19/agosto/2011

La ‘Beca Caco’: cómo convertir un robo en una eficaz campaña de comunicación

Una noticia curiosa de este verano ha sido el extraño caso de la Beca Caco. La historia comienza por un robo en la agencia de comunicación digital Neo Labels, que tiene su sede en el madrileño barrio de Lavapiés. Mientras los empleados se encontraban reunidos en un despacho interior de las oficinas, un humano aprovechó para entrar en la agencia, coger uno de los ordenadores y salir pitando. Visto y no visto. Unas imágenes de vídeo inmortalizaron la proeza del ladrón.

Tras los lamentos y el desconcierto iniciales, a alguien se le encendió la bombillita y se le ocurrió la gran idea. Convertir el problema en una oportunidad. Y el equipo de la agencia tomó la audaz iniciativa de poner en marcha una campaña de comunicación a partir de lo que denominaron la ‘Beca Caco’, y que consiste en:

– Ofrecer al ladrón la retirada de la denuncia a cambio de la devolución del ordenador.

– El disfrute de la Beca Caco,  que consiste en un curso de formación gratuito en cualquiera de las especialidades de la agencia

La originalidad de esta iniciativa tuvo un efecto inmediato en los medios de comunicación: reportajes en televisión, apariciones en prensa, numerosas noticias en Internet… Un pedazo de campaña en toda regla… y a un coste reducidísimo: lo que haya costado el nuevo ordenador, y poquito más.

Al leer la noticia en prensa, rápidamente me asaltan dos dudas: ¿Habrá sido eficaz la campaña en la búsqueda del caco? ¿Cuál sería la remuneración del susodicho por estar de becario en la agencia? Así que nada más fácil que preguntárselo a Hugo Albornoz, socio fundador de la agencia, y estas han sido sus respuestas:

– “El “iCaco” no ha aparecido aún, así que seguimos buscando. De hecho si en Google buscas Neo Labels Caco salen miles de entradas ya, así que esperemos que en septiembre demos con el”.

– “La beca no es remunerada. Consta de formación en nuestra sede + un cursillo de SO iOS que recibirá en una academia que se ha ofrecido debido a la repercusión que hemos tenido. En cualquier caso, las dietas y transportes si irán por cuenta de Neo”.

Y hasta aquí esta curiosa historia veraniega. Consulto con los astros y me dicen que el caco nunca aparecerá (a estas alturas ya habrá pulido el ordenador, y la contraprestación salarial de la beca no es muy atractiva que digamos). De todas formas, como acción de RR.PP. la ‘Beca Caco’ es digna de estudio.

Y, por último, el vídeo de uno de los reportajes televisivo:


  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Fernando Montero

2 Comentarios Añade un comentario

  • 1. robin hood  |  19 de agosto de 2011 a las 12:48

    El 90% de las becas son becas-caco, pero los cacos son las empresas que se benefician del trabajo d los becarios a quienes explotan por un salario de miseria. Una explotación que va contra los derechos humanos, pero con la complicidad legal.

  • 2. Para robin hood  |  26 de agosto de 2011 a las 12:22

    Claro claro si a eso le sumas que el 90% de los trabajadores invierten la mañana en tomarse un Cafe, echarse 3 cigarros, mirar el facebook y hablar por telefono………. demasiado cobran para la productividad que tienen.

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


cuatro + 1 =

Siga los comentarios en RSS