Archivo de agosto, 2011

30/agosto/2011

¿Puedes vender productos tú sólo? Yo digo que sí

En el número de la revista Emprendedores que acabamos de publicar, hemos realizado una potente investigación sobre qué oportunidades existen hoy en España para generar un negocio en el que trabajar solo, por tu propia cuenta. Ya hemos publicado algunas reflexiones al respecto tanto Javier Escudero, el autor del reportaje de portada (para leer su post pincha aquí), como yo mismo (pincha aquí). El dossier completo está disponible aquí.

 Ambos destacamos que las posibilidades son hoy en día muy importantes, destacando especialmente dos cambios: el enorme desarrollo que está viviendo la subcontratación de servicios y por otro lado, la mejor imagen que tienen las empresas pequeñas en cada vez más ámbitos profesionales.

 La mayor cantidad de oportunidades se presentan, por tanto, en áreas como el comercio electrónico y la prestación de servicios a empresas. Pero hay mucho más.

 Para crear tu propia empresa en solitario, no hay que ceñirse a algo necesariamente modesto, ni necesariamente de servicios. ¿Puedes vender productos tú sólo? Desde luego. Me llamó poderosamente la atención el caso de piscinasdesmontables.es, una empresa con un solo trabajador, su promotor, que importa vende e instala (si hace falta) todo tipo de piscinas desmontables. Marcelo Vázquez, el emprendedor que impulsa este proyecto se dedica a importar directamente las piscinas y a venderlas a través de internet.

 Y entonces, ¿también se puede fabricar trabajando uno sólo? Claro. Siempre depende del producto de que se trate: otro ejemplo del dossier, rotulolowcost.es demuestra la realidad de la viabilidad de un pequeño negocio que ofrece la fabricación de rótulos para empresas, con el valor añadido de ser low cost en función de la cantidad de trabajo que asuma el cliente en la confección, medida, diseño e instalación.

 Estamos en tiempos de dificultades, no lo negamos. Pero es el momento más crucial para el desarrollo de la imaginación empresarial. Si te estás planteando crear tu propia empresa y planeas echar a andar en solitario, analiza todas las opciones, no te ciñas a ‘lo de siempre’ y comprobarás cómo el siguiente en aparecer en ‘Emprendedores’ puedes ser tú.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 Comentarios

29/agosto/2011

Banqueros ‘con buen rollito’ y rockeros ‘insolidarios’: ¡El mundo al revés!

Dos noticias de este verano me han llamado poderosamente la atención. La primera, con mucho maquillaje. A finales de julio, el diario El País publicaba que el Banco Santander va a facilitar el pago de las hipotecas ante las nuevas demandas sociales y dejará pagar sólo los intereses durante tres años a los parados o personas que pierdan el 25% de sus ingresos. ¿Y a qué se debe esta medida? Pues, según explicaba su consejero delegado Alfredo Sáenz, la entidad “es sensible” a los movimientos de protesta popular por el papel de la banca en la crisis.

¡Increíble! Los chavales del 15M, con sus propuestas utópicas, han logrado convencer a un gremio como el de los banqueros, que presume de tener los pies bien asentados en el suelo, de que, bueno, que no está mal echar de vez en cuando una mano solidaria a la gente que pasa por dificultades a la hora de pagar sus hipotecas. ¿Un ejemplo desinteresado y altruista de Responsabilidad Social Corporativa? Eso parecía a estas alturas de la noticia (la sexta línea), aunque al llegar a la séptima línea el espejismo se desvaneció por boca del propio Alfredo Sáenz: “Hemos pensado que tenemos que actuar para mejorar la imagen y la percepción que tienen algunos segmentos de la población, y, sobre todo, los jóvenes“.

¡Acabáramos! De RSC con buen rollito, nada de nada. Lo que tenemos entre manos es una muy bien calculada (y legítima, ¡eh!) operación de imagen. Vamos, que buscan de alguna manera desmarcarse de la mala imagen que los deshaucios y demás efectos de la crisis está teniendo sobre el sector bancario, y que en el futuro pudiera perjudicar de alguna manera el negocio. ¡Marketing puro y duro! Las cosas, por su nombre.

La segunda noticia también pone los pelos de punta. El País titula: ‘Estampida de bandas de ‘heavy metal’ en Spotify’. Según el diario, bandas como In Flames, Napalm Death, Paradise Lost o Sick Of It All, y también muchas otras de las que editan la discográfica Century Media, han decidido retirar su música de Spotify. La discográfica lo justifica de esta manera: “Century Media ha decidido retirar sus repertorios de Spotify en un intento de proteger los intereses de sus artistas (…). La venta física de discos está cayendo drásticamente en todos los países donde Spotify está activo. (…) Dado que los artistas necesitan vender para poder continuar creando, Spotify se ha convertido en un problema para ellos”.

¿Pero no habíamos quedado en lo bonito que es compartir el trabajo y la creatividad con el público a través de Internet, y gratis además? ¿Pero no había que explorar nuevos modelos de negocio alternativos a la venta clásica de música y blablablá blablablá blablablá? Otro discursito demagógico que se nos va por las alcantarillas. Ya queda menos para que estos grupos, de estética antisistema, lleguen a tener su representación en la CEOE. Al tiempo.

Y es que, aunque con distintos collares y cosmética, parece que banqueros y rockeros comparten la misma (y legítima, ¡eh!) ideología: su cuenta corriente.¿Es para indignarse, o no?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

26/agosto/2011

No todos los clientes son rentables

A propósito de una noticia que publica el diario El Mundo, que cuenta que “la marca de ropa Abercrombie & Fitch ha ofrecido un contrato a Mike ‘The Situation’ Sorrentino, protagonista del programa de televisión ‘Jersey Shore’ para que deje de vestir sus prendas”, me recuerda una idea que se suele olvidar con bastante frecuencia: no todos los clientes (o prescriptores de tus productos y/o servicios) son clientes (o prescriptores) rentables para tu negocio.

Y cuando hablo de rentabilidad no sólo me refiero a económica. Como ocurre en este caso, la rentabilidad económica será, previsiblemente, una consecuencia de esa estrategia (mala estrategia), porque el principal factor es el daño de imagen que le puede hacer (sino le está haciendo ya) a esa marca de ropa.

Muchas empresas (veo que no es el caso de Abercrombie & Fitch) se obsesionan por conseguir clientes a cualquier precio. Les interesa más la cantidad que la calidad. Y eso les puede acarrear grandes problemas. Si partimos de cero, muchas empresas desconocen cuántos y de qué tipo son sus clientes, qué consumen, cómo lo hacen, qué necesidades tienen, etc. Saber todo esto, permite mejorar tus productos, así como el servicio que ofreces. También permite enfocar mejor tus estrategias hacia ellos. Evidentemente, si desconoces todos esos ‘secretos’ te resultará muy difícil acertar en las demandas. Y esos desaciertos te obligarán, con toda seguridad, a que gastes más dinero del necesario. Quédate con los clientes rentables para tu negocio, que no son, ni más ni menos, que aquellos que no te dan pérdidas ni económicas ni de imagen.

Por ejemplo, ¿qué pasaría si algún día los consumidores decidiesen boicotear a las marcas que se anuncian o que tienen relación comercial con determinados programas de la telebasura?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

25/agosto/2011

¿Debe el emprendedor algo a la sociedad?

Este es el título de una noticia que hice para el número de Emprendedores de noviembre del año pasado. En ella me hacía eco de un comentario del francés Herbert Simon, premio Nobel de Economía, dentro del Foro USA-AB, en el que opinaba que “el 90% de nuestros ingresos son contingentes a nuestro tiempo histórico y nuestra geografía. Es decir, no somos moralmente responsables del 90% de nuestra riqueza”.

Un pensamiento muy propicio para analizar las recientes noticias de que algunas grandes fortunas de Estados Unidos (con Warren Buffet como cabeza visible) y de Francia (con Liliane Bettencourt, propietaria de Lóreal en primera línea) han solicitado que se les incremente la base impositiva para contribuir ante la grave crisis que estamos padeciendo. Si bien los multimillonarios galos la plantean como una aportación “especial”, Buffet va más allá y considera que se les debe subir la base impositiva: él paga menos impuestos que cualquiera de los veinte empleados que están trabajando en el despacho de su grupo Berkshire. Y es que según los cálculos de uno de los mayores expertos mundiales en inversiones financieras: “las grandes fortunas norteamericanas, pese a estar percibiendo ganancias cinco veces mayores que hace dos décadas, están pagando una tercera parte menos de impuestos”.

Volviendo al pensamiento de inicio, la frase de muchos emprendedores: “todos mis éxitos son fruto de mis esfuerzos” es, por lo menos, cuestionable. Algo tendrá que ver en todos estos éxitos una serie de valores intangibles, pero no menos importantes para que una aventura empresarial puede nacer y desarrollarse: seguridad, educación, libertad,….; y otras totalmente tangibles: infraestructuras, redes de comunicación, polígonos industriales, etc. Porque no es lo mismo lanzar un negocio en España que en Kirguizistán o Armenia, por mucho que el Banco Mundial se empeñe año tras año en decir lo contrario y situe estos países por delante del nuestro como mejores para hacer “business”.

Si aquellos que han logrado el éxito económico, y son quienes más pueden aportar a mantener el bienestar de su propio país –y no digo solo con impuestos, sino con empleo, con inversiones, con innovación, etc.–, no son conscientes de esta responsbilidad social del empresario, nuestras sociedades `desarrolladas´ se resentirán. Y veremos si en un entorno social más empobrecido, menos justo, menos libre,… sigue siendo rentable crear y mantener negocios.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

24/agosto/2011

Patrocinio polémico: Te doy un bonus si le pones los cuernos a tu mujer… ¡y además lo cuentas!

Ashley Madison, la web de infidelidades llegada recientemente a España, dará mucho que hablar. Seguro. La naturaleza de su negocio (fomentar las infidelidades) ya de por sí es más que llamativa. Como también lo empieza a ser su estrategia de marketing. Resulta que en estos días negocia la posibilidad de patrocinar al Sevilla FC. Hasta aquí nada de particular, pero lo realmente excéntrico figura en algunos puntos de las condiciones del patrocinio.

Además de lo típico de estas acciones de marketing (incluir publicidad en las camisetas, en el estadio, etc.), hay algunos puntos propuestos a los sevillistas que ya están empezando a dar mucho que hablar. Ahí van algunas perlas:

– Un bonus de 50.000 euros a cada jugador sobre el que se publique una historia de infidelidad en un medio español y un increíble bonus de 150.000 euros a cada jugador que admitiera públicamente su infidelidad a través de Ashley Madison.

-Un evento filantrópico Ashley Madison anual en el que la empresa americana se compromete a pagar 5.000 euros de bonus a cada jugador que no vaya acompañado de su esposa o novia a al acto.

– El contrato incluye la declaración de un ‘Partido Ashley Madison’. Ese partido incluiría un tono rosa predominante por todo el estadio y animadoras en el descanso del encuentro.

-También el contrato afecta a los socios, que recibirían 10.000 euros por la mejor historia sobre cómo Ashley Madison llegó a salvar su matrimonio.

El Sevilla FC está, de momento, pensándose el patrocinio. Pronto conoceremos su decisión. ¡A esto se llama meterse en la piel de la marca!

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

23/agosto/2011

Comercio de (poca) proximidad

A las claras: que levante la mano quien no haya dicho alguna vez, hace poco además, que no piensa volver a determinada tienda, determinado comercio, por que nos han tratado mal. Parece mentira, pero en las circunstancias que vivimos, es todavía muy común que nos atiendan con desidia, con poca profesionalidad o, incluso, con falta de educación. Voy a contar un par de ‘anécdotas’ que he sufrido en mis propias carnes en los últimos días:

-La semana pasada fui con mis hijos pequeños, de tres y un año, respectivamente, a sacarles una foto de carné en un ‘Estudio de Fotografía’ que en realidad es la típica tienda de fotos de barrio. Al entrar vi que estaba la dependienta charlando con otra persona que parecía más bien amigo que cliente… No me dejó terminar la frase “vengo a sacar una foto de carné a los niños y luego…”. Luego nada. Me dijo que no podía atenderme porque estaba muy ocupada (charlando, creo). Ni siquiera me dejó explicar que quería sacarme una foto de estudio con los dos después y perdió un cliente que a primer bote yo no rechazaría en una tienda de fotos: adulto de mediana edad con dos bebés…

-Soy cliente habitual de una perfumería-droguería desde hace más de diez años. Cada vez que voy a comprar champú, el dependiente (el mismo de siempre) me pregunta para qué tipo de cabello. Yo siempre contesto lo mismo: “Para cabello escaso” (ver mi foto). Ni una mueca después de tanto tiempo… admito que el chiste es malo, pero podría decirme “para normal, ¿no?”.

-En mi calle hay tres panaderías prácticamente juntas. Cierran las tres en agosto. No soy capaz de entender por qué la que menos vende pierde la oportunidad de oro de ‘levantarles’ clientes a las otras dos durante sus vacaciones. Parece que el cuento de la cigarra y la hormiga se ha pasado definitivamente de moda…

-Otra con los bares. Alrededor de la oficina de mi mujer cierran todos los bares menos uno (al menos éste no es como los de las panaderías). El otro día comentó “Qué buena pinta tiene la tortilla” y el camarero ni siquiera le ofreció darle un pincho, y cobrarle por ello, claro.

Seguro que tú mismo tienes un buen montón de ejemplos parecidos.

Parece mentira, pero es verdad, que en momentos en los que baja el consumo y aumenta la competencia sea tan necesario mentalizarse de que hay que hacer eso, competir. Cuando tienes una ventaja debes explotarla, cuando tienes una desventaja tienes que equilibrarla y hacerla desaparecer y si las cosas se ponen feas tienes que apretar más, dar más a los clientes para conseguir más satisfacción y por consiguiente, más fidelidad.

Si tienes un pequeño comercio de proximidad, tienes que ser más próximo. Es de cajón.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

22/agosto/2011

Sin prisas, pero sin pausas

Como suele decir un amigo mío, las prisas sólo son buenas para los delincuentes y los malos toreros. Para los emprendedores, evidentemente, no lo son.

Prisa es sinónimo –no pretendo crear una conflicto diplomático… me refiero a, según la RAE: (De priesa). Prontitud y rapidez con que sucede o se ejecuta algo o necesidad o deseo de ejecutar algo con urgencia–. Pues eso, no seamos mal pensados.

Este es uno de los puntos en el que hacemos hincapié en el dossier, de nuestro próximo número (septiembre de 2011), que en unos días estará en la calle, y que hemos dedicado a identificar oportunidades de negocio para autónomos. Os adelanto algunos puntos más del citado reportaje.

En ese sentido, contamos que en situaciones normales –léase, convivir con una coyuntura económica boyante o favorable– lo ideal sería emprender por oportunidad. Es cierto que no asegura el éxito futuro, pero reduce considerablemente los riesgos y amplía las posibilidades de que nuestra empresa se desarrolle crezca y se multiplique con muy buena salud. Pero es evidente que la situación actual es bien distinta y la necesidad de generar recursos para vivir ha obligado a muchos –no existen datos oficiales precisos, pero la lógica así lo dice– a emprender por necesidad, sobre todo a muchos que están en el paro, después de que las empresas para las que trabajaban cerraran o redujeran personal.

Y como en Emprendedores, por tradición, somos muy positivos y optimistas, también apoyamos a ese segundo grupo de emprendedores. Y tampoco está de más recordar una serie de reglas básicas que debes tener en cuenta si emprendes (siempre, y más si lo haces por necesidad).

1.- Evita las prisas. Que necesites generar recursos para vivir no significa que te precipites en las decisiones que vas a tomar. Emprende, sí, pero con mucha cabeza. Analiza el mercado y busca, principalmente, una necesidad por cubrir o un servicio complementario que aporte un valor añadido a algún producto y/o servicio que ya exista.

2.- Evita poner un negocio de ‘más de lo mismo’, porque seguro que ‘otros’ ya han pensado igual que tu. Por ejemplo, céntrate en mercados emergentes (en el reportaje te damos más pistas).

3.- Sin prisas, pero sin pausa. Busca un negocio de rápida y sencilla implementación. No te líes en divagaciones filosóficas sobre la idea y no dudes en si es el momento o no de emprender. Recuerda que has decidido emprender por necesidad. Céntrate en emprender al 100%, no en tus ratos libres. Ya es ¡ya!

4.- Inversión mínima. A no ser que hayas heredado una fortuna, piensa en un negocio que requiera de una mínima inversión inicial.

5.- Endeudamiento, cero. Emprende con recursos propios y si tienes que pedir dinero, que sea poco, a algún familiar o amigo de confianza que te ofrezca cierta libertad de devolución.

6.- Y dinero para después. Importante, no te olvides de calcular cuánto y cómo conseguirás dinero para mantenerte una vez que el negocio comience a andar.

7.- Coste fijos, al mínimo. Haz cuentas y más cuentas y busca hasta debajo de las piedras. Reduce los costes fijos de tu negocio hasta la mínima expresión. Externaliza todo lo que puedas, excepto tu core business, por supuesto. Eso es sagrado. Céntrate en él y lo demás externalízalo.

8.- ¿Sólo ante el peligro? Recuerda que emprendes en solitario, pero eso no significa que no busques colaboración y alianzas en otros emprendedores como tu. Juntos será más fácil y más barato. Existen en el mercado muchas formas de colaboración (ver dossier de Emprendedores del nº 158, págs. 96-98). Elige las que mejor se adapten a ti.

9.- Cobros y pagos. Esa es la clave para que no mueras a las primeras de cambio. Controla al detalle a todos tus clientes. Calcula los plazos entre cobros y pagos e intenta que estén lo más cerca posible. Eso te asegurará liquidez y tranquilidad para afrontar los retos que surjan.

10.- Anticípate. Saca tiempo para mantenerte informado de todas las tendencias de mercado y desarrolla planes B que te ayuden a virar cuando el viento cambie.

11.- No te aísles. No te encierres en tu negocio. Sal y conoce a otros emprendedores. Existen muchos foros de emprendedores, tanto on line como presenciales. Aprovecha los contactos para intercambiar ideas y experiencias y, por qué no, compartir clientes. Con ello, contribuirás a que el mercado sea más grande y las oportunidades de negocio sean mayores para todos, y para ti, también.

¡No te lo pierdas!

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

19/agosto/2011

La ‘Beca Caco’: cómo convertir un robo en una eficaz campaña de comunicación

Una noticia curiosa de este verano ha sido el extraño caso de la Beca Caco. La historia comienza por un robo en la agencia de comunicación digital Neo Labels, que tiene su sede en el madrileño barrio de Lavapiés. Mientras los empleados se encontraban reunidos en un despacho interior de las oficinas, un humano aprovechó para entrar en la agencia, coger uno de los ordenadores y salir pitando. Visto y no visto. Unas imágenes de vídeo inmortalizaron la proeza del ladrón.

Tras los lamentos y el desconcierto iniciales, a alguien se le encendió la bombillita y se le ocurrió la gran idea. Convertir el problema en una oportunidad. Y el equipo de la agencia tomó la audaz iniciativa de poner en marcha una campaña de comunicación a partir de lo que denominaron la ‘Beca Caco’, y que consiste en:

– Ofrecer al ladrón la retirada de la denuncia a cambio de la devolución del ordenador.

– El disfrute de la Beca Caco,  que consiste en un curso de formación gratuito en cualquiera de las especialidades de la agencia

La originalidad de esta iniciativa tuvo un efecto inmediato en los medios de comunicación: reportajes en televisión, apariciones en prensa, numerosas noticias en Internet… Un pedazo de campaña en toda regla… y a un coste reducidísimo: lo que haya costado el nuevo ordenador, y poquito más.

Al leer la noticia en prensa, rápidamente me asaltan dos dudas: ¿Habrá sido eficaz la campaña en la búsqueda del caco? ¿Cuál sería la remuneración del susodicho por estar de becario en la agencia? Así que nada más fácil que preguntárselo a Hugo Albornoz, socio fundador de la agencia, y estas han sido sus respuestas:

– “El “iCaco” no ha aparecido aún, así que seguimos buscando. De hecho si en Google buscas Neo Labels Caco salen miles de entradas ya, así que esperemos que en septiembre demos con el”.

– “La beca no es remunerada. Consta de formación en nuestra sede + un cursillo de SO iOS que recibirá en una academia que se ha ofrecido debido a la repercusión que hemos tenido. En cualquier caso, las dietas y transportes si irán por cuenta de Neo”.

Y hasta aquí esta curiosa historia veraniega. Consulto con los astros y me dicen que el caco nunca aparecerá (a estas alturas ya habrá pulido el ordenador, y la contraprestación salarial de la beca no es muy atractiva que digamos). De todas formas, como acción de RR.PP. la ‘Beca Caco’ es digna de estudio.

Y, por último, el vídeo de uno de los reportajes televisivo:


  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

Posts Anteriores