Archivo de noviembre, 2011

15/noviembre/2011

Crowdfunding, cuando la unión hace la fuerza

Hace poco conocí a un emprendedor que afirmaba sentirse mareado por el uso tantos anglicismos en los saraos de creación de empresas. Bien es cierto que en ocasiones parece que estamos en el mismísimo Silicon Valley (aunque con las salvedades sobre los acentos de cada cual), pero también es cierto que muy a nuestro pesar aún no existe por aquí ese amor al riesgo que ha hecho que muchos de nuestros homólogos americanos se conviertan en emprendedores mundialmente conocidos.

Aunque puede que exista algún emprendedor de a pie que aún no se lleve bien con el inglés (siempre le quedará septiembre para aprobar, sino repetirá curso fijo), a todo el que pretenda lanzar un proyecto le conviene conocer todos los términos relacionados con el ‘crowd’, ese palabro que wordreference.com define como muchedumbre, multitud, gentío.

Y precisamente dentro de esa ‘multitud’ de emprendedores, hay unos cuantos que ya llevan un tiempo generando algunos proyectos basados en una colaboración colectiva que permita reunir los recursos necesarios para empezar un negocio. Dado que esta misma mañana uno de nuestros seguidores de Twitter nos ha preguntado si el crowdfunding era un microondas para fundir el queso, nunca está de más recordar que eso del ‘crowdfunding’ es la cooperación de un grupo de personas con el objetivo de conseguir dinero u otros recursos.

Esta mañana también se ha hablado de esta práctica de financiación colectiva (o micromecenazgo) en la presentación del segundo libro de Iniciador: “Consejos de emprendedores a iniciadores”, en una interesante charla que ha reunido a los fundadores de Iniciador, Javier Martín,  Lucas Rodriguez y Angel María Herrera, con José Cerdán, CEO de Acens,  Gustavo Vinacua, director del Centro de Innovación del BBVA y Paloma Castellano Sanz de Wayra.

¿Por qué es interesante la colaboración? Básicamente, porque por determinados lugares sigue haciendo mucha falta que los emprendedores se comuniquen entre ellos, compartan ideas, dudas, incertidumbres y pesares porque, como ha dicho Cerdán, “en España tenemos un handicap y es que contar tu proyecto y compartir tu know-how parece que es tabú. Muchos piensan que les van a robar la idea y comparten con cuenta gotas”. Cerdán entiende que “el crowdfunding es bueno para proyectos específicos, que no tengan el capital básico ni para montar una oficina.”  Angel María Herrera, también fundador de Bubok, ha apuntado que el crowd es “una tendencia clara porque el mundo cada vez tiende a ser mas colaborativo. El concepto está siendo más utilizado, con sus variantes, crowdsourcing (colaboración para responder a problemas complejos y contribuir con  ideas frescas), crowdfunding, etc… De hecho, yo considero a Iniciador una  plataforma de crowdlearning (aprendizaje colectivo)”.

Además, este tipo de colaboración también puede ser útil para las grandes empresas. A colación de la pregunta de Herrera sobre si va a llegar el concepto crowd a esas compañías, Paloma Castellano  ha señaladdo que “los grandes retos de las grandes empresas se están tratando de manera colaborativa. Dentro de Wayra tenemos una metodología de startup. Desde Telefónica, cuando la creamos, no solo queríamos una incubadora, sino fomentar el mercado emprendedor en las comunidades en las que estamos trabajando. Lo que queremos es levantar el espíritu emprendedor, queremos que bulla la información, por eso trabajamos con otros agentes del mundo emprendedor, sean o no competidores nuestros en otros sectores”.

Aunque una de las cuestiones más elementales que surgen al hablar de este bonito palabro que hoy nos ocupa es el tema del revenue (ya puestos, vamos a siliconinzarnos un poco más), o lo que es lo mismo, la tela. Ese beneficio que cada uno de los colaboradores recibe en este tipo de proyectos. A este respecto convendría tener claro que “en muchos casos hablamos de una contrapartida que es una recompensa no económica”, como destacó Javier Martín, de Loogic. A lo que Gustavo Vinacua añadió que “las ventajas o los beneficios de los colaboradores de este tipo de plataformas pueden variar en función del tipo de proyecto, depende de cada caso, de como lo adopte la gente y de cómo lo permita el mercado”.

Un buen ejemplo de crowdfunding lo vemos precisamente en este segundo libro de Iniciador, que ha aportado el marco perfecto para esta charla y que se ha visto la luz gracias a la colaboración de 26 emprendedores de éxito que, a través de sus escritos han querido plasmar sus mejores recomendaciones para emprender. Como meta, los chicos de Iniciador se han propuesto imprimir 1000 ejemplares para llegar a todos los lugares posibles donde haya interés por el emprendizaje, objetivo que esperan conseguir a través de la plataforma de Lánzanos.org, otro buen ejemplo de crowdfunding del que ya hemos hablado en la revista.

Compartir vivencias y sueños, intercambiar desde un modelo de contrato hasta el karma necesario para motivar un estado de ánimo. Esa es la mejor herramienta contra estos tiempos de pesimismo y de hambre inversora que no tienen porque acechar a los que tienen, no solo ganas o ideas, sino un buen puñado de amigos con quien ponerlas en marcha.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

15/noviembre/2011

La madre del cordero emprendedora: el modelo de negocio

Nos lo contaba Rodolfo Carpintier hace unos números y eso nos animó del todo a dedicarle la portada al asunto: “La mayoría de los emprendedores no es capaz de plasmar en un folio por qué su proyecto va ser negocio”, o en otras palabras, no saben concretar el modelo de negocio. Por eso, en diciembre, nuestro dossier se titula ‘Define bien tu modelo de negocio’. En tu quiosco a partir del 29 de noviembre.

Muchos emprendedores tienen claro en qué se van a diferenciar, pero no analizan lo suficiente por qué su público va a estar dispuesto a pagar por el producto o el servicio; ni piensan bien cómo lo van a hacer llegar y cómo va a ser todo el proceso desde que el producto se piensa hasta que el cliente paga. Es decir, todo el ciclo vital de su empresa.

En este dossier de Javier Escudero hablamos de distintos modelos (freemium, alquiler, pago por uso, etc); de las relaciones con los clientes (venta directa, colectiva, por internet…); de los sistemas de cobro (al contado, con adelanto, mediante cupones, aplazado, financiado…); de si es o no escalable, de los distintos segmentos de mercado a los que atacas y de todo lo necesario para que tú mismo puedas estructurar bien el ADN de tu negocio.

Es cierto que empieza a haber un cierto movimiento en España de desarrollo de los business angels. Son, por lo general, emprendedores de éxito que quieren apoyar a nuevos emprendedores que nacen. Para convencerles, te va a hacer falta hablar su mismo idioma. En términos de modelo de negocio.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

14/noviembre/2011

¿Quieres ideas de negocio? Patéate los fondos de inversión extranjeros

Desde que comencé a escribir hace seis años sobre ideas de negocio para Emprendedores –estoy de efemérides, así que discúlpame si me pongo nostálgico–, siempre he compartido con vosotros mis fuentes, no porque sea un periodista generoso, o porque me obliguen mis jefes y la ética periodística, sino porque estoy convencido de que tú, que tienes espíritu emprendedor, le vas a sacar más partido que yo. Vamos que lo que soy es realista. Bueno, y, de paso, si no acierto, le largo el muerto a otro…

No me voy a poner ahora a enumerar todos los blogs y webs de tendencias que deberías repasar. Lo que voy a hacer hoy es insistirte en la fuente inagotable de ideas que suponen las inversiones de los fondos de Venture Capital extranjeros para despertar el ingenio de un emprendedor en potencia que sepa ver el bosque entre tanto árbol.

Si esos señores de caras serias, trajes caros y peinados perfectos y calvas brillantísimas invierten tanto dinero en una empresa tiene que ser por algo. Tienen que saber algo que nosotros, no.

Todos los meses le pegó un señor repaso a los portfolios de Venture Capital de Investinor (Noruega); ProVenture AS (Noruega); GIMV (Bélgica); Prime Technology Ventures (Holanda); SEED Capital (Dinamarca); Bessemer Venture Partners (Estados Unidos); Balderton Capital (Reino Unido); Eden Ventures (Reino Unido); Advent Venture Partners (Reino Unido); No 8 Ventures (Nueva Zelanda); High–Tech Gründerfonds (Alemania); xAnge (Francia); 21 Investimenti (Francia–Italia); 123 Venture (Francia); Seventure Partners (Francia); 3TS Capital Partners (Hungría); Industrifonden (Suecia); Wellington Partners (Alemania); Gamma Capital Partners (Austria); Forbion Capital Partners (Suiza); Profounders Capital (Reino Unido); Catapult Venture Managers (Reino Unido); Capdecisif (Francia); Viking Venture (Noruega); Nexit Ventures (Finlandia); y Sofinnova (Francia).

Por si las moscas.

Y si encuentro un fondo nuevo, me pongo como loco a ver si hay ideas susceptibles de importarse.

Todo esto viene a cuenta porque este mes he descubierto uno nuevo, Founder Collective, un fondo de inversión compuesto por emprendedores de éxito como, entre otros, la creadora de Flickr, Caterina Fake, o Zach Klein, uno de los co–fundadores de Vimeo, Collegehumor (que, por cierto, no entendemos cómo nadie ha intentado replicar todavía en España…) o Boxee.

Si quieres saber cuáles de sus inversiones nos han llamado la atención, no tendrás más remedio que leerte la revista del mes que viene.

Venga, hombre/mujer, que seguro que le sacas chicha.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

11/noviembre/2011

¿Sabes quiénes son tus no-clientes?

Preparando el dossier del número de diciembre (nº 171), dedicado a cómo definir nuestro modelo de negocio, reflexiono –junto a los expertos que he entrevistado– sobre una de las cuestiones clave en el proceso de definición de un modelo de negocio como es que el proyecto esté focalizado en el cliente y no tanto en el producto…

¡Ojo!, con esto no quiero decir que no haya que valorar el producto, que también –no os perdáis el dossier, porque profundizamos en todos esos aspectos–, sino que muchos emprendedores –sobre todo aquellos que desarrollan productos muy tecnológicos– se olvidan que el eje central de todo negocio es el cliente: sin clientes, no hay negocio. Y es más, sin clientes –que no usuarios– que estén dispuestos a pagar por nuestro producto y/o servicio. Por tanto, quién es nuestro cliente y quién está dispuesto a pagar por nuestra propuesta de valor son las preguntas claves de partida (pero esos son temas que desarrollaremos en el citado dossier).

Al lío: sabemos –o deberíamos saber– entonces quiénes serán los clientes dispuestos a pagar por nuestra propuesta de valor, pero ¿sabemos quiénes son nuestros no-clientes? Como me contaba unos de los expertos entrevistados –Javier Megías– éste es un tema poco valorado o analizado: “De hecho, soy defensor de esa figura (los no-clientes), que no se suele trabajar mucho cuando se define un modelo de negocio”.

¿Y qué son los no-clientes? “No son esas personas a las que voy a atacar –explica Megías– porque todavía no son clientes míos y sí lo son de mi competencia, sino que son aquellas personas a las que ni siquiera me he planteado atacar, porque ellas tampoco se han planteado ser clientes míos, bien porque mi competencia y yo somos muy caros, porque es muy difícil utilizar nuestros productos, etc.”.

Dando por hecho que los emprendedores se preocupan –o deberían preocuparse– por saber quiénes son sus clientes –y no vale decir que ‘mis clientes son todos’, porque hay que focalizar–, ¿por qué no acostumbrarse también a analizar a los no-clientes? Tan importantes son unos como otros. Saber quiénes son tus no-clientes te ayudará a definir mejor tu producto y/o servicio; a conocer las lagunas que tienes en diseño, desarrollo, producción, comercialización, etc.; a encontrar más diferencias con tus competidores; a enriquecer más tu propuesta de valor…, en definitiva, conocer a tus no-clientes te permitirá atraerlos para convertirlos en nuevos clientes.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

9/noviembre/2011

Qué negocio montar ahora

Estando como estamos, en un momento en el que el espíritu emprendedor está más presente que nunca (ya sé que algo tiene que ver la necesidad) hay una pregunta que me hacen últimamente a menudo: ¿tú, qué negocio te montarías?Así, a bote pronto, yo les daría una respuesta fácil para mí y útil para ellos: léete la sección de oportunidades que publicamos todos los meses en la revista, en la que mi compañero Rafa Galán habla siempre de negocios de tendencias. O los dossieres que hemos dedicado a negocios de futuro, como Qué va a ser negocio en Internet, Ideas para importar, 50 nuevas empresas que van a triunfar… por poner algunos ejemplos.
Pero la respuesta que suelo dar, algo más trabajada y suponiendo que ya nos leen, es que depende de muchas cosas: de lo que sabes hacer (y te gusta), del capital disponible, del lugar en el que te vayas a montar la empresa, de los contactos de que dispongas en distintos sectores, de los socios, si los tienes… Hay muchos factores que pueden ayudar a tener éxito al montar un negocio, que es lo que subyace en esta pregunta: qué negocio montar y que sea un éxito.
Creo firmemente, como les digo a todas estas personas que preguntan, que oportunidades se pueden encontrar a la vuelta de la esquina y en negocios tradicionales, tanto como en las tecnologías, que últimamente acaparan toda la atención de los inversores y que yo empiezo a dudar de si realmente son éstas las únicas empresas que se merecen ese apoyo.
Por poner un ejemplo muy cercano, nuestra redacción está ubicada en una zona en la que (hasta hace dos años) no había ningún negocio de comida para llevar. Y es una zona repleta de empresas y oficinas (pero no céntrica). Muchos estábamos cansados de ir a comer al restaurante de turno, comidas pesadas y con menús reducidos. Y siempre pensamos que había una oportunidad para un pequeño local que ofreciese justo lo que no tenemos cerca: ensaladas, pasta, sandwiches, bocatas sanos y por ahí, para llevar a la oficina o comer rápidamente en el mismo local. Bueno, en este tiempo han abierto dos negocios de esta línea. Y les funcionan muy bien.
Otra idea que comentamos a menudo en la redacción, y que va sobre el mismo tipo de oportunidad: ¿cuántos locales de tapas para vegetarianos conocéis? Uno de mis compañeros conoce uno que está cerca de su casa, El triángulo de las verduras, pero no existe nada similar por las zonas de tapas típicas de Madrid. Sin duda, puede ser una oportunidad incluso en estos sitios plagados de tapas de diseño (y repletos de turistas muy sensibles al universo vegano) que no están cubriendo la necesidad de cuidar el peso y la salud que cada vez siente más gente. ¿Y por qué no una pulpería de esas clásicas que hay en Galicia donde vas a comer exclusivamente pulpo y ensalada a un precio de escándalo (por lo bajo, se entiende)?
Más ideas. En Madrid (como en el resto de España) se crean proyectos culturales nuevos a menudo lejos del centro y sin apenas oferta gastronómica. Se me ocurren la zona del Matadero, de Madrid, o del Sónar de Orense, dos sitios en los que tienes que irte bien lejos si te aprieta el hambre. En sitios así, un local de comida rápida y a buen precio tiene todas las papeletas para el éxito.
En definitiva, que las oportunidades se encuentran tanto siguiendo la estela de las tendencias de consumo o los cambios en las tecnologías como en los negocios de siempre. Y mucha veces las tenemos a la vuelta de la esquina.
Por cierto, lo que sí tengo claro es qué negocios no montaría: otra red social más, otro outlet más, otra web de cuponeo… Casi cada semana recibimos información de un nuevo negocio de este tipo, y no creo que haya hueco para tanto.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

8/noviembre/2011

Funcionarios vs. Emprendedores: Una x en la quiniela

En la escuela de negocios Esade han desarrollado una investigación sobre el emprendimiento, lo han titulado Libro Blanco de la Iniciativa Emprendedora en España. Entre otras muchas cuestiones, realizan una encuesta sobre la percepción social que tienen los emprendedores entre los jóvenes españoles. Y sí. Les preguntan también por los funcionarios. ¿Cuál es el resultado? Empate.

Los jóvenes españoles creen que nuestra sociedad valora mucho a los profesionales independientes y a los científicos y no tanto a los emprendedores y a los funcionarios, que igualan con un 32% de votaciones positivas. La verdad es que el resultado del estudio me recuerda mucho a esa estadística que tanto se menciona y que dice que la mitad de los universitarios quieren ser funcionarios al acabar sus estudios (encuesta que nunca me he creído, por cierto) y que siempre ha servido para extender la idea de que en España no somos emprendedores… y que no vamos a empezar a serlo.

Estoy seguro de que en las generaciones de jóvenes actuales valoran cada vez más la aportación social del emprendedor. Creo que el problema, la baja puntuación en esta encuesta, responde todavía a que la cultura emprendedora está calando más lentamente de lo que nos gustaría.

Y me parece que eso es consecuencia de que aún no tenemos muchos modelos de emprendedores en nuestra sociedad. Los empresarios de toda la vida han tenido mala prensa y los emprendedores que ahora tienen alrededor de 40-45 años, que han construido con éxito nuevas marcas potentes (especialmente en internet) aún no son conocidos por la gran masa. Nuestros jóvenes no saben quiénes son Jesús Encinar, Zarin Dentzel, Gustavo Brusilovski, Lucas Carné… aunque sí conocen sin problemas Idealista, Tuenti, BuyVip o Privalia.

Aquí hay que entonar el mea culpa. Los medios de comunicación de países como Estados Unidos o Noruega le dedican el doble de tiempo a la iniciativa emprendedora que los españoles.

Tenemos gente sensacional desarrollando proyectos muy competitivos y con éxito. Estamos obligados a reconocerlo públicamente y que los jóvenes quieran parecerse a ellos. Es un proceso largo, lo admito, pero el resultado será muy importante.

Sin dejar de remarcar el imprescindible trabajo de los funcionarios, nos queda poco para apostar un 2 fijo en esta quiniela.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

7/noviembre/2011

El ecommerce y el Pony Express

Que algo sea obvio, no quiere decir que no haya que repetirlo hasta la saciedad. En e-commerce parece que hay que repetir las cosas mil veces porque muchas empresas no aprenden. Sobre todo empresas grandes.

Ahí va una pregunta à la freakonomics¿Sabías que una carta o un paquete pequeño tardaban en llegar a su destinatario entre 8 y 10 días de una costa a otra de EE UU en el servicio del Pony Express… en 1860? Si hacemos caso a Nieves Concostrina (periodista a la que admiramos profundamente, y de donde hemos sacado esta información), entre 8-10 días. Pues resulta que 150 años después hay cartas y paquetes de 100 gramos que pueden tardar… hasta tres semanas para un trayecto menor, mucho menor, desde el almacén central en Getafe de una multinacional hasta un domicilio en la zona noroeste de Madrid.

Volviendo al pony express, la idea de tardar 8-10 días, frente a las opciones de barcos que tenían que dar un rodeo por Suramérica para llegar al otro lado de EE UU y por trenes que se pasaban la mayor parte del tiempo estropeados, secuestrados o a merced de las inclemencias del tiempo, era revolucionaria. El problema es que al tiempo que salió al mercado, se lanzó también al mercado (ves como siempre hay competencia, querido/a) lo que los indios de las películas llamaban el cable parlante (vamos, el telégrafo). Y, claro, teniendo en cuenta que por aquel tiempo la gracia estaba en el envío de cartas (no tanto de paquetes), se acabó la breve historia de éxito del Pony Express.

Esta anécdota me ha hecho preguntarme por qué el servicio de envío de muchas tiendas on line tarda más que el Pony Express. Y no nos referimos a los outlets online que dejan claro que tardan dos o tres semanas. Hay grandes empresas, de cuyo nombre no queremos acordarnos, que tardan dos semanas en enviar un libro, una semana en recogerlo si tiene alguna tara y otra semana en decirte que no te pueden enviar otro porque no lo tienen en stock.

Hace unos meses entrevisté a Borja Recolons, CEO y fundador de Mequedouno.com, un emprendedor muy interesante que sabe mucho de Internet y de cómo hay que tratar a los clientes. Bueno, sabe más que yo sobre cualquier cosa relacionada con Internet, así que le dejo a hablar a él. Recolons me contaba esto:

“Es clave dar confianza al consumidor en Internet. Otra cosa es que cuando un modelo esté tan consolidado que puedas ofrecer lo que sea porque ya sabes que te van a comprar cualquier cosa, porque el consumidor ya sabe que tus productos son buenos y porque tienes un buen servicio, aunque no vendas marcas tan conocida”.

“Cuando el consumidor entra en una tienda, empieza con compras de poca implicación y va hacia arriba. Como modelo, la gente necesita referentes en Internet que generen confianza y que se ganen la fidelidad del consumidor, aunque haya competencia. Aunque el reclamo sea el precio, hay que darle algo más al consumidor: un lugar en el que pueda opinar, que pueda formar parte de donde está comprando. En nuestras plataformas, cuánto más consuma, más oportunidades va a encontrar”.

“La logística está ayudando a ofrecer un mejor servicio: todos los operadores logísticos se están poniendo las pilas para dar un mejor servicio y garantizar la trazabilidad del producto desde que sale hasta que llega al consumidor. Ahora, casi todos los operadores logísticos tienen ya su tarifa para e–commerce. Poder servir un producto en 2-3 días desde que lo has comprado es muy importante. Para nosotros, la compra compulsiva tiene que ir acompañada de un servicio de inmediatez. No podemos permitir que el consumidor espere una semana para conseguir su producto”.

“La comunicación en el envío es clave: que te llegue un e-mail de confirmación, que te cuente los siguientes pasos, que cuando salga el producto te llegue otro correo electrónico informándote, que tengas un número y telefóno de referencia para hacer un seguimiento…”.

“La solvencia del modelo de Internet se sustenta en que el consumidor tenga una buena experiencia. Una buena experiencia es lo que te hace repetir y confiar. No hay más secreto. Es como cuando vas a una tienda física: o te atiende bien el dependiente y estás satisfecho con la compra y es agradable, sales contento”.

Que sí, que son cosas que, en teoría, ya se saben, pero ¿por qué no todo el mundo las pone en práctica? Bastante tiene ya tu negocio con la posibilidad de que un competidor invente el telégrafo y te deje fuera de juego antes de tiempo como para que no eches el resto con tus consumidores on line.

¿No crees?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

4/noviembre/2011

Inversores privados que apoyan empresas

Me cuenta la emprendedora Marina Zaliznyak que ha conseguido financiación para su empresa al estilo Silicon Valley. O sea, convenciendo a personas privadas para que respalden a título personal y con dinero de su bolsillo una empresa con potencial de crecimiento; la suya. Ella ha levantado 120.000 euros que era lo que necesitaba para hacer crecer Wiseri y duplicar su facturación en el próximo año.

No sé si porque es americana y llega a España con otro esquema de las cosas, pero lo cierto es que Marina anda rompiendo moldes en esto de hacer negocios desde que se metió a emprendedora. Para empezar, creó su negocio a partir del éxito que tenía como twittera, con su cuenta @currofile, desde la que proponía candidatos a las empresas que buscaban perfiles tecnológicos. De ahí surgió Wiseri, que es una empresa de selección online, especializada en puestos de tecnología y que ha convencido como clientes a grandes firmas, como NH Hoteles, Telefónica I+D, eDreams… y hasta 175 empresas de Internet, españolas e internacionales. ¿Su fortaleza? Ofrecer pocos y muy buenos candidatos al puesto en cuestión. Y de ahí a la etapa que inicia ahora, en menos de un año, con respaldo de personas que la conocen personalmente o de referencia.

Comparte conmigo todo esto para animar, dice, a otras startups a buscar capital de otra manera e intentar cambiar la forma de hacer las cosas. Además, si es cierto como dice que con esta fórmula se consigue financiación en menos tiempo, pues habrá que hacerle caso. Ella cerró su proceso de búsqueda en 37 días y en pleno verano. Y según me cuenta, lo hicieron todo por email y con inversores no habituales. Gente muy conocida del sector que apoyan nuestro planteamiento. Realmente, nuestros inversores han apostado por Wiseri precisamente porque los modelos actuales de selección son anticuados y, como nosotros, quieren participar en el cambio.

Por si este post ha conseguido animaros a seguir sus pasos, ahí os paso los nombres de algunos de los inversores privados que han creído en su proyecto. Y que, como podéis comprobar, tienen pasión por impulsar y apoyar empresas 2.0.

Pablo Melchor. Fundó en 2000 la agencia Crazy Labs, adquirida por Nurun en 2006. Pablo es emprendedor reincidente y socio fundador de Regalador.com

Luis Miguel Fernández, creador de Media Contacts en 1997 y de The Next  Ad en 2000.

Iñigo  Manso, socio consejero delegado de Avalon la Red de Expertos. También es cofundador de iouprojet.com y The GoodChain, socio de Start Digital Media Capital…

Tecnología F6, una compañía de desarrollo de proyectos de nuevas tecnologías. Enfocados en la investigación de mercados del sector de comunicaciones y comercio electrónico.

ISDI, una institución creada por directivos de referencia de las principales empresas de Internet para desarrollar e impulsar el ecosistema digital de España a través de la formación y el asesoramiento de profesionales y empresas. Su buque insignia es el Máster en Internet Business (MIB).

Rafael Uguina, socio fundador de la agencia Crazy Labs y actualmente es socio fundador de Regalador.com.

Rodrigo Miranda, socio de nuubo, además de consejero asesor en vitalista, almiralabs y nomaders.

David  Basilio  Gómez, CEO y fundador de linkers.es, fundador de hacerlarenta.com.

Gonzalo Ruiz, CEO de Blogsfarm Network y socio fundador de FinancialRed, Cursos.com, Bolsa.com, SegurosRed.es, PideMesa.es o Viaje Red Network.

Roald Schoenmakers, director general de Traffic4u.

Ignacio Larru es Ingeniero de Telecomunicaciones. Desde hace cinco años ha trabajado en el sector de la banca de inversión y desde hace tres también actúa como Business Angel a través de LI Ventures.

Alón Eldar Stadler, fundador y director general de only-apartments.com.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

Siguientes Posts Posts Anteriores