Archivo de octubre, 2012

1/octubre/2012

Emprendedores emigrantes

Llevo varias semanas hablando con consultoras especializadas en países emergentes, en internacionalización de pymes y con cámaras de comercio españolas que están apoyando la creación de empresas españolas en lugares que nunca habríamos sospechado como los mejores para invertir. Países que presentan niveles de crecimiento brutales, mucho más comparados con las raquíticas cifras de los mercados que nos rodean.

Perú lo hizo en 2011 a un ritmo del 6,9%, Panamá al 7,5%; Colombia un 5,9%, Chile un 6,5%, Rusia un 4,3%, Qatar un 14%, China un 9,2%, India un 6,5%, Turquía un 8,5%, Angola un 11,1%, Nigeria un 7%… Países que por estar la mayoría todavía por desarrollar necesitan todo tipo de negocios para dar respuesta a las nuevas necesidades que surgen dentro de ellos. Unos, porque sus Gobiernos disponen de dinero para invertir en crear unas infraestructuras que ahora mismo son casi inexistentes, como Angola o Nigeria; otros porque las tienen pero son insuficientes como Panamá, Chile o Colombia. El caso es que estamos ante fenómenos que recuerdan a lo que vivió España hace más de tres décadas, cuando se convirtió en un país receptor de inmigrantes.

Normal que hayamos pasado de ser un país receptor de inmigrantes a ser un país de emigrantes. Emigran los jóvenes, los menos jóvenes y los empresarios. Podemos buscar eufemismos y adornar la situación actual con palabras más políticamente correctas, como buscar nuevos mercados físicos o internacionalizar el proyecto. Cuando una multinacional como Telefónica, Inditex o Banco Santander sale a otros países está internacionalizando su negocio. Cuando un autónomo que emplea a dos o tres personas se marcha a China, por poner un ejemplo, porque la caída del consumo le hará cerrar el chiringuito en breve, es un emprendedor emigrante. Aceptémoslo sin sonrojarnos.

Pero no seamos emigrantes en el peor sentido de la palabra, el que nos recuerda a esa persona que se marcha a otro lugar casi sin haberse informado realmente de lo que va a encontrar y sin la ayuda de alguien que conozca el mercado. Preparando este reportaje sobre los mejores mercados para exportar (que publicaremos en nuestro próximo número de la revista) uno se da perfecta cuenta de que la mayoría de estos países son mercados complejos. Interesantísimos, sin duda, por sus tasas de crecimiento y por lo que he dicho al principio de este post, lo tienen todo por hacer. Pero muchos tienen todavía pendientes muchos retos sociales y políticos. Muchos también culturas muy distintas a las nuestras. Resulta difícil imaginar que se pueda encontrar una oportunidad real en poco tiempo y sin acudir a la ayuda de consultoras especializadas o de las cámaras de comercio españolas en esos países que, por cierto, tienen una excelente información sobre las oportunidades reales de todos ellos.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

Siguientes Posts