29/diciembre/2011

¿Se quedarán pequeños los cementerios de empresa?

En el número de la revista Emprendedores que sale hoy a la venta incluimos este gráfico, que recoge los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) respecto al porcentaje de supervivencia de las empresas en España según su año de constitución. La tendencia asusta, la verdad.

Si vemos el gráfico, nos damos cuenta de que sólo la mitad de las empresas creadas en 2004 se mantenían vivas cinco años más tarde. Un dato que, salvo milagro, va a quedar pulverizado por las empresas creadas en los años posteriores, especialmente las de 2007 y 2008; que se pusieron en marcha justo antes del estallido de la crisis económica y que ya en los primeros años muestran una supervivencia menor que ejercicios precedentes. De las creadas en 2007 sólo se mantenían vivas el 64.52% en 2009, con lo que es muy difícil creer que vayan a superar el 2011 más de la mitad.

Dos lecturas: la primera es que ese dato que tanto hemos visto repetido sobre que la mitad de las empresas españolas no superan el cuarto año de vida es verdad, y cada día más verdad. Por otro, que la estadística va a empeorar cuando el INE publique los datos de 2010… y va a ser tremendo cuando publique los de 2011.

Pero también se pueden interpretar dos cuestiones más. En primer lugar, seguro que este índice va a mejorar muy deprisa a partir de las empresas creadas en 2011. Aunque parezca un poco extraño en principio, las empresas creadas en plena crisis pueden tener más opciones de supervivencia a largo plazo precisamente por haber nacido durante los malos momentos. Venimos observando en los últimos meses que las compañías de nueva creación son más pequeñas, más modestas en inversión, pero al mismo tiempo más tecnológicas, más competitivas y más ambiciosas en los mercados internacionales. Siempre es complicado adivinar el futuro, pero en este caso, creo que podemos ser optimistas.

La última reflexión y quizá la más importante es que igual que se están realizando esfuerzos para apoyar la puesta en marcha de nuevas empresas, no debemos dejar de lado de ningún modo el apoyo a la consolidación de las ya creadas. Por lo general, las empresas nuevas dan trabajo sólo al emprendedor hasta pasados los dos primeros años; mientras que los mayores generadores de empleo están siendo hoy las empresas jóvenes en crecimiento (las que se suelen llamar gacelas).

Para mejorar el dato del paro, hace falta crear más empresas. No lo dudamos. Hace falta sin ninguna duda también dar oxígeno a las que existen. Y aquí no hay herramienta mejor que flexibilizar el acceso a la financiación.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Alejandro Vesga

1 Comentario Añade un comentario

  • 1. Ultrasónica  |  30 de diciembre de 2011 a las 23:44

    Nerviosos estamos esperando los datos de 2010 y 2011.

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


+ 9 = diez

Siga los comentarios en RSS