Archivo de julio, 2011

19/julio/2011

El champán cautelar

Hace unos días compartí mesa de debate sobre emprendimiento con Nacho Puell, cofundador junto a los hermanos Encinar y otros socios de la plataforma web 11870.com, un directorio interactivo de servicios urbanos que está creciendo mucho.

La mesa redonda fue en la Universidad Europea de Madrid, que está realizando un importante esfuerzo en docencia para el emprendedor. Durante la charla, Nacho Puell fue muy directo y didáctico con los estudiantes: les habló de las dificultades y de las pasiones que conlleva lanzar tu propio proyecto. Les dijo que para él trabajar en 11870 era como estar dándole todo el día a tu videojuego favorito, sencillamente adictivo.

Una de las cosas más gráficas que contó fue que al montar la empresa, los socios decidieron poner en la nevera dos botellas de champán para celebrar los dos hitos más importantes que esperaban: el primer cliente… ¡Y la primera demanda! Puell nos explicó que entendían que si les ponían un pleito significaría que la competencia empezaba a considerarles importantes.

Me parece que es un mensaje muy interesante. Los emprendedores son optimistas por naturaleza, personas con gran afán de superación, soñadores con los pies en el suelo… saben que afrontan una tarea como montar tu propia empresa ofrece satisfacciones, pero muchísimos sacrificios y sinsabores.

Nosotros entrevistamos a decenas de emprendedores cada mes y, tengo que decir que aunque todos reconocen que es muy duro, nos cuesta un congo encontrar a alguno que aunque le haya ido mal, diga que se arrepiente de haberlo intentado.

Emprender tiene sus espinas. Prepara la botella de champán para celebrar los buenos momentos y también para celebrar los malos, por qué no…

 

 

En la foto Nacho Puell, con un look muy alejado del arquetipo de empresario

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

18/julio/2011

Cuidadín con Facebook: ¡Puede llevarte a la cola del paro!

Hace unos días leíamos en la prensa el último caso de sentencia judicial en el que se avala el despido de un empleado por el uso abusivo de internet durante las horas de trabajo. Se trata del último de una ya larga lista y que hace que este empiece a ser ya un problemón que no hay que tomarse a broma. Especialmente para la parte más débil, el trabajador, que puede que por una tontería así acabe por engrosar las estadísticas de desempleo.

Primero, los hechos. El Tribunal Superior de Justicia de La Rioja ha admitido como despido disciplinario el de una trabajadora por conectarse a Facebook en sus horas de trabajo. Según la sentencia, la empresa advirtió a la empleada, pero ésta siguió conectándose a páginas de ocio como Facebook, Tuenti o Hotmail. La empresa decidió monitorizar el ordenador de la empleada y descubrió que un día se conectó hasta 72 veces a Facebook durante su jornada de trabajo, por lo que procedió a despedir de forma disciplinaria a su empleada. La empleada recurrió y alegó que se vulneró su intimidad al haber auditado su ordenador, pero un juzgado del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja ha dado la razón a la empresa.

¡El derecho a la intimidad del trabajador frente al derecho de la empresa a exigir que se cumplan las obligaciones contractuales! Este es el punto de la discordia de esta polémica.

Lo cierto es que casi todo el mundo ha usado internet para usos personales en horas de trabajo. ¿Quién no ha reservado unas entradas para el cine, visto el tiempo que va a ser el fin de semana, leído el periódico, reído con el último vídeo chorra de Youtube que le ha enviado un amigo o escrito un comentario en alguna red social? Se trata de un uso muy extendido que pide a gritos una clarificación para evitar problemas posteriores.

Y es un asunto sobre el que ya están tomando medidas algunas empresas. Así, los expertos Francisco Marco y David Escamilla, autores del libro ‘El control en la empresa’, explican: “La trasgresión de la buena fe contractual supone un abuso de confianza en el desempeño del trabajo, además de la indisciplina y desobediencia por parte del trabajador. Esto se refiere principalmente al incumplimiento de las obligaciones de fidelidad, diligencia y lealtad, así como de aquellas obligaciones exigibles en cumplimiento de los intereses empresariales”.

Y dan una serie de consejos a las empresas:

  • Notificar a los empleados que el sistema se debe utilizar principalmente para fines laborales.
  • Explicar que la empresa se reserva el derecho a revisar y auditar todos los mensajes que se envíen a través de su sistema.
  • Además, debe especificarse el derecho a revisar los mensajes entrantes en su sistema.
  • Notificar que el uso por parte del empleado del sistema de códigos o de encriptación no impide el control del sistema.
  • Por último, debe indicarse que borrar un mensaje no supone que se borre del sistema. De este modo, si el trabajador da su consentimiento para que el empresario vigile y controle ciertos parámetros de sus correos, ya no se podrá considerar este hecho como una intromisión ilegítima, ni calificarlo como un delito.

 

En fin, que termino ya este post porque un compañero me acaba de pasar un vídeo sobre Mourinho que tiene mucha gracia.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

15/julio/2011

Hablando de Google Shopping

En Emprendedores no nos cansamos de decirlo: Internet está lleno de recursos (¡gratuitos!) que pueden venirte muy bien en tu negocio, tanto si es online como físico. El último con el que nos hemos topado viene de la mano del todopoderoso Google, que hace dos meses presentó en nuestro país Google Shopping. La herramienta lleva ya tiempo funcionando en Estados Unidos y es parte del objetivo mayor del buscador de organizar toda la información del mundo y, más concretamente, de su apuesta por el comercio y las búsquedas locales.

¿Qué es exactamente? Un gran escaparate de productos en Internet con comparador de precios. Aunque páginas de este estilo ya existen (Ciao.es, de Microsoft, lleva años comparando precios), suele decirse que si no apareces en Google no existes, sobre todo en un país como el nuestro en el que, tradicionalmente, Google lidera las búsquedas en Internet.

El quid de la cuestión, más allá de los planes de Google, es: si tienes un comercio electrónico, ¿te sirve Google Shopping? ¿Para qué? Tanto Juan Macías, empresario y bloguero sobre comercio online, como José Manuel Arce, que como responsable de Managercommunity ha implementado la herramienta en tres tiendas online, me han dicho que es fundamental estar ahí y que casi todo son ventajas. Veamos por qué:

Es gratis. Lo primero: registrar tus productos y que aparezcan en la pestaña de Shopping no te costará nada. Tampoco Google se lleva ninguna comisión por venta, puesto que ésta se efectúa desde tu propia plataforma.

Es fácil de implementar. Si ya tienes una tienda online y una base de datos con los códigos e información de cada producto que te pedirá Google, “se puede implementar en media hora”, indica Arce, “aunque esto depende de la plataforma que tengas”.

Es intuitivo (para el cliente): muchas veces, a la hora de comprar por Internet, el consumidor escribe directamente en Google el nombre del producto que quiere en lugar de ir a una tienda concreta a buscarlo. Con este sistema, los resultados de tu producto en venta aparecerán en los resultados del buscador. Y de ahí, con un click, el cliente está en tu tienda, en la página concreta del producto que está buscando. De hecho, fue lo que Juan Macías destacó cuando habló del sistema en La Red Innova. “Me di cuenta de que Google Shopping iba a cambiar todo cuando vi que mi hija pequeña buscaba información de productos y los primeros resultados que devolvía Google eran de foros en los que la gente opinaba. Un poco más abajo salían los de Google Shopping, con información de dónde lo vendían, precio, etc. Se metió ahí y me dijo: ‘¡más fácil!’. Hay que estar”.”

– Es transparente. El sistema funciona como las búsquedas normales de Google. ¿Te acuerdas de aquello del SEO… o posicionamiento en buscadores? En Google Shopping, por cada producto, debes introducir un título y una descripción. “Y aquí es donde entra el trabajo SEO para propiciar que el buscador muestre tu artículo cuando alguien busca, por ejemplo, ‘zapatos'”. En otras plataformas, el primero que aparece es el que paga.

Aun así, hay que tener algunas cosas en cuenta:

– Ojo con los gastos de envío. El precio que aparece destacado no incluye los gastos de envío, así que se corre el riesgo de que el cliente, atraído por un precio más bajo, vaya a una tienda en la que luego el gasto de envío sea más alto.

– Dependiendo de la plataforma de comercio electrónico que uses, la implantación puede llevarte más tiempo. En ese caso, Arce recomienda seleccionar y subir sólo algunos de los productos de tu stock. Y aunque de momento la herramienta, en fase beta, sólo funciona para comercios online, en Estados Unidos las tiendas físicas también pueden utilizarla, así que parece que es cuestión de tiempo que esto ocurra en España. Cuando así sea, para un comercio tradicional también será más complicado subir todo el stock (por el tema de tener que hacer las fotos a los productos, etc.), así que una buena solución será también seleccionar algunos productos.

– El precio de tus productos tiene que ser cerrado: no se aceptan artículos en los que el precio incluya un servicio obligatorio, o productos a medida en los que el precio pueda variar.

– Google pide al menos dos de estos tres datos: el código que da el fabricante a cada producto, la marca y la numeración del código de barras. “El problema para muchos negocios puede radicar en que no disponen de estos datos. Entonces no podrán estar”, indica Arce.

– ¡Paciencia! Una vez subidos los productos, Google tardará un tiempo en validarlos.

La herramienta está recién lanzada y aún en fase de desarrollo, pero creo que hay buenas razones para plantearse utilizarla.  ¿Alguien que lo haya probado y quiera compartir su experiencia?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 Comentarios

14/julio/2011

La oportunidad está dentro de ti

(Adelanto del editorial de Emprendedores de agosto)

 

Un lector de nuestra revista me preguntó hace unas semanas qué franquicia debía montar. Le contesté que depende de lo que sepa hacer. No es lo mismo regentar una mercería de arreglos de ropa que un restaurante temático de hamburguesas…

Admito que es un consejo muy básico, pero que en muchos casos no se tiene en cuenta a la hora de enfocar o reenfocar nuestra trayectoria profesional o como emprendedor.

Hoy todos estamos obligados a la reinvención continua y, sin duda, la mejor manera de lograrla es realizar de modo constante una autoevaluación y un autoanálisis de nuestras propias capacidades.

Nos conviene más que nunca saber en qué actividades somos competitivos (analicemos todas, aunque algunas nos parezcan absurdas), para en un segundo momento saber cuáles de ellas son comercializables, y, muy importante, cuáles son las más caras en el mercado. Después, si además, esas actividades nos gustan, perfecto.

En el número que hoy tienes en tus manos, o que estás leyendo en pantalla, puedes ver el ejemplo de quince emprendedores que han realizado esa ITV a su propio negocio y también se la han realizado ellos mismos como profesionales. El resultado ha sido muy ilustrativo: muchos de ellos han variado por completo su actividad partiendo de un producto o un servicio que antes era residual. Están triunfando y seguro que lo harán en el futuro. ¿Por qué? No dejan de autoevaluarse.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

13/julio/2011

¿Quieres montar una frutería? ¿Y una panadería? ¿O una peluquería? ¿O eres jardinero?

Los designios de Internet son ciertamente insondables. Yo que creía que os gustaba leer sesudas reflexiones sobre cómo elegir socios; simpáticos a la par que cercanos consejos sobre cómo controlar el fondo de maniobra, y polemizar un poquito -y entre comillas- sobre el coste de oportunidad de invertir el dinero que has reunido para ese negocio sobre el que tienes dudas en un buen producto financiero en lugar de luchar durante tres años en un mercado competitivo por hacer tu negocio rentable… y lo que de verdad os interesa es que me deje de asombros efectos pirotécnicos y os ponga el link del plan de negocio de una frutería.

Pues bien, he buscado noche y día modelos de planes de negocio serios (insisto, serios) para fruterías, pero no los he encontrado. [ACTUALIZACIÓN: Una emprendedora nos ha enviado esta mañana un plan de negocio para fruterías elaborado por el Servicio Andaluz de Empleo que merece la pena. Pincha aquí para verlo. ¡Gracias, Deborah!] Pero, para mi sorpresa y tú interés, sí he encontrado planes de negocio muy serios para negocios tradicionales como una panadería, una empresa de servicios de jardinería, o una peluquería, que no todos los emprendedores tienen que ser tecnológicos. Los planes los han elaborado los consultores del centro de empresas e innovación de Galicia (BIC de Galicia) y están francamente bien. Y hay más: centros de buceo, animación por ordenador, una sala de conciertos… Aquí tienes la lista completa. ÿchale un vistazo.

Pero, ojo, son modelos y no sustituyen a la reflexión que te tendrías que estar haciendo tú.

Estos modelos te van a ayudar a identificar tu proyecto (cuál es tu idea de negocio y cómo vas a ganar dinero con ella, que son cosas diferentes) y te van a orientar sobre cómo tienes que elaborar tu plan comercial (canales de venta), de recursos humanos, cómo planificar un calendario de ejecución y cuál tiene que ser el punto de partida de tu plan económico financiero (cuánto dinero necesitas para montar tu negocio y en qué te lo vas a gastar ¿ cómo vas a distribuir la inversión que necesitas)… que no tienes más remedio que hacer tú sólo. Nosotros te echamos un cable en nuestra web. Y si tienes dificultades con el plan financiero, puedes echar mano de este otro recurso.

Ah, por cierto, sigo pensando que una frutería es negocio. La pequeña cadena sobre la que escribí continúa funcionando y tiene éxito. Y, por cierto, también, continúa su labor emprendedora la joven que paseaba los perros. Lleva ya dos años financiando su tiempo libre con el pago por sus servicios de asueto canino.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 Comentarios

12/julio/2011

Para cuando un ‘Facebook’ o un ‘Linked-In’ para empresas?

Estoy leyendo las pruebas del Emprendedores de agosto y me ha llamado mucho la atención el caso de una empresa que vamos a sacar en el próximo número: B2Brouter. Es una pequeña compañía que ofrece a autónomos y pymes un sistema gratuito para realizar facturas electrónicas. Y si es gratuito, ¿Dónde está el negocio? En cobrar los servicios premium a las empresas más grandes o que tengan más volumen. Además, esperan que cuando su servicio tenga muchos usuarios, muchas empresas quieran anunciarse en la web. Hasta aquí, todo normal, unos emprendedores que quieren abrirse un hueco en el mercado con un servicio de valor añadido, con versión lite gratuita y luego cobrando por la premium, muy al estilo de las aplicaciones de móvil.

Lo que más me ha llamado la atención es el objetivo a largo plazo. Si consiguen tener un montón de pymes y autónomos en la plataforma realizando facturas electrónicas podrán “crear una red de empresas que se relacionen entre sí como lo hacemos las personas a través de las redes sociales”, según señalan en la entrevista que vamos a publicar. Las empresas que realicen la facturación electrónica a través de esta plataforma serán mucho más propensas a encargar trabajo a quienes ya están dentro, por pura lógica de ahorro de trámites y costes.

Ojalá les funcione la iniciativa. Los promotores de esta nueva empresa, Beatriz de Quintana y Oriol Bausà y Enric Falgàs tienen claro que el sistema de las redes sociales tiene que llegar tarde o temprano al mundo de la empresa.

Estoy de acuerdo. Veo además, una enorme oportunidad de negocio en ello; aunque el ‘Facebook’ o mejor aún, el ‘Lindek-In’ de las empresas tendrá que superar alguna barrera importante: las grandes compañías son reacias a ofrecer mucha información en la red, no tienen un solo interlocutor y normalmente no reaccionan con la inmediatez necesaria… características todas esenciales hoy por hoy en las redes sociales.

Para explotar esta oportunidad, parece necesario lanzar con éxito antes una plataforma social para autoempleados (micropymes y autónomos) donde la personalidad jurídica y la física prácticamente coinciden. Entiendo que para que funcione, lo verdaderamente esencial es el principio de las redes sociales profesionales: incluimos en ellas sólo a aquellas personas en las que confiamos.

Es una oportunidad de futuro inmediato a la que sólo hace falta darle una vuelta para que triunfe, ¿no crees?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

6 Comentarios

11/julio/2011

Más ayudas para emprendedores sociales

Tenía el pálpito desde hace tiempo de que cada vez son más las personas que quieren emprender en proyectos que aporten algo a la sociedad. Que no buscan solo forrarse. Es una idea que me ha rondado desde que conozco el Hub, un centro muy activo en el impulso y apoyo a ideas de negocio innovadoras y los proyectos de economía social (para quienes no lo conozcáis os recomiendo que os paséis por allí cualquier día o alguno de los últimos lunes de cada mes, a sus The App day, para los que os gusten las tecnologías).

En esta misma semana, me cuentan dos proyectos más que me confirman esta sensación personal. Uno es la inauguración del Centro de Incubación Empresarial Milla Digital (CIEM), el primer espacio para el emprendimiento social, medioambiental y tecnológico de Zaragoza. Desde ahí se quiere apoyar la creación de empresas que respondan a cualquiera de esos tres criterios, ofreciendo alquileres de bajo precio y todos los servicios propios de los centros tecnológicos (salas de reuniones, asesoramiento, telefonía, etc.). En definitiva, las empresas sociales se han colado ya entre las prioridades de las instituciones públicas, como lo han sido hasta ahora las tecnológicas.

El otro proyecto es el premio Nockin de emprendedores sociales, que han impulsado dos emprendedores catalanes: Toni Campos  y Sergio Moreno. El premio son seis mil euros para la mejor idea de negocio “con alma social”. El requisito es que sean viables económica, técnica y tecnológicamente. Vamos, que hay que olvidarse del concepto de emprendimiento social asociado todavía por algunos a empresas que no son rentables. Los nuevos emprendedores sociales crean negocios capaces de generar ingresos a la vez que creen riqueza para la sociedad.

Con la crisis de valores que está provocando el tsunami financiero que vivimos a nivel global, estoy convencida de que las empresas sociales van a ser cada día más un objetivo prioritario para muchos emprendedores. Sin duda, sería una buena noticia que vaya cundiendo el ejemplo de Zaragoza y se intente impulsar estos proyectos desde las administraciones y no se queden para las iniciativas privadas como el Hub o los fundadores de Nockin, o la organización Ashoka, que ha sido la pionera en impulsar este concepto en todo el mundo.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

8/julio/2011

Tarifa plana para ir al cine y médicos con mala conciencia

No, no te asustes. No me voy a meter en el berenjenal de Internet y de las descargas legales, ilegales o alegales, o como quiera que esté la cosa ahora mismo, que para eso ya están mentes más lúcidas y twitteras que la mía. Sólo quería compartir con vosotros, en mi loco afán de dar a conocer todas las ideas de negocio llamativas y razonablemente viables que pasan por delante de mis perplejos globos oculares, una pequeña aplicación que me he encontrado preparando la sección de Oportunidades del número de septiembre (que si eres un lector fiel ya sabrás que dedico todos los años a, tachán, tachán, negocios friquis, en el sentido más cariñoso y empresarial de la anglosajona acepción).

Se trata de Moviepass, se le ha ocurrido a unos inquietos muchachos de San Francisco, y es una idea muy sencilla: te descargas una aplicación que te cuesta 50 euros al mes y puedes ir a ver tantas películas como te dé la gana a cualquier cine, dispositivo móvil en mano. Está inspirado en el sistema de Netflix –ay (suspiro), cuándo llegará a España algo parecido–. No está vinculado a ninguna cadena en concreto, ni es una tarjeta de fidelización con puntos. Pagas y al cine cuando quieras. Eliges la película, la sesión y el cine en la aplicación y vas. No hace falta esperar una cola o sacar la entrada físicamente. Enseñas el móvil, como si fueras un CSI llegando a la escena del crimen y enseñando la placa para que se levante la banda amarilla.A mi me parece un plus para una primera cita… aunque sería mejor un pase para toda la familia, ¿no? De momento es de uso individual.

Y como mi inquietud no tiene límites, ahí va otra idea que me ha sacado del sopor estival. Imagina que vas a salir por la noche y llevas puesto un deslumbrante vestido con un escote palabra de honor y tienes intención de patearte todos los salones de baile a demostrar tu inigualable destreza para seguir el endiablado ritmo de la conga. Imagina ahora que con el ritmo acompasado de los mal pagados músicos de Xavier Cugat (que, al parecer, era un poco agarrado), ese escote palabra de honor empieza a caer. ¿Qué ocurre? Que se te ve el vello pectoral y, claro, quedas mal. Nadie quiere verte la pelambrera. Pero, ¿qué pasaría si pudieras untarte antes de salir de casa, justo por encima de donde comienza el pelo una especie de pegamento para sostener el traje sin dañar tu piel? Si es útil para ti, imagínate para una mujer que salga con vestido y no tenga que andar subiéndoselo. La idea se le ha ocurrido a la emprendedora detrás de Fashion-Aid.

A lo mejor no es algo tan dramático como el escote, pero piensa lo molesto que es que se te caiga el tirante del vestido. ¿A que sí?

Y como no hay dos sin tres, otra idea. ¿Te imaginas a un médico español pagando cinco euros a sus pacientes por cada quince minutos que se retrasa sobre la hora fijada en la cita? Nosotros, no. Pero un simpático galeno neoyorquino lo hace. Puedes leer la historia aquí.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

Siguientes Posts Posts Anteriores