18/julio/2012

Tres ideas clave para ganar un mundial (de startups)

Ganar un concurso internacional de startups coloca a cualquier empresa en el punto de mira de inversores y grandes clientes. Eso lo saben hasta los niños. Pero, ¿qué tienen en común los proyectos que consiguen hacerse con los galardones más prestigiosos? ¿Una idea súper innovadora? Pues no. Los proyectos que ganan son los que están bien definidos como modelo de negocio para conseguir rentabilidad. Aunque sean más bien clásicos.

Esta es una idea que ya he escuchado muchas veces en las escuelas de negocios en las que emprendedores premiados han dado consejos al respecto a otros aspirantes a premios. Pero como el cerebro es traicionero, a menudo seguimos manteniendo esquemas mentales sobre ideas preconcebidas que nos cuesta cambiar.

Hagamos una prueba. Si os digo que una startup española ha ganado el primer premio de uno de los concursos internacionales más prestigiosos del mercado de videojuegos, ¿qué es lo primero que queréis saber? ¿Cómo consigue rentabilizar el juego? ¿En qué mercados se mueve? ¿Si adapta los juegos a mercados locales? Pongo la mano en el fuego a que la mayoría no os habéis hecho todas estas preguntas (yo misma tampoco me las hice, aunque me sé la teoría del porqué se ganan los concursos de memorieta).

Pues resulta que la respuesta a todas estas preguntas es justo lo que ha convertido a la española Akamon Entertainment en la ganadora del primer premio Who´s Got Game, en uno de los principales puntos de encuentro de esta industria.

Y resulta que lo que ha valorado el jurado para dar este premio a la única finalista no americana ha sido su “capacidad para identificar mercados sin explotar, de innovar en la distribución, su disciplina para atacar las oportunidades y buena ejecución”. Ah, ¿que de qué van sus videojuegos? Que es la pregunta que te estás haciendo desde hace mucho. Pues resulta que no son videojuegos súper modernos. Todo lo contrario. Se han especializado en la adaptación de juegos clásicos a nuevos canales: Tute, Ruleta, Parchís, Póker o Dominó, que los jugadores comparten en las redes desde distintas plataformas.

¿Qué podemos aprender de ellos si vamos a presentar un proyecto a un concurso de ideas? Primero, no buscar ideas raras, lo clásico siempre está vigente si se sabe reinventar. Segundo, adaptar los productos a los mercados locales, aunque sean productos para Internet (es otra de las patas de su éxito). Y tercero, buscar oportunidades donde haya menos oferta (léase competencia), por aquello de que más vale ser cabeza de ratón que cola de león, ¿no?

Tener estas ideas tan claras y no desviarse de su objetivo es lo que ha colocado a esta pyme española, que apenas tiene un año de vida, entre los grandes actores de este negocio. El premio permite a Akamon entrar en la aceleradora de empresas de juegos más reconocida de Silicon Valley y la sitúa en una posición privilegiada “para convertirse en un gran actor de un mercado con barreras de entrada importantes”, como señaló el jurado. Pues eso, que merece la pena jugar, pero mejor tener las reglas claras de cómo funcionan estos certámenes.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Emprendedores,Pilar Alcázar

2 Comentarios Añade un comentario

  • 1. J.P.B  |  18 de julio de 2012 a las 11:51

    Me ha encantado Pilar, enhorabuena. Me deja las ideas muy claras sobre como ser màs competitivo a la hora de presentar un proyecto o una idea. Lo primero, creer en ella y lo segundo, saber justificarla. Un abrazo y nos vemos por aquì.

  • 2. Haz que emprenda  |  18 de julio de 2012 a las 14:24

    Muchas veces nos centramos solo en el producto y nos olvidamos que estamos compitiendo, por lo que hay que saber venderlo, como rentabilizarlo, en que mercados etc. Buen aporte.

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


+ siete = 11

Siga los comentarios en RSS