21/noviembre/2011

Carta al nuevo presidente de un joven emprendedor

Iñaki Nieto, joven emprendedor, me escribe una interesante carta tras haber leído el reportaje Ideas para una Ley de Emprendedores, que publicamos en el número de octubre. Iñaki, que vive en primera persona los problemas que en el día a día pueden afectar a cualquier emprendedor de nuestro país, se ha tomado la molestia de elaborar otra serie de propuestas que no estaría de mal que meditarán nuestros nuevos responsables políticos.

Por su seriedad y por el conocimiento de la realidad que demuestra, las reproduzco a continuación:

CREACIÓN DE LEYES ESPECIFICAS PARA AUTÓNOMOS, PYMES Y EMPRENDEDORES
1.   Creación de una Ley Nacional de apoyo a los Emprendedores donde se defina claramente  su figura. Esta definición no estará basada únicamente en plazos sino también en los objetivos de facturación conseguidos. Esta ley, permitiría proteger, durante un periodo de tiempo (4 años) al  emprendedor, gracias a unas condiciones fiscales favorables que faciliten la dura tarea de iniciar un proyecto empresarial.
La Ley de Emprendedores aprobada en Castilla La Mancha, serviría de embrión para la creación de una ley a nivel nacional, que cree un marco legal, económico y social que potencie el emprendimiento y que reconozca definitivamente esta figura tan importante y vital para el mantenimiento del estado de bienestar.
2.   Creación de una ley específica para pymes y autónomos. Esta ley marcaría una clara diferencia entre las grandes empresas y las  pymes, permitiendo la implementación de medidas extraordinarias, en momentos específicos, como pueden ser el devengo automático de los pagos a Seguridad Social o un impuesto trimestral del IRPF para el pequeño y mediano empresario que, demostrando una trayectoria de cumplimiento con sus responsabilidades frente a seguridad social y hacienda, se encuentre en situaciones no habituales, como puede ser,  por ejemplo, impagos en las facturas de clientes.
3.   Ayuda al desempleo para los APE que hayan demostrado durante un periodo de tiempo (24 meses) a través de la dedicación de sus recursos (monetarios y no monetarios)  su capacidad para desarrollar un proyecto empresarial. Será motivo automático de recepción de la ayuda, la demostración, a través de las cuentas anuales, de cualquiera de las siguientes circunstancias:
–          Haber tenido al menos dos personas empleadas durante 24 meses
–          Haber cumplido con sus obligaciones frente a la Seguridad Social y Hacienda durante el periodo de actividad de la empresa
–          Demostrar que se ha invertido y no se ha recuperado capital propio o ajeno en el proyecto.

AYUDAS ECONÓMICAS A LA CREACIÓN DE EMPRESAS Y MANTENIMIENTO DE PYMES Y AUTÓNOMOS
4.   Obligar por ley al pago de las facturas con fecha de factura. Medidas muy duras a los que no cumplan sus compromisos de pago
5.   Pagar el IVA cuando se cobre. Se trata de aplicar el criterio de caja y no de devengo.
6.   Reducción del coste de la Seguridad Social. No es asumible que el coste de Seguridad Social implique un 30% del salario bruto del empleado. Estudiar la viabilidad de que la Seguridad Social se financie a través de otras vías.
7.   Créditos blandos  y automáticos a la tesorería para cualquier APE que haya demostrado  su solvencia durante un periodo determinado de tiempo.
8.   Reducción del impuesto de Sociedades para aquellas empresas que decidan capitalizar sus beneficios, simplemente destinándolos a reservas.
9.   Créditos blandos automáticos una vez concedido un proyecto que excede la capacidad económica (que no de recursos) de un APE (vinculado al punto 1 del siguiente apartado)
10. Incentivos a la contratación. Estudiar la viabilidad de la condonación del 100% de la Seguridad Social del empleado contratado durante los tres primeros meses de contrato. Siguiendo el modelo norte europeo de estudios superiores en relación a la financiación de las carreras universitarias, esta condonación será devuelta a la Seguridad Social, una vez la empresa se consolide.
11. Ayudas a fondo perdido. Para apertura de nuevas líneas de negocio de APEs que hayan demostrado una gestión impecable y que requieran recursos y que garanticen la contratación de RRHH.
12. Ayudas a la internacionalización.
13. Ayudas a la modernización

POTENCIACIÓN DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA DE LOS APE
14. Ventajas en las licitaciones públicas:
– Obtención de puntuación extra por ser APE de nueva creación o APE
– Obtención de puntuación extra por ser una UTAPENC (Unión Temporal de APE de Nueva Creación)
– Obligatoriedad por parte de las administraciones públicas a que un porcentaje del volumen de licitaciones sea concedidas a APE de nueva creación y a APE
– Demostración de solvencia de otros medios que no sean la actividad económica de los últimos años.

15. Ventajas fiscales a las grandes empresas que contraten APE

A pesar de que considero que todas estas medidas deberían ser aplicadas, me gustaría incidir concretamente en algunas por diversos motivos:

Medida 4
No está justificado de ninguna manera que una empresa cobre ni a 30 ni a 60 días los servicios prestados.
¿Me subo yo en el autobús y se me permite pagar a 30 días el billete?
¿Voy a por una barra de pan y se me permite abonarla a los dos meses?
¿Por qué tengo que  prestar mis servicios y cobrarlos a 30 días o, pero aún,  a 8 meses, como me ocurre con un cliente que me debe casi 60.000 euros por que  depende de fondos públicos y la administración no se los abona?
El pago de la factura tiene que realizarse a fecha de factura y fecha de fin de los servicios prestados. En caso contrario, el cliente tendría que asumir por ley el coste del abono de la factura en fecha.

Medida 5
Si se implantara la medida 4, está no sería necesaria. Es totalmente intolerable que, con una administración pública totalmente informatizada, que lleva un control hasta el céntimo de los ingresos y los gastos de las empresas, no haya implementado el pago con el criterio de caja y no de devengo.
Medida 8
Es inaceptable que viendo las  dramáticas consecuencias que ha provocado la falta de reservas en las empresas durante la crisis, todavía éstas no puedan capitalizar sus beneficios sin tener que pagar el impuesto de sociedades. Estas reservas son fondos que se mantienen en tesorería y nos permiten  subsistir en los ejercicios donde la demanda cae radicalmente.
Medida 14 y 15
Estas dos medidas tienen la característica de que son las de más fácil aplicación (por su bajo coste) y cuya repercusión en la trayectoria de un APE, marca radicalmente la diferencia.
Lo más complicado para un APE es la consecución de los primeros contratos; ¿Qué mejor manera de apoyar el emprendimiento que las administraciones públicas dediquen un número de licitaciones anuales a los APE o otorguen ayudas fiscales a las grandes empresas que mantengan esta praxis?
Lo que para una gran empresa o una empresa consolidada son migajas, para un APE de nueva creación supone la supervivencia durante un año.

Hasta aquí la carta con las propuestas de Iñaki. ¿Qué te parecen? ¿Se te ocurre alguna más?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Fernando Montero

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


nueve − = 8

Siga los comentarios en RSS