25/agosto/2011

¿Debe el emprendedor algo a la sociedad?

Este es el título de una noticia que hice para el número de Emprendedores de noviembre del año pasado. En ella me hacía eco de un comentario del francés Herbert Simon, premio Nobel de Economía, dentro del Foro USA-AB, en el que opinaba que “el 90% de nuestros ingresos son contingentes a nuestro tiempo histórico y nuestra geografía. Es decir, no somos moralmente responsables del 90% de nuestra riqueza”.

Un pensamiento muy propicio para analizar las recientes noticias de que algunas grandes fortunas de Estados Unidos (con Warren Buffet como cabeza visible) y de Francia (con Liliane Bettencourt, propietaria de Lóreal en primera línea) han solicitado que se les incremente la base impositiva para contribuir ante la grave crisis que estamos padeciendo. Si bien los multimillonarios galos la plantean como una aportación “especial”, Buffet va más allá y considera que se les debe subir la base impositiva: él paga menos impuestos que cualquiera de los veinte empleados que están trabajando en el despacho de su grupo Berkshire. Y es que según los cálculos de uno de los mayores expertos mundiales en inversiones financieras: “las grandes fortunas norteamericanas, pese a estar percibiendo ganancias cinco veces mayores que hace dos décadas, están pagando una tercera parte menos de impuestos”.

Volviendo al pensamiento de inicio, la frase de muchos emprendedores: “todos mis éxitos son fruto de mis esfuerzos” es, por lo menos, cuestionable. Algo tendrá que ver en todos estos éxitos una serie de valores intangibles, pero no menos importantes para que una aventura empresarial puede nacer y desarrollarse: seguridad, educación, libertad,….; y otras totalmente tangibles: infraestructuras, redes de comunicación, polígonos industriales, etc. Porque no es lo mismo lanzar un negocio en España que en Kirguizistán o Armenia, por mucho que el Banco Mundial se empeñe año tras año en decir lo contrario y situe estos países por delante del nuestro como mejores para hacer “business”.

Si aquellos que han logrado el éxito económico, y son quienes más pueden aportar a mantener el bienestar de su propio país –y no digo solo con impuestos, sino con empleo, con inversiones, con innovación, etc.–, no son conscientes de esta responsbilidad social del empresario, nuestras sociedades `desarrolladas´ se resentirán. Y veremos si en un entorno social más empobrecido, menos justo, menos libre,… sigue siendo rentable crear y mantener negocios.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Javier Inaraja

2 Comentarios Añade un comentario

  • 1. Isabel Anthony  |  25 de agosto de 2011 a las 15:08

    Hola!
    Creo que estamos tocando aqui un tema no solo de responsabilidad social, sino tambien de responsabilidad personal y actitud. Los empresarios de exito entienden que “ellos crean sus propios resultados”, frente a la idea “life happens to me”. Esta ultima actitud refleja lo contrario a la responsabilidad: una actitud victimista que busca culpar a otros (ya sea el gobierno, los impuestos o la ex-mujer) de sus resultados. Es cierto que los recursos que tenemos nos dan un gran ventaja inicial. Pero sin el ingenio, la creatividad, y la determinacion de una actitud responsable, tambien esos empresarios de exito no estarian hoy creando riqueza para si mismos y para sus entornos.
    En mi opinion hay que respetar mas y dar mas credito a los empresarios por hacer lo que hacen. No son unos explotadores ni unos aprovechados por el simple hecho de tener una empresa que crea beneficios.
    Saludos y buena semana!
    Isabel

  • 2. Javier Inaraja  |  26 de agosto de 2011 a las 10:43

    Hola Isabel,
    estoy de acuerdo contigo, incluso creo que ambos puntos de vista son ambivalentes. Una sociedad progresa gracias a la actitud emprendedora, no solo de empresarios, sino de empleados, funcionarios, políticos,… de sus ciudadanos. Y el esfuerzo personal debe ser una actitud promovida y recompensada dentro de nuestra sociedad. Pero esto no es excluyente con una idea de una sociedad mas solidaria.
    Un saludo,
    Javier

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


− dos = 5

Siga los comentarios en RSS