26/julio/2011

Hacer negocio con una app

El mercado de las aplicaciones para móvil y tabletas (las apps, vaya) es posiblemente el más dinámico que existe en la actualidad. Hay tantísimas novedades continuamente y tan asombrosas, que los desarrolladores lo que están logrando es que el nivel de sorpresa baje drásticamente. Cualquier día nos dicen que desde el Iphone somos capaces de preparar unas lentejas con chorizo y nos lo creemos.

Lo que llama la atención es que no haya mucha novedad en el modelo de negocio. Según observo. los principales sistemas para hacer negocios con una nueva app, son los siguientes:

-Gratis y con publicidad. Hay auténticas bofetadas para destacar en este segmento. Sólo las que consiguen un tráfico muy elevado y/o muy segmentado triunfan. Hay poca publicidad y si no lograr un resultado brillante, los anunciantes sencillamente, no vienen.

-Gratis y con el negocio enfocado a los establecimientos que salen. Del estilo de gotaxi o Supertruper, que obtienen el negocio por proporcionárselo a los demás, a los establecimientos y/o productos ‘capturables’ a través de esta aplicación. Aquí también necesitan masa, tanto de clientes finales como de establecimientos que se ofertan. Aquí todavía no hay mucha oferta; parece, a todas luces, que es un segmento que va a crecer.

-Sólo de pago. Algunos servicios especializados y algunos juegos. Muchas de ellas son con micropagos, con excepciones, como el programa de navegación TomTom.

Versión Lite, con versión de pago. Una opción gratis con publicidad y otra de versión de pago sin anuncios. Normalmente, el tránsito de gratis a pago es con un importe muy pequeño. Común muy especialmente en juegos. También está la variante de juegos con dinero virtual (que generalmente se compra con dinero de verdad).

Para hacer negocio tenemos que tener muy claro en qué segmento nos vamos a colocar, qué ventajas vamos a ofrecer respecto a otras apps y demás soportes y, muy importante, realizar un estudio básico de negocio de nuestra aplicación. Si resulta, por ejemplo, que cobramos 0,75 euros a los usuarios para que no reciban publicidad, debemos calcular si nos renta esa transición. Si tenemos 30.000 usuarios en nuestra apps y 20.000 pasan a la versión sin anuncios habremos generado un volumen de 15.000 euros (a compartir con la plataforma) y nos quedaremos con sólo  10.000 a los que venderle la publicidad. Igual perdemos dinero…

Conviene explorar qué tipo de aplicaciones son las que más dinero están generando. Según la clasificación de arriba, la que más dinero mueve en la Apple Store en España es una aplicación de micropago: la de mensajería instantánea whatsApp; pero la segunda, cuarta y quinta son tres versiones distintas de una la aplicación de navegación TomTom, con un pvp de 49,99 en el caso más barato.

 

Sólo tres gratis (con versión de pago) entre las 10 primeras… es muy sintomático.

Creo que en el futuro inmediato el mercado se va a polarizar: habrá miles de aplicaciones que buscan negocio y que no lo lograrán ni por ingresos directos ni por publicidad, al aumentar la competencia y dificultarse mucho defender una ventaja competitiva.

Por supuesto, continuarán existiendo las aplicaciones para pasar el rato, generadas también para pasar el rato y sin ninguna transacción por enmedio (como la del Pulpo Paul, por ejemplo).

Pero donde va a estar el verdadero negocio es en aplicaciones por las que un núcleo de gente esté dispuesto a pagar. Serán aplicaciones más especializadas, con precios medios y medios/altos donde la ventaja de la movilidad sea el elemento clave. Estoy pensando en servicios a empresarios, a autónomos, a profesionales técnicos (médicos, arquitectos, ingenieros…) y para ‘fiebres’ de alguna afición determinada: asistentes a conciertos, forofos de todos los colores, moteros, etc.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Alejandro Vesga

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


siete − 7 =

Siga los comentarios en RSS