Archivo de septiembre, 2011

30/septiembre/2011

Las ideas más brillantes de Emprendedores de Octubre

En cada número de Emprendedores te damos un montón de consejos y buenas ideas que valen su peso en oro. Aquí os adelanto una jugosa muestra… ¡para ir abriendo boca!

Bere Casillas: un sastre en las redes

Le dedicamos un reportaje a este sastre granadino que se ha convertido en un fenómeno de las redes sociales, gracias a las cuales ha conseguido relanzar su negocio. Ahí va una de sus frase más contundentes: “Yo era un analfabeto digital, llegué a esto por desesperación ante la crisis que vivía mi empresa”. Y un consejo al que le puedes sacar mucho jugo: “Las pymes siguen sin entender que en Internet lo que tienes es que invertir tiempo, acercarte a la gente y ganar su confianza, no hacer promociones. En los dos años que llevamos en las redes sociales nadie me ha visto hacer una oferta”.

 

Rodolfo Carpintier, el señor del dinero

Este hombre puede ayudarte a lanzar esa idea de negocio que te anda rondando por la cabeza. Pero para ello tu proyecto tiene que contar con una serie de requisitos que desgranamos en el repor. De hecho, sólo invierte cada año en 7 de los cerca de 70 proyectos que caen sobre su mesa. Dice: “Descartamos proyectos que no explican cómo tendrán éxito; el modelo de negocio tiene que estar explicado en no más de un folio”. Según Carpintier: “Todo está por hacer en Internet”, quien te da un montón de recetas sin desperdicio. Un ejemplo: “Un proyecto de Internet que dependa de la publicidad más de un 25% no es sano. El 75% de los ingresos, como mínimo, debe venir de otras fuentes”.

 

El truco de las ‘falsas llamadas’…. y otras 29 aplicaciones que te pueden salvar la vida.

Si quieres librarte de una reunión aburrida o estás en una extensa comida de negocios, con una aplicación llamada Fake Calls puedes programar una falsa llamada entrante de la persona que elijas. Tú decides la hora a la que va a sonar tu móvil, pero tendrás que ser también tú el que se invente la conversación. Otra aplicación curiosa es Urlate: una útil herramienta para tener una buena excusa cuando llegas tarde. Esta app te permite enviarle a tu jefe un e-mail con tu localización actual y una foto del atasco en el que te has metido y tener una base de datos de tus embotellamientos más habituales. Una muy buena selección que recoge en un reportaje nuestro colaborador Amel Fernández.

 

Ayuntamientos tocanarices, obras inesperadas y otros errores para tirarse de los pelos.

“Habíamos alquilado el local, contratado la maquinaria y negociado los suministros para empezar el 1 de marzo. Todo parecía sencillo ya que era un local que tenía ya licencia, pero de repente empezaron a ponerme más y más trabas desde el Ayuntamiento y a pedir más y más documentación. Cinco meses después no me habían dado los papeles”. Es el testimonio de uno de los emprendedores que un completísimo reportaje sobre ‘los principales errores a la hora de montar un comercio’.

Además de las trabas burocráticas, existen otros muchos errores habituales. Ahí va otro: “Has encontrado el local perfecto en la calle perfecta. Está en medio de la vía principal de un barrio antiguo y es ideal para tu negocio. Sin embargo, a los dos meses de instalarte aparece por tu calle todo un batallón dispuesto a levantar todo el pavimento, las aceras y demás porque hay un proyecto de remodelación que durará dos años… ¡delante mismo de tu local!” Si quieres evitar errores como éste, léete este reportaje. ¡Nos lo agradecerás!

 

Miguel Angel Ferrero, un emprendedor con un millón de clientes

El malagueño Miguel Angel Ferrero es uno de esos emprendedores a los que nos gusta darle cancha. No tiene la exposición mediática que poseen otros emprendedores que facturan 20 veces menos, pero que con su pose de tipos interesantes y dominio de las redes sociales logran camelar a periodistas sin experiencia. Pero a nosotros no nos gustan los vendedores de humo sino los emprendedores de verdad. Y Ferrero es un buen ejemplo. Ha creado un grupo de empresas puntocon (la librería virtual Agapea y la web turística QuéHoteles son las más conocidas) con las que factura ya 35 millones de euros. Y ello gracias a una cartera de de más de un millón de clientes … ¡de pago! ¿Que cómo se hace esto? Lo leerás en este reportaje de Isabel García Méndez

 

Trucos para ‘sacar más brillo’ a tu producto.

Saber hacer una buena presentación de un producto complejo o innovador es una dura prueba por la que deben pasar muchos emprendedores. En un reportaje de Ana Delgado te ofrecemos un buen puñado de trucos para tener éxito. Como las que nos cuenta Jonathan Chacón, desarrollador de usabilidad: “Siempre llevo una batería de autopreguntas preparadas por si nadie se atreve a romper el hielo y una frase simpática para la cuestión interminable. Ante las preguntas absurdas hago como que no me he enterado y pido que la repita. Lo normal es que, en el 70% de los casos, el mismo interlocutor se dé cuenta y corrija el enunciado”.

 

Esta es solo una pequeña cata de las ideas que vas a encontrar en la revista de octubre. Si tú no te las lees, tus competidores sí que lo harán. ¡Tú mismo!

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

28/septiembre/2011

¿Hasta donde es aconsejable llevar la hiperespecialización?

Siempre hemos dicho en la revista que siendo pyme puedes diferenciarte mucho más en el mercado siendo el mejor en un hueco pequeño que intentando abarcar algo muy grande. Donde eres otro más. La hiperespecialización nos ha demostrado que funciona con buenos ejemplos de emprendedores que hemos publicado en la revista. Así a bote pronto me viene a la cabeza un comercio on line especializado en slot, coches, circuitos y accesorios de Scalextric, como Tiendaslot o el comercio on line de venta de espadas toledanas Aceros de Hispania.

Lo que me pregunto es si una hiperespecialización excesiva puede convertirse en una oportunidad real de negocio o te estás montando una empresa sin futuro. Es una duda que me ronda en la cabeza por dos negocios que me han contado esta misma semana y que no termino de ver.

Una es una tienda on line que vende velas y parafina (Ceragi). La segunda (Post-Party), un comercio algo más original, ya que ofrecen bailarinas plegables para poderlas llevar en el bolso y cambiarte de zapatos si te duelen los pies.

Como he dicho, yo no termino de ver mucho ni la una ni la otra. Me he puesto a analizar qué debe tener un negocio hiperespecializado para tener éxito y, claro, pensando en las que lo tienen se me ocurre: que venda productos con mucho margen o difíciles de localizar (como los juguetes y las espadas) o que si se trata de utilities se pueda vender mucho volumen para conseguir margen: comida, ropa, discos, etc.  pero todo esto ya está muy explotado.

Me pongo a pensar en otros ejemplos similares a las velas y las bailarinas y resulta que sí, que  hay negocios igual de especializados y en productos similares y tienen su hueco; como una tienda que sólo vende calcetines (Grupo Eme), una de chupetes (Michupete y Tutete, aunque en este caso juegan con el gancho de que se trata de productos especializados), maletas (que hay mil, emaletas; susmaletas…), etc. Y me termino convenciendo de que, realmente, sí pueden tener éxito. La primera, sobre todo, porque se dirige principalmente a empresas (ya ahí consigue el volumen del que hablaba aunque también tiene más competencia porque ya existen comercios de este tipo), la segunda, por ser un producto único en el mercado (aunque habrá que ver si consiguen demanda).
A estas alturas me quedo con otra duda: ¿Es que Internet lo soporta todo cuando se trata de tiendas que no exigen una gran inversión?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

6 Comentarios

27/septiembre/2011

Una tendencia: las franquicias de red comercial

Llevamos tiempo trabajando en el próximo Especial Franquicias de la revista Emprendedores (aparece con el próximo número de Noviembre). Para elaborarlo, estamos contactando con todos los agentes del sector: franquiciados, franquiciadores y expertos. Analizaremos con detalle todas las tendencias de futuro en el especial, pero quería adelantar a los lectores de emprendebloggers una que me ha llamado mucho la atención.

Ahora son pocas las empresas que se lanzan a crear redes de franquicia, pero he encontrado varias que se están animando a hacerlo. Son franquicias con un alto perfil comercial, que tienen la mayoría de estas características:

-Héroes locales. Tienen un modelo de éxito en una zona determinada del país y buscan desarrollarlo a través de una red comercial y/o de oficinas para la que no tienen recursos propios (y naturalmente, el banco ahora no se los presta).

-Bajos cánones de entrada. Buscan personas que se adhieran a la cadena, más que la creación de establecimientos con puertas abiertas al público. Por ese motivo, los cánones son bastante bajos en un principio.

-Producto especializado. Se trata, normalmente, de un producto especializado, con patente o cuya copia resulta muy difícil. Por eso, el modelo de negocio es extensible y las posibilidades de éxito son más altas.

-Modelo de negocio transparente. Estas nuevas franquicias no hacen el negocio en captar franquiciados. Normalmente, el beneficio lo sacan directamente con las ventas que consiguen los comerciales (aparte del pequeño canon antes mencionado). Se trata de tener comerciales que coloquen en el mercado teléfonos, líneas de adsl, software, servidores, hardware para empresas, etc y que cobren una comisión según las ventas conseguidas. Si venden, cobran un porcentaje considerable de la venta, y si no lo hacen la empresa franquiciadora no tiene que soportar costes fijos. Un modelo que puede ser más o menos justo, pero que es transparente como el agua.

-Montados por emprendedores. Son nuevas cadenas de franquicia que no nacen de una gran empresa. Suelen venir del promotor inicial; con la gran ventaja que eso supone en términos de compromiso con los nuevos franquiciados… y con la desventaja de que suelen tener más resistencia a delegar y a admitir aportaciones externas.

En definitiva, un método de lanzamiento muy acorde con la situación económica actual: un modelo extremadamente low-cost, pero ambicioso al mismo tiempo. Conviene observarlo.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

26/septiembre/2011

¿Coopetir o competir?

Hablando con un emprendedor (del que daremos cuenta en unas semanas), que ha desarrollado junto a dos socios una aplicación móvil, me contaba que oteando el mercado en busca de oportunidades de negocio –lo que debe hacer todo emprendedor– vieron un negocio muy interesante que se estaba haciendo en Estados Unidos y decidieron adaptarlo a las necesidades, exigencias y demandas de nuestro mercado –otra cosa que se debe hacer cuando se importa una idea–.

En un momento de la entrevista, en la que hablamos del diseño, desarrollo, puesta en marcha, barreras, recursos, modelo de negocio, expansión internacional y un largo etcétera de cuestiones –reconozco que a veces somos un poco pesados con las preguntitas–, le pregunté si habían tenido en cuenta la posibilidad de que pudieran chocar en algún momento con la empresa de EEUU.

Mi sorpresa –porque nos encontramos con empresas que se esconden en su burbuja y se aíslan del mercado pensando en que así la competencia no les descubrirá– es que estos emprendedores españoles sí lo habían valorado. Y tanto era así que incluso no tuvieron reparo alguno en contactar con ella. Acto seguido, la sorpresa se la llevaron los propios españoles que, pensando en que les fuera a ‘regañar’, les ofreció colaboración, tanta que les ayudó a resolver algunas dudas que tenían sobre el desarrollo de la aplicación e incluso les puso en contacto con importantes inversores de EEUU… ofrecimiento que los españoles, por supuesto, han aprovechado.

“Igualito que aquí –confesaba mi entrevistado– que si se te ocurre preguntar algo a un competidor te saca las uñas”.

Tal vez, radique ahí la diferencia entre las empresas que coopiten y las que compiten. Yo me quedo con las primeras. ¿Y tu?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

23/septiembre/2011

¿Montar una red social exclusiva para tus clientes?

En el dossier sobre Qué va a ser negocio en Internet, que publicamos en Enero, ya habíamos anticipado que la creación de redes sociales para los clientes de una empresa on line era una forma de diferenciarse de la competencia y conseguir clientes.

En aquel momento os contamos el caso de la web Zankyou, que organiza eventos de bodas y que ha conseguido hacerse un hueco importante en un mercado ya bastante maduro con el gancho de su propia red social: los invitados al evento y los novios se relacionan entre sí en una comunidad privada creada por Zankyou. Esta idea, les ha convertido en la web de bodas más visitada de Europa y les ha dado presencia en doce países. La idea a mí me convenció desde el principio. Si eres una empresa online, ¿por qué  no aplicar las tendencias on line a tu negocio?

Más dudas tengo sobre la oportunidad de crear redes sociales para clientes de negocios off line, como restaurantes y hoteles. La idea ya la están empezando a desarrollar dos de las enseñas más punteras de estos sectores: Axel Hotels y Wogaboo. En el caso de los hoteles puede tener cierto sentido. Los Axel se han posicionado desde el principio como hoteles para gays, aunque con un concepto heterofliendly para no dejar fuera a los clientes de otras orientaciones sexuales. Presupongo, que se trata de clientes con una gran predisposición a conocer gente y eso es lo que promete esta red social que sus responsables promocionan con el lema “todo puede pasar”.

Al realizar la reserva en el hotel te ofrecen un pase VIP para el portal y a partir de ese momento puedes conocer quién está alojado en otras habitaciones y ponerte en contacto con quien desees, además de recibir ofertas para los servicios del hotel: bar, restaurante y espacio wellness. Y hasta ver en tiempo real qué está ocurriendo en el lobby del hotel.

En el caso de la cadena de restaurantes Wogaboo, la red social permite conocer qué amigos y conocidos han realizado reservas en cualquiera de sus locales, escoger la mesa más cercana a ellos, intercambiar comentarios, etc. La propuesta encaja muy bien también en el modelo de estos restaurantes, que buscan atraer y fidelizar clientes con el concepto de fun eating, del que ya hablé en otro post. Pero no me imagino a la gente escogiendo un restaurante para comer en función de los comensales que habrá, ¿o si?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

21/septiembre/2011

Mentiras, Trolas y Milongas absurdas de los Jefes

Scott Adams, autor del archiconocido best seller de humor empresarial ‘El Principio de Dilbert’, es un archiconocido cachondo especializado en sacarle punta a todos los hechos cotidianos del mundo de la empresa.

En la última versión de su libro, con el irónico subtitulo de ‘Cómo progresar en el siglo XXI gracias a la estupidez’, se incluye el capítulo ‘Las grandes mentiras de la dirección’, en el que el bueno de Scott Adams recoge “las mentiras de dirección más populares de todos los tiempos” con las que los mandamases no dejan de incordiar a sus empleados. Son las siguientes:

1. Los empleados son nuestro bien más valioso: “Superficialmente esta afirmación parece ir en contra del hecho de que las empresas tratan a sus ‘bienes más valiosos’ de la misma forma que una aspiradora trata al polvo”.

2. Yo sigo una política de puertas abiertas: “El jefe sabe que puede intimidar a la gente para que evite acercarse a su despacho por el simple procedimiento de asignar trabajo a las diez primeras personas que lo intenten”.

3. Bajo el nuevo plan podrá ganar más dinero: “¿Usted cree probable que la empresa modifique todo el plan de compensación para ofrecerles más dinero a todos ustedes. Los aumentos de sueldo son tan infrecuentes en estos tiempos que su empresa se olvidó de que existían hace tiempo”.

4. Nos estamos reorganizando para servir mejor a nuestros clientes: “¿No cree que es probable que la directiva no tenga ni idea de cómo arreglar los problemas de la empresa y que piense que la reorganización de la actual cuadrilla de imbéciles al menos disimule el progreso?”

5. El futuro es brillante: “¿Le parece probable que su jefe sea un visionario que puede predecir el futuro, a pesar de ser incapaz de manejar el ordenador que tiene sobre la mesa?

6. Recompensamos a quienes asumen riesgos: “Por definición, quienes asumen riesgos fracasan a menudo. ¿Le parece probable que su jefe vaya a recompensar de pronto a gente que ha fracasado, sabiendo que cada uno de ellos ha hecho que el jefe reciba por lo menos un rapapolvo de la alta dirección?”.

7. El rendimiento será recompensado. “¿De veras le parece probable que este año los altos ejecutivos digan: “Al diablo con la cotización en bolsa de las acciones y con nuestras primas. ¿En qué estamos pensando? ¡Distribuyamos más dinero entre los empleados!”

8. La formación es una de nuestras principales prioridades. “¿Le parece probable que su jefe deje intacto el presupuesto de formación y en su lugar ahorre dinero retrasando el lanzamiento de un nuevo producto, renunciando así a su propio aumento y prima”.

9. No he oído comentar ningún rumor. “¿No cree que es probable que su jefe sabe que las noticias son tan malas que hasta el más ligero atisbo de la verdad hará que los empleados sean menos productivos?”

10. Revisaremos su rendimiento dentro de seis meses: “¿Y por qué hay que esperar seis meses para determinar un posible aumento de sueldo? Tal vez porque su jefe entiende que usted puede llegar a ser mucho más inteligente dentro de 180 días”.

11. Nuestra gente es la mejor: “Esta mentira es muy apreciada por los empleados. Por desgracia, sólo una empresa de cada sector puede contar con los mejores empleados. Además, es un poco extraño que la empresa que presume de tener los mejores empleados tenga los sueldos congelados”

12. Su opinión es muy importante para nosotros. “Otra mentira apreciada por los empleados, pero totalmente falaz ya que, para el jefe la siguiente ecuación es la que rige su cerebro: Opinión del empleado = Más trabajo = Malo”.

¿Exageraciones de Scott Adams? En algunos casos, puede que sí. Pero en otros sí que pone dolorosamente el dedo en la llaga. ¿O no?

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

20/septiembre/2011

Los políticos giran la vista hacia los emprendedores

(Adelanto del editorial de Emprendedores de octubre)

Ha llegado el momento en el que los partidos políticos centran una parte importante del debate electoral en qué medidas van a aplicar para apoyar al emprendedor. ¡Buena noticia! Nosotros llevamos tiempo pensando en medidas que podrían ser muy interesantes:

1. Buscar fórmulas para limitar la responsabilidad de los autónomos y, de ese modo, equipararlos más a las empresas de reducida dimensión.

2. Rebajar los papeleos (eso ya lo prometen) y reducir la presión fiscal y las cargas de Seguridad Social, al menos en la fase inicial de la actividad. Hoy, en España, cualquiera que trabaje por su cuenta paga 254,21 euros cada mes, facture o no. Y luego, claro, un 15% de IRPF de todo lo que se ingrese.

3. Trabajar mucho desde la Administración en la consolidación de empresas. No servirá de mucho multiplicar el número de compañías en funcionamiento si luego cierran masivamente antes del cuarto año.

4. Pactar entre todos un marco estable que no dependa de cambios de gobierno estatal o autonómico. De ese modo, se garantizará una estabilidad que es la antesala de la confianza empresarial.

¿Tendrán resultado estas medidas? Puedes apostar que sí. En Francia las pusieron en marcha (junto con algunas más) en 2009 con el llamado Estatuto del Autoemprendedor y han creado más de 600.000 empresas en dos años con esta fórmula, casi el 60% de las nuevas empresas francesas.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 Comentarios

19/septiembre/2011

La experiencia sí es un grado

Había tenido la ocasión de hablar en un par de ocasiones con Rodolfo Carpintier, fundador de DaD, incubadora de proyectos de Internet, para sendos artículos, pero hace unos días tuve la suerte de poder entrevistarle cara a cara sin límite de tiempo fijado de antemano (para la sección Líderes de nuestro número 169, octubre de 2011) y el encuentro me resultó sinceramente muy gratificante.

No me equivoco si digo que es uno de los profesionales que más sabe sobre negocios en Internet y sobre emprendimiento, por su enorme experiencia y por su participación directa en numerosos proyectos, algunos de ellos de gran éxito como BuyVip o Tuenti, y no sólo en esos dos –como se esforzó en aclararme durante la entrevista que mantuvimos– “sino también Xplane, que conseguimos que una empresa que llevaba 15 años en el mercado se vendiera con gran rentabilidad”. No se tiene muchas veces la posibilidad de tener enfrente a una persona que sabe muy bien de lo que habla: de emprendimiento, de capital semilla, etc. Sin lugar a dudas, si tuviera un proyecto en mente sería a uno de los que acudiría para conseguir su asesoramiento, inversión y experiencia.

Me quedo con muchas de las cosas que Carpintier me/nos contó y, antes de que leáis la entrevista en la revista, os adelanto algunas de sus ideas:

“De los cerca de 700 proyectos que nos llegan al año, acabamos invirtiendo en siete u ocho. Apostamos por aquellos proyectos de Internet en los que vemos que podrían tener un gran recorrido”.

“Los proyectos suelen fallar porque el emprendedor no ha sabido crear el equipo ganador que necesita. Muchos emprendedores quieren hacerlo todo solos. Son muy perfeccionistas y pierden demasiado tiempo. Y en Internet hay que ser muy rápido en la evolución de los prototipos. Se debe ser capaz de probar muchas cosas, de apostar por las que funcionan y desechar las que no y ese ritmo de trabajo requiere de un equipo que funcione muy bien, que esté muy bien coordinado. Y no todo el mundo tiene capacidad para crear un buen equipo”.

“Si el emprendedor acude a nosotros pidiendo sólo dinero, no nos interesa. Sí, aquellos emprendedores que sepan quiénes somos, que piensan que les vamos a mejorar su modelo de negocio y hacerlo crecer, y que sepan que nuestra inversión será sólo el 50 o el 60% de lo que nos piden. No invertimos como inversor financiero puro y duro”.

“Un proyecto de Internet que dependa de la publicidad más de un 25% no es sano. Hay muy pocos proyectos que dependiendo 100% de la publicidad puedan sobrevivir. La publicidad tiene que ser sólo una parte pequeña de los ingresos del negocio. El 75%, como mínimo, debe venir de otras fuentes. Para ello, hay que ser capaz de saber quién paga qué, cuándo y por qué”.

“Un emprendedor debe ser capaz de venderle el proyecto a su propio equipo. Si lo consigue, será capaz de sacarlo adelante”.

“Buscamos emprendedores que tengan capacidad de gestión. El problema es que la mayor parte de los que se presenta a nosotros viene con mentalidad de empleado. Y la diferencia entre empleado y emprendedor es gigantesca. El primero quiere tener un sueldo a final de mes y el segundo quiere tener su proyecto. Tiene que ser alguien que se haya convencido de que quiere emprender, de que sabe que la responsabilidad de pagar las nóminas a final de mes es suya y que, por tanto, tiene que ser capaz de liderar un proyecto. Y de esos, hay muy pocos. Uno de cada 50 nos llega con ese espíritu emprendedor”.

“Descartamos proyectos que no saben explicar en un sólo folio cómo tendrán éxito”.

“Si el emprendedor tuviera que tener una sola cualidad sería la que define el término inglés resilience, que es esa resistencia a la caída: como ese boxeador que le tiran al suelo y vuelve a levantarse una y otra vez. El emprendedor tiene que ser capaz de comerse el mundo, de saber que ‘hoy he fallado, pero mañana no fallaré’ y eso, hacerlo todos los días”.

Os recomiendo que no os perdáis la entrevista en nuestro número 169, octubre de 2011.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

Posts Anteriores