8/febrero/2013

¡Andá!, pero si no he registrado mi marca

Marilyn02

¿Tienes registrada la marca de tu empresa? ¿Y el diseño del soporte en el que ofreces tu producto? ¿El dibujo de tus etiquetas? Olvidarte de registrar una marca o un diseño industrial, un sencillo trámite administrativo en el que tienes que invertir menos de 300 euros cada diez años, puede traducirse en que pierdas de la noche a la mañana tu inversión en marketing y publicidad para dar a conocer tu negocio, por no hablar de echar al traste todos los gastos de comercialización y merchandising. O al menos eso es lo que dicen los expertos. Y espero con este post poner sobre la pista y responder a Pilar, una emprendedora que me escribió el lunes para preguntarme sobre el tema y que quiere revolucionar un sector bastante tradicional con una propuesta innovadora.

Me parece que es una duda frecuente y a la que no solemos prestar mucha atención por su naturaleza… hmmmm…. plúmbea.

La cosa está así: Has calculado todo al milímetro. Has conseguido hacer encaje de bolillos con un pequeño presupuesto para poner en marcha tu empresa, consiguiendo, incluso, una pequeña partida para invertir en una modesta campaña de publicidad en la que tienes puestas todas tus esperanzas para dar a conocer tu empresa y justo un año después de salir al mercado recibes la llamada de una empresa de otra provincia que te pide que no utilices su marca. Aunque te suene extraño es una situación que se da a menudo.

¿Qué te juegas con un nombre?

Todos los nombres llevan asociadas una serie de imágenes, dibujos, colores, cifras y palabras que les imprimen un carácter distintivo particular haciendo que sean percibidos por el consumidor de una forma específica y determinada. La OEPM alerta que “si la empresa no registra la marca, las inversiones que realice en la comercialización de un producto pueden resultar infructuosas, ya que la marca podría confundirse con otra utilizada para comercializar productos idénticos o similares”. En el caso de los diseños originales de productos o de los logos de una empresa, esta circunstancia se agrava. “Si un competidor adopta una marca similar o idéntica, los consumidores podrían comprar por error el producto del competidor”, advierte también la OEPM. Por no hablar del efecto añadido que puede tener el que quien copie ofrezca un producto de peor calidad.

Pequeñas y medianas empresas se lanzan a la aventura sin proteger su marca, y cuando llevan ya en el mercado un año, y han desembolsado importantes cantidades de dinero en merchandising y publicidad, cualquier otra empresa con el mismo nombre, ya registrado, les pide que cesen en el uso de su marca porque coincide con la suya o es idéntica, y el problema no es ya que no se resuelva en los tribunales, sino que todo el dinero que se invirtió inicialmente en la aventura empresarial se va al cubo de la basura”, me explicaba hace tiempo una experta en propiedad industrial e intelectual. “Se da el caso de muchos empresarios que están convencidos de que su marca es única y piensan en franquiciar su negocio. Tienen varias franquicias concedidas, y un tercero con un derecho prioritario en el tiempo le pide que cese en el desarrollo de la marca. Es una situación muy habitual. Y eso es un pérdida de tiempo y dinero”, me advertía.

Los trámites administrativos no son para tanto. La solicitud de registro de marca –un formulario de tres folios en el que tan sólo hay que rellenar diecinueve casillas, de las que la mitad se resuelven con una X— se debe presentar ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma –cada administración regional tiene el suyo, por lo general, vinculado a las consejerías de Industria— donde el solicitante tenga su domicilio o un establecimiento industrial o comercial. El formulario se puede descargar directamente de la página web de la OEPM. En la solicitud que se entregue para su tramitación se debe incluir también:

1. Una reproducción de la marca en el caso de que sea mixta, gráfica, sonora o tridimensional. Tienes que adjuntar cuatro reproducciones de la misma con una anchura y altura máxima de 8×12 centímetros.
2. Justificante de pago de la tasa.

En el formulario en el que solicitas el registro de la marca, tienes que marcar los productos y servicios para los que la solicitas, ya que para cada uno de ellos hay una clase diferente. Por ejemplo, si vas a abrir una pastelería, tendrías que inscribirte, en principio, en servicios de venta al por menor en comercio de productos de confitería y bebidas no alcohólicas, así como en el de bombones, caramelos, chocolates y pasteles, pero también, por ejemplo, en el zumos de frutas, en el caso de que más adelante quisieras ampliar tu negocio con un producto que podría estar vinculado a tu marca.

En el caso del diseño industrial es el mismo. En este caso la representación gráfica del diseño puede comprender entre 1 y 7 perspectivas o vistas que pueden agruparse en una misma reproducción que no exceda las medidas de 26,2 cm. x 17 cm.

Una vez cumplimentada toda la documentación necesaria, el órgano autonómico se encarga de remitir la documentación presentada a la Oficina Española de Patentes y Marcas que es la que se ocupa de tramitar la marca. Los solicitantes domiciliados en las Ciudades de Ceuta y Melilla tienen que presentar la solicitud directamente en la Oficina Española de Patentes y Marcas. En un plazo de entre 12 meses, si no hay ningún suspenso, y 18 meses, se acepta o deniega la marca, que se concede por diez años desde la fecha de presentación de la solicitud y puede renovarse indefinidamente por períodos sucesivos de diez años.

Hay, no obstante, excepciones en la ley, supuestos en los que las empresas que no han registrado su marca están protegidas legalmente. ¿Qué ocurre, por ejemplo, si un empresario lleva mucho tiempo en el mercado y no ha registrado la marca o su nombre comercial? ¿O utiliza el nombre comercial como marca y este signo ha adquirido una distinción en el mercado? En este supuesto la OEPM otorga protección a todos aquellos empresarios que hayan conseguido que, debido al tiempo y a la intensidad con la que llevan operando en el mercado, los consumidores identifiquen su signo como una marca. “En ese caso hay que probar desde el momento en que se constituyó la sociedad hasta  cuándo comenzaron a usar efectivamente la marca con facturas, publicidad o con merchandising”, me contaba Mateu.

Vale, todo esto está muy bien, Rafa, pero ¿CUÁNTO CUESTA REGISTRAR UNA MARCA Y CUÁNTO TARDAN EN OBTENERSE? Pincha aquí, que como la propia OEPM no te lo voy a explicar yo.

En mi experimento para montar una tienda online se me pasó completamente, así que si se me pasó a mi…

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Rafael Galán

3 Comentarios Añade un comentario

  • 1. Ana Cano  |  8 de marzo de 2013 a las 19:16

    Gracias Rafael por este artículo. De una forma concreta y concisa has realizado un buen esbozo -desde ya te alabo por ello, porque como profesional hay ocasiones que me cuesta contar en pocas palabras por qué es importante registrar los derechos de Propiedad Industrial- de una situación muy real y cotidiana. Yo siempre digo que no registrar la Marca o el Nombre comercial es empezar la casa por el tejado.
    Como único apunte me gustaría señalar que cualquier persona, particular, autónomo o empresa, puede recurrir a los Agentes de la Propiedad Industrial, para asesorarse y gestionar estos trámites, pues somos los profesionales cualificados para ello. Hay una base de datos con nuestros datos de contacto en la web de la Oficina de Patentes y Marcas, y en el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Industrial COAPI http://www.coapi.org.
    Gracias y un saludo.

  • 2. xavi  |  2 de mayo de 2013 a las 12:12

    Hola,

    ¿Que desventajas puede tener registrar una marca como particular, y luego si la cosa va bien montar la empresa con el mismo nombre? ¿Si alguien monta una empresa con el nombre de tu marca puede tener “más” poder sobre la marca?

    Muchas gracias,
    xavi

  • 3. Claudio Moreno  |  4 de junio de 2014 a las 9:30

    Hola Xavi, desventajas ninguna, lo que ganarás es legitimidad a la hora de su utilización y el bloqueo de cara a su explotación por terceros en todo el país. Eso sí, siempre recomiendo solicitar un Informe de Viabilidad de Marca previo para ahorrar tiempo y dinero, asegurándote su disponibilidad. Lo puedes hacer totalmente online ( http://goo.gl/pj99EJ ) Espero que os sirva de ayuda, saludos

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


nueve − = 0

Siga los comentarios en RSS