6/junio/2012

Reinventar la artesanía

Me gusta hablar de innovación y más cuando ésta no pasa por tener un departamento de I+D, sino de cuestionarse los esquemas de un sector tradicional y buscar modos de cambiarlos. Y estaréis de acuerdo conmigo en que uno de los sectores más tradicionales que existen es el de la artesanía. Tan tradicional, que hay quien cree que está muerto, que no tiene futuro (algo que me han dicho a menudo personas que estaban en ese negocio).

Me sorprende la afirmación porque yo soy de las que opino todo lo contrario. En un mundo dominado por los avances de la tecnología, las cosas de siempre ganan más peso que nunca. Son dos tendencias que coexisten sin interferirse. Otra cosa es que uno se empeñe en seguir haciendo las mismas cosas de la misma forma. Y no me refiero al producto en sí (el artesanal, que es el que tiene valor en sí y el que no se debe cambiar, o se debe cambiar poco) sino en la forma de comercializarlo.

Resulta que las tecnologías lejos de convertirse en una amenaza pueden ser un aliado estupendo para este tipo de negocios. Sin renunciar a la esencia de lo que venden, insisto. El mediático Bere Casillas hace ya tiempo que nos dio un buen ejemplo de cómo se reinventa una sastrería. Como también nos lo ha dado Ricardo Lop, de Aceros de Hispania. Dos craks de la comunicación.

Pero hay todavía emprendedores en este campo que no son tan conocidos y que están haciendo igualmente cosas revolucionarias que pueden servir de ejemplo para quienes estáis en este tipo de negocios.
Uno de ellos es La fragua de Mink (echad un vistazo a la web porque es de una calidad impresionante y demuestra que con pasión se pueden romper muchos esquemas, hasta en un negocio que todavía asociamos a ese yunque y martillo que quienes jamás hemos visto una fragua no somos capaces de asociar más que a esos cantaores flamencos que se atreven con un martinete). Éste es un proyecto del emprendedor Thomas Mink, que creó su taller a finales de 2011 (nada menos que una fragua de carbón, yunque y martillo en la Comunidad de Madrid). Y lo más sorprendente: un alemán que “pasa” de ese dorado en el que se han convertido las ingenierías y que nos empieza a recordar la llegada de buscadores de oro tan bien que tan bien retrataron los fabulosos western de John Ford y por ahí.

Pero hay más ideas “rompedoras” y a seguir, no copiando, pero sí repensando nuevas propuestas de negocio. Como la catalana The facsimile codex, que se ha metido nada más y nada menos que en un sector tan clásico como son los códices, esos libros ilustrados que tan exquisitamente se hacían en los conventos medievales de la Edad Media y que popularizó Umberto Eco con su novela llevada al cine, El nombre de la rosa. O quizás fue el cine quien la inmortalizó y luego retroalimentó la lectura de la novela. Lo mismo da. Buenos contenidos en soportes diferentes capaces de potenciar la buena literatura y el buen cien. Y por ende, negocios para paladares exigentes. Es que la artesanía se tiene que enfocar así. Productos caros, exclusivos y para paladares exigentes, dispuestos a pagar lo que haga falta por un producto de consumo reducido. Y eso también es negocio. No todo va por el the long tail que tan bien ha explotado Amazon.

Los emprendedores de The Facsimile Codex se han metido en una forma de crear libros muy tradicional, pero aprovechando las tecnologías. Sus ediciones están recreadas con termoestampación en oro puro; seguro que para evitar la ceguera sobrevenida por los años de trabajo de los maestros ilustradores de la novela Me llamo Rojo, del magnífico Orhan Pamuk. Han buscado un temita que pueda interesar a un público amplio, el Kama Sutra Persa, y los están componiendo siguiendo la elaboración artesanal de la Edad Media, cosido a mano y encuadernado a mano. ¿El precio? Por supuesto prohibitivo: 3.800 euros cada obra. Es que la artesanía puede (y debe) ser un producto de lujo. Es ahí donde está el principal negocio.

Pero estamos en crisis, época de recortes y de prima de riesgo por encima de los 500 euros, hay que bajar las expectativas (y posibilidades) de algunos bolsillos. Ok, es que también así hay nuevas oportunidades. Ofrecer la artesanía  con un envoltorio de lujo “para la inmensa minoría”.O sea, lujo de masas, que no nos cansaremos de repetir en la revista que es una E-NOR-ME oportunidad de negocio. Aquí entran conceptos como el de Lapety.com, una firma virtual que ofrece artesanía reivindicando el valor de lo exclusivo. Productos relacionados con los complementos o los artículos del hogar, para mucha gente, pueden ser una forma de lujo si los limitamos en el número de producciones (recordar marcas de éxito que se han basado en esta idea, como Unode50). Y lo mejor, negocios de este tipo se convierten en una plataforma perfecta para artesanos que sean capaces de ofrecer una alta calidad y esa exclusividad que tanto gusta en un mundo dominado por franquicias y marcas globalizadas.

¿Más formas de reinventar la artesanía? Tengo una hermana que lo hace, pero no sabe comunicarlo/ comercializarlo. Crear productos en tres dimensiones de una obra artesanal que se basa en el ladrillo y la bidimensionalidad (los Socarrats de Paterna, mi pueblo, por ejemplo, convertidos en esculturas en lugar de cuadros). Eso en cuanto a producto. Si pensamos en formas de venderla, ahora Internet ofrece muchas más posibilidades. Un ejemplo: Pinterest. Una red perfecta para vender artesanía. Lástima que los artesanos se olviden del mundo en el que viven, no sean capaces de reciclarse (la mayoría, of course, no todos, si no, este post no tendría sentido) y se crean que su negocio está muerto cuando está más vivo que nunca.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Emprendedores,Pilar Alcázar

13 Comentarios Añade un comentario

  • 1. paqui carnerero pozo  |  6 de junio de 2012 a las 9:10

    Totalmente de acuerdo. Y ahora más que nunca es cuando se hace necesario hablar del Marketing local, marketing sobretodo on line (aunque en ocasiones se complementa con acciones de marketing tradicional) orientado a pymes locales y que se basa en tres premisas:
    -rediseñar el negocio local (la idea). Darle una vuelta, verlo desde otro prisma . Para ello hay que tener una buena dosis de pensamiento creativo.
    -indagar, descubrir, respirar, ver por los ojos del público potencial de ese producto y servicio. Ya no se trata de analizar los datos de una encuesta sobre el perfir sociodemográfico de mi público objetivo, se trata de indentificarse con él, como yo digo “ponerse en sus zapatos” y así sabremos que es lo que necesita.
    -comunicarlo por el medio adecuado (tradicional u online) de una manera adecuada: un contenido claro, natural, cercano al cliente pero tremendamente creativo para que llame poderosamente su atención.
    El gran problema para los que nos dedicamos a este marketing local, tan de sentido común como yo digo, es que nos enfrentamos en muchísimas ocasiones a la cerrazón del empresario local que todavía no ve que en internet y en el marketing está su futuro si quiere sobrevivir. Ese es nuestro verdadero reto.

  • 2. Natalia  |  6 de junio de 2012 a las 9:44

    Totalmente de acuerdo. Y a quienes nos atrevemos a plantearnos algún negocio, donde lo artesanal, simple o alternativo sea la clave (en mi caso en sector infantil) nos tratan de locos, y si ya es dificil creer en un proyecto, imagináte en estos casos. Estoy en la fase incicial de mi proyecto y este post me ha dado mucho ánimo, y creer aún más en lo que estoy haciendo….¡Gracias!

  • 3. PortalB  |  6 de junio de 2012 a las 11:33

    Buena reflexión, que nos puede hacer entender, que la tecnología jamás estará reñida con la artesanía, ni con la emprendeduría de cualquier actividad empresarial; más bien se complementan mutuamente.

    Estando metidos de lleno en una tormenta de ideales comerciales y económicos muy difíciles de sostener, la artesanía y sus especializaciones vuelven a retomar con fuerza su lugar perdido, pero con el valor añadido de poder usar las nuevas estrategias de mercado vinculadas a las herramientas 2.0

    Es cierto que “lo artesanal” es un valor añadido que obviamente repercute en el precio final, pero también es verdad, que usando la imaginación, teniendo el lugar de trabajo y las herramientas adecuadas, el abanico de “objetos artesanales” puede ofrecer un amplio surtido de costes bien diferenciados para todo tipo de bolsillos.

    Gracias por el aporte y saludos.

  • 4. Itevia  |  8 de junio de 2012 a las 1:21

    Me encanta este artículo! No soy artesana pero mi hermana hace joyas muy lindas. Y tuve la gran oportunidad de viajar y estudiar en diferentes partes del mundo (Brasil, Argentina, Italia, España) y descubrir talentos increíbles! Me choca el “made in china”, no solo por la baja calidad de las cosas pero también de las condiciones de producción de esos productos.

    Mi gran sueño es que un día la artesanía recupera el lugar que se merece y que la gente deje de comprar de estas marcas globalizadas. Y si me permiten una pequeña promoción, fue con este objetivo que empecé Itevia.com. Empezamos hace unos días pero mi sueño es tan grande y va más allá que un simple sitio Internet. Trato de usar la tecnología para promover ese mercado tan increíble.

    Sueño con el día en el que pequeños emprendedores y artesanos serán la primera opción de compra de la gente.

  • 5. Jimmy Flores  |  8 de junio de 2012 a las 14:13

    Soy Jimmy, fundador de Hecho Por Mí, una asociación donde promovemos lo hecho a mano. Nosotros vemos que, como todo, la artesanía está cambiando. Tradicionalmente la palabra, artesano, suena a casa de piedra y mercadillo medieval. Ahora esta tomando una nueva forma, una forma más 2.0. Gracias a páginas como Etsy.com, que han dado la visibilidad y oportunidad a que miles de personas puedan vender sus productos hechos a mano, está resurgiendo la cultura DIY y por ende una nueva clase artesana. Si escucháis nuestro podcast, que se puede encontrar en iTunes buscando Hecho Por Mí, podéis escuchar a los jóvenes crafters, makers, artesanos, diseñadores y emprendedores hablar de lo que hacen en profundidad.

  • 6. Chicas  |  18 de junio de 2012 a las 17:13

    He descubierto tu blog por casualidad y he estado viendo tus entradas, tienes unas cositas chulimas. Así que voy a seguir por aquí cotilleando que seguro que encuentro mas cosillas que me gusten.
    Un besazo

  • 7. Asociación Diseño Propio  |  1 de octubre de 2013 a las 18:41

    Somo una Asociación de artesanos. Nosotros hemos puesto el esfuerzo en dar a conocer el trabajo de nuestros talleres a través de la red, con nuestra web http://www.spanishands.com/index.do. Nos parece interesante la sección “Así se hace” que muestra videos de la realización de objetos artesanos. Acabamos de arrancar. Poco a poco iremos añadiendo videos de otros oficios.

  • 8. Isabel  |  2 de octubre de 2013 a las 12:24

    Enhorabuena por el blog y el artículo, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Un saludo

  • 9. Albero  |  27 de octubre de 2013 a las 17:16

    Hola querría presentaros nuestro trabajo en cerámica artesanal, espero que os guste,
    http://www.ceramicavalencia.com
    http://www.ceramicavalencia.bigcartel.com

    Saludos

  • 10. Asociación Diseño Propio  |  19 de enero de 2014 a las 12:31

    Somos una Asociacón de artesanos “Diseño Propio” y hemos creado una web http://www.spanishands.com para promocionar nuestra artesanía.
    Es una plataforma creada por y para artesanos. Como en una especie de cooperativa, varios artesanos nos hemos unido para crear y poner en marcha esta página. No hay una empresa detrás de la web con unos intereses económicos. El dinero que se ingresa repercute en el propio desarrollo y mejora de la web. El funcionamiento y la difusión se basan en la colaboración y el trabajo de todos los talleres participantes. Creemos que uniendo esfuerzos mejoraremos notablemente el acceso a nuestros clientes potenciales. Pensamos que hacer una web individual de cada taller es como poner una feria con un solo stand en la puerta de tu casa. Habitualmente, cuando vendemos en la calle, no hacemos eso sino que organizamos ferias de artesanía donde juntos exponemos nuestros productos. ¿Porqué no hacer lo mismo en internet?

  • 11. Asociación Diseño Propio  |  11 de marzo de 2014 a las 18:30

    Si te interesa ver nuestros articulos sobre artesanía, hemos hecho un blog en http://diseniopropio.blogspot.com.es/
    Saludos

  • 12. TresdeAzucar  |  4 de diciembre de 2016 a las 20:06

    Totalmente de acuerdo, muy buen post.

    Nosotros comenzamos nuestra andadura online con nuestra web de artesanía, a ver cómo nos va ésta etapa.

    Un saludo

  • 13. artesanias  |  4 de febrero de 2018 a las 12:38

    Cuanta razón lleváis, la artesanía debe ser impulsada y reconocida como tal, un trabajo de profesionales que hacemos, día a día con nuestras manos, paciencia y ganas de mejorar y aprender, preciosos objetos con mucho cariño y pasión. Me encanta el blog, saludos

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


− tres = 5

Siga los comentarios en RSS