25/julio/2012

El estigma del autoempleo

No es nada destacable, y tampoco innovador, pero me gusta aprovechar las entrevistas que hago –a los expertos con los que hablo para escribir los reportajes– para preguntarles sobre el bien y el mal, sobre temas colaterales al mundo del emprendedurismo.

Una de las últimas entrevistas que he hecho ha sido o fue –porque he hecho muchas otras más después– con Javier Megías, que, para mí, es uno de los grandes estudiosos de modelos de negocio y uno de los mejores expertos en este tema y que tuve la suerte de conocer hace ya algún tiempo durante un iWeekend Castellón y desde entonces le tengo y le considero un referente en desarrollo de negocio y creación de valor.

Flores aparte –y por cierto no me llevo nada por esta publicidad–, mantuvimos una larga entrevista sobre el tema del dossier de nuestro próximo número de septiembre, el nº 180 (que os recomiendo no os perdáis). Al final de la entrevista hablamos sobre si las personas que ponen en marcha proyectos de autoempleo son o deben ser considerados emprendedores de pura cepa o son otra cosa, pero no emprendedores con pedigrí. Mi planteamiento inicial fue que se ha creado –tanto por parte de algunos medios de comunicación como de esa pléyade de pseudogurús que se han autoproclamado como los dioses con poder divino para decir qué o quiénes son emprendedores– una imagen de estigma de que si tu proyecto es de autoempleo, entonces no eres emprendedor.

A continuación destaco lo que respondió con gran acierto Javier Megías: “Lo que no tienes es una startup, que es aquello capaz de generar algo escalable. Pero decir que el autoempleo no es ser emprendedor me parece irresponsable y genera un estigma a los de autoempleo, que también son emprendedores”.

Megías considera que lo primero que debemos conseguir es crear un importante tejido de emprendedores que se han atrevido a montar negocios que son viables y, en ese sentido, “si han sido capaces de generar un modelo de negocio con el que obtienen un autoempleo de 2.000 o 3.000 euros, ¡enhorabuena!, porque están haciendo algo muy valioso para la sociedad. Están demostrando que se puede emprender. Y con eso, a largo plazo, se creará una red de emprendedores estables que han sido capaces de demostrar que tienen negocios que funcionan. Y sobre esa base, nacerán X startup geniales, escalables e invertibles. Pero que sin esa base, las otras no serían posibles”.

Megías subraya que hemos confundido a los emprendedores al decirles que hay dos modos de operar: “O creces un 400% o mueres, porque sino no vas a conseguir inversión. Y ese discurso erróneo acaba matando a muy buenas startups que podrían crecer, por ejemplo, un 30%. Y con ese mensaje catastrófico les estás obligando a que se dimensionen y acaben muriendo. Nos han vendido la imagen de que el emprendedor tiene que ser perseverante aunque se esté muriendo y eso es muy irresponsable”.

Totalmente de acuerdo. Y tu, ¿consideras que los que optan o acaban generando proyectos de autoempleo son también emprendedores?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Emprendedores,Javier Escudero

2 Comentarios Añade un comentario

  • 1. CristinaCn  |  25 de julio de 2012 a las 15:48

    Es muy interesante tu reflexión, yo por supuesto pienso que los que emprenden por conseguir un puesto de trabajo son emprendedores, claro que si, ya que también hay quien ni se plantea montar un negocio aunque esté desempleado y es porque no son emprendedores. Lo que si que montar tu propio negocio estando emmpleado es arriesgarte a que te vaya mal o tener que contratar otra persona desde el inicio para que lo lleve, lo cual ya lleva más gastos. Si estas desempleado parece más fácil dejarse llevar por una vocación emprendedora. Las espectativas de crecimiento hoy en día hay que mirarlas a largo plazo, ya con que se mantenga el negocio y vaya dando beneficios es un éxito y quien sabe.. poco a poco.. pienso que es importante tener paciencia en la creación de una empresa no todas comienzan con un BOOM!

  • 2. esteban  |  3 de agosto de 2012 a las 10:45

    primero que me forme y me eduque si quiero tener un futuro, despues aguantar 15 años de trabajo profesional en las más miserables condiciones laborales, con contratos temporales, sin apenas cotizar, ni cobrar un sueldo en condiciones decentes, ahora con 36 cuando ya tengo la experiencia, la formación, y soy altamente capacitado y productivo, me dicen las empresas que ya soy un coste elevado y por tanto no me contratan, paso al paro y me dicen ahora que si quiero continuar en el mercado laboral si no estoy trabajando tendria que volver a formarme, o por supuesto eso si montar mi propia empresa, que sea emprendedor, etc. etc. y una PUTA MIERDA, para este pais, para este estado, y para todos los que viven en el, ni pienso darme de alta, ni pienso pagar impuestos, ni voy a darle ni las putas gracias a nadie, a tomar por el culo todos

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


ocho + = 9

Siga los comentarios en RSS