26/octubre/2012

Ideas de negocio para Clark Kent

Tiembla Lex Luthor. Te va a llegar tu hora.

Cuando leí ayer que Clark Kent dejaba el Daily Planet después de 70 años -luego nos llevamos las manos a la cabeza cuando el primer ministro sueco dice que hay que alargar la edad de jubilación a los 75 años-, recuperé una idea de mi infancia: la mejor manera de derrotar a Lex Luthor es dándole donde más duele, que como a todo megaempresario sin escrúpulos es en la pela.

Resumiendo, querido Clark, ahora tienes una oportunidad de oro para derrotar, vestido de calle y con sus mismas armas a Lex Luthor. Deja que Superman se ocupe de otros villanos y desastres naturales. Y tú dedícate a ganar más dinero que Luthor. Ahí le va a doler.

¿Cómo? Olvidándote de esa idea tonta del guionista Scott Lobdell de ponerte ahora de bloguero. Por favor, bloguero. ¿Qué pasa? ¿Nos hemos vuelto locos? Un poco de dignidad para uno de los grandes reporteros de nuestro tiempo -con el permiso de Lois Lane, por supuestísimo-.

Puesto que Kent no ganaba un sueldo proporcional a su experiencia -nada menos que 70 años, algunos de ellos como autónomo por varias guerras, según qué guionista le tocara en suerte- y como bloguero no va a tener el tiempo suficiente para crearse una marca y montar, qué se yo, un Techcrunch, le propongo que se haga autónomo, se monte un negocio y se convierta en un emprendedor en toda regla y deje el periodismo. (Por cierto, ya he enviado mi curriculum al Daily Planet. ¿Cómo iba a perderme una oportunidad así? Venga, hombre, el Daily Planet. ¿A quién no le gustaría hacer periodismo amarillista del bueno en el mejor diario del planeta? Sólo hay otro medio igual: el Daily Bugle, pero ahí, de momento, no hay vacantes.)

De hecho, ya le he hecho llegar el especial que escribió mi compañero Javier Escudero para que vaya poniendo en marcha su planbé. Y es más, me atrevo a enviarle al ahora parado periodista unas cuantas ideas de negocio. Ahí van:

1. Mudanzas Kent. ¿100 mudanzas? ¿200 mudanzas? ¿A cuántos clientes crees que podría atender al día? No tendría que invertir en excesivos costes fijos. Si acaso un mega-contenedor para llevar los muebles, pero no tendría que gastarse ni un duro en camiones, furgonetas, ni mano de obra.

2. CK Servicios Logísticos para ecommerce. La solución a los problemas de cabeza de Ricardo Lop a la hora de calcular los costes de envío. A Clark le da exactamente igual transportar 100 gramos que, no sé, ¿15 toneladas? Además, puede garantizar el frío con un pequeño soplido. Y ser competitivo en precios. Puede romper precios en el sector. Y olvídate de aduanas, que no se va tener que parar.

3. 24H Kent. Relaciones Públicas de Batman. Claro. Ya va siendo hora de cambiarle la imagen. Todos los que dicen haber leido a Batman y sólo han visto cuatro o cinco tristes películas ya están diciendo que sí esto y que sí lo otro con Robin, y más cosas. El caso es que es mentira y necesita un buen asesor de comunicación: Clark Kent. Además son medio amiguetes, así que hay confianza. El negocio lo puede ampliar a enseñar a superhéroes a que su alter ego pase desapercibido en la vida real, que luego les pasa como a Animal Man y se monta el pollo.

4. Tienda online: Gafasdereportero.com. Si quiere algo más tranquilo, se abre tranquilamente una tiendecita online. Se llama a Pepe Isabal para que le ayude y a vender gafas de pasta negras de reportero. No necesita stockar, se da un viajecito a la fábrica en China a por los pedidos cuando haya, y santas pascuas.

5. Consulta de psicólogo de superhéroes. Algo de dinero tiene ahorrado. Estudia un pelillo y abre una consulta. Tienen mucha necesidad, y él es el superhéroe con la cabeza mejor amuebladas. Les va a entender y les va a ayudar.
6. Jor-el. Visitas guiadas a Krypton. Lo tiene fácil. Se reducen los cuerpecillos de los interesados y, ala, pal frasco que tiene en su casa. Chúpate esa Richard Branson, esto sí que no se te había ocurrido.
Pues eso, tiembla Lex Luthor. Tiembla.
Señores guionistas de la DC, ¡hagan caso a un humilde periodista!
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Rafael Galán

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


− 4 = cero

Siga los comentarios en RSS