


4 − uno =

Siga los comentarios en RSS