29/octubre/2012

La educación emprendedora en la universidad

Hace unos meses se celebró en Madrid el Simposio de Educación Emprendedora en la Universidad, donde se dieron cita más de 200 expertos de 62 universidades españolas y 50 instituciones públicas y entidades privadas vinculadas al emprendimiento universitario. El objetivo era “difundir los servicios, programas e iniciativas que se están llevando a cabo en las universidades españolas; presentar buenas prácticas nacionales e internacionales; y propiciar el intercambio de experiencias y la búsqueda de sinergias capaces de promover un mayor desarrollo del emprendimiento universitario”.

Al hilo de aquello, la Fundación Universidad-Empresa presentó hace unos días un documento con 25 conclusiones de lo que allí se habló para “que puedan servir como punto de partida para la reflexión y el debate necesario para establecer las líneas de actuación que contribuyan a la generalización de una educación emprendedora de calidad en el conjunto del sistema universitario nacional”.

No voy a reproducir las 25 conclusiones, porque este post sería muy extenso (el documento completo puedes encontrarlo en la web de la FUE), pero sí me gustaría destacar algunas que considero muy interesantes:

Conclusión nº7: “La financiación a corto y medio plazo es uno de los grandes problemas para el emprendimiento en España. Por este motivo, es urgente establecer alianzas con el mundo empresarial que liberen a los programas universitarios de la dependencia de una única fuente de subvención pública, pasando a un modelo de apoyos múltiples que en algunos casos serán puntuales, en otros más duraderos”.

Conclusión nº8: “España debe sumarse a los 8 países europeos que ya han incorporado plenamente el emprendimiento en sus planes de estudio, aprovechando la iniciativa europea Emprendimiento 2020. Según los datos que maneja la Dirección General de Empresa e Industria de la Comisión Europea, los ciudadanos formados en emprendimiento no solamente son más empleables, sino que alcanzan una tasa del 20 % en creación de empresas”.

Conclusión nº11: “Actualmente, la educación primaria y secundaria son desfavorables a la creatividad y la iniciativa. La universidad necesita que se introduzcan contenidos emprendedores en las fases educativas previas para maximizar su impacto. Se trata de animar la creatividad y cultivar el coraje desde la misma infancia, edad en la que se forja el carácter”.

Conclusión nº12: “Es necesario salir de la cultura de la seguridad y animar a que se tomen riesgos con responsabilidad. Para ello, varios programas universitarios incluyen en su metodología el manejo de capital real y su rendimiento como factores de evaluación y éxito de los participantes”.

Conclusión nº14: “El complemento imprescindible para la formación en herramientas y metodologías es el componente actitudinal adecuado. En la actualidad, los cuadros docentes carecen, por lo general, de la motivación necesaria para transmitir a sus estudiantes la pasión por el emprendimiento”.

Conclusión nº17: “Un primer objetivo debe consistir en la alfabetización emprendedora de toda la población estudiantil, abarcando desde la comunicación a la creatividad, con un gran énfasis en la adquisición de nociones sólidas en finanzas básicas”.

Conclusión nº23: “Es posible generar ocasiones para el aprendizaje recíproco y multidisciplinar con programas de bajo coste económico que se centren en la apertura de espacios abiertos o de metodologías colaborativas. Las universidades deben dejar de pensarse como comunidades cerradas para abrir sus puertas a iniciativas, especialistas y públicos externos”.

Hasta aquí todo perfecto. Muy interesante la labor de todos los expertos que han participado en la elaboración de estas conclusiones, pero ¿ahora qué? ¿cuál es el siguiente paso? ¿se quedarán sólo en buenas palabras o se llevarán a la práctica todas estas propuestas? ¿a quién le toca ahora mover ficha?

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Emprendedores,Javier Escudero

1 Comentario Añade un comentario

  • 1. José manuel  |  30 de octubre de 2012 a las 11:33

    Yo por experiencia propia , opino que son todos unos mentirosos y que hacen conferencias para ganar dinero con fieras o k se yo , pir que yo presente un proyecto emprendedor nuevo para centros educativos , y todos me pusieron pegas y historias , son como los curas que no predican con el ejemplo, vas con un proyecto , para que al menos se te valore y se ríen de ti , vergüenza me dan , así va todo con estos incompetentes.
    Pir cierto felicitar la revista emprendedores , soys muy bueno , hacéis levantar la moral emprendedora , un saludo.

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


tres + 8 =

Siga los comentarios en RSS