27/julio/2011

Reinvéntate como profesional

Preparando el dossier del número de agosto, en el que os ofrecemos 15 ejemplos de cómo reinventarse con éxito como profesional y como emprendedor, he tenido la ocasión de hablar con el historiador Miguel Ángel López Trujillo, conocido como Google Humano. Su ejemplo me ha convencido muy especialmente porque ha pasado de ser profesor a gestionar un negocio basado en comunicación e información para emprendedores. Ahora, además compagina esta labor con su actual puesto como director de operaciones de EBAN, la Asociación Europea de Business Angels.  Y todo porque un día decidió hacerse una marca personal que le sirviera para diferenciarse del resto.

Me gustó (y me convenció) especialmente cuando me explicó que consultores hay muchos, pero que un explorador de información como él mismo se define, o una marca como Google Humano sólo está él. “Si te presentas como consultor, te responderán, ah. Si dices que eres Google Humano o un explorador de información obligas al otro a que te pida más información. Y ahí ya pueden escuchar a Miguel Ángel.  Es la estrategia que me sugirió en su día mi coach de marca personal y que me está yendo bien”, me decía.

Siendo como es uno de los mejores ejemplos que he podido conocer sobre cómo hacerse una buena marca personal, quería compartir aquí los consejos que me dio para seguir sus pasos. Doblemente buenos por lo sencillos, útiles y breves…

Cinco pasos para crearte una marca personal potente:

1. - Definir en qué habilidades destacas y qué quieres vender profesionalmente. Debes encontrar aquello en lo que eres realmente bueno y centrarte en eso, renunciando a lo demás. Aunque te de un poco de vértigo, tienes que ser capaz de renunciar a cosas que eres capaz de hacer y especializarte en una sola. Es lo que te va a ayudar a destacar en el mercado, seas consultor, arquitecto o asesor fiscal, por poner algunos ejemplos.

2. – Busca una manera diferente o sorprendente de definirte. Por ejemplo, coge el diccionario de sinónimos partiendo de palabras conocidas. Ve saltando hasta palabras más sorprendentes. En el caso de Miguel Ángel, partía de la palabra historiador. Esta le llevó al término explorador y por fin al concepto de Google.

3. – Define el producto o servicio que quieres vender. “Yo en su día no lo tenía (era profesor) por eso tuve que elegir el tema de ofrecer consultoría de información. Pero no te vendas como consultor. Consultores hay muchos. Yo soy uno de ellos. Tu objetivo debe ser que ellos digan, es que quiero a Miguel Angel”.

4.- Comunica al mundo tus conocimientos sobre el tema o servicio que ofreces y respaldando todo lo posible con pruebas sobre tu valía: recomendaciones de otras personas, vídeos en los que puedan ver conferencias y actividades en las que hayas participado, fotos tuyas dando una sesión de consultoría… Todo esto genera retroalimentación: te conocen más, te llaman más, incluyes más contenidos… Debes tener siempre una estrategia en el mundo real para poderla contar en Internet.

5.- Por último, sigue este ciclo y aplícalo con constancia, porque los resultados son a largo plazo. Miguel Ángel dice que él definió una estrategia para que el mercado se adaptase a él, no él al mercado. Y lo justifica así: “Si eres uno más, compites con todos los demás. Si tienes una marca personal, si eres único, con valores únicos, lo que eres capaz de dar no es capaz de darlo nadie. Pero para llegar a ello, tienes que pulir tu marca personal, alimentarla, trabajar mucho para mantenerte como una opción elegible, no puedes de repente desaparecer y volver al cabo del tiempo… “.

 

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Pilar Alcázar

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


5 − = cuatro

Siga los comentarios en RSS