18/abril/2013

Una de sentido común

soapy-smithEn los últimos meses estamos asistiendo a una pandemia de seudotalento, de seudoinnovación, de seudoestrategias, de seudoexpertos, de seudogurús que han invadido el planeta emprendedor de falacias y de engaños. Alentados por esa riada de emprendedurismo que todo lo cubre, no hay quien no utilice la palabra ‘emprendedor’ en cualquier reunión de trabajo o charla informal. Da igual que uno sea político, bombero-torero o tornador-fresador. A este paso, llegará el día que veamos a Iker Jiménez presentando “el-caso-de-un-funcionario-que-quería-emprender” (y eso en un plató de televisión en penumbra y con una musiquita de violines, acongoja).

Bromas aparte (si es que la tiene… para mí no), esta fiebre desenfrenada por emprender (al estilo de los buscadores de oro a mediados del siglo XIX en EEUU) ha generado la aparición de una horda de ‘listos’, de ‘muy listos’ (no se les puede llamar de otra forma), muy al estilo de nuestra tradicional historia de pícaros y truhanes), que contra viento y marea ha conseguido engatusar a muchos incautos (movidos por la necesidad urgente e imperiosa por emprender) con fórmulas mágicas y brebajes nauseabundos con los que conseguirán alcanzar el éxito, sin esfuerzo, sin penurias, de forma rápida e indolora.

Podría asumir que lo único que buscan vendiendo humo es formar parte, ellos también, del propio mercado, pero como no debería valer todo, cuando eso se hace con el único objetivo de engañar, se llama ‘estafa’ y nunca ‘negocio’.

No hay día que no nos llegue a la redacción de Emprendedores una nueva noticia innovadora en torno al mundo de los emprendedores. El circo se amplía y los payasos (o los listos) son tantos que no hay pistas suficientes para que puedan actuar.

A este paso, llegará el día (no muy lejano) en el que esto ‘pete’ por algún lado: que la burbuja del emprendedurismo explote llevándose por medio a muchos emprendedores de verdad, que han arriesgado todo (su escaso dinero y sus ilusiones) y que tuvieron la mala suerte de toparse por el camino con uno de esos ‘listos’ que les engañó con sus servicios seudoinnovadores.

Antes de que llegue ese momento, y nos invada el detritus, pongamos un poco de sentido común y llamemos a las cosas por su nombre y no nos dejemos engatusar por esos autoproclamados dioses que predican cansinamente en Twitter y LinkedIn.

Sentido común, mucho sentido común. Y recuerda esa gran reflexión de nuestros padres y abuelos: “Nadie da duros a pesetas”. Emprende con sentido común.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Javier Escudero

16 Comentarios Añade un comentario

  • 1. jaime  |  18 de abril de 2013 a las 10:06

    Cuanta razón. Parece que para emprender con tener un buen marketing online y moverte por las redes sociales ya está. Como si la gente fueses tonta. El producto siempre será lo principal aunque el marketing ayuda.

  • 2. Esther  |  18 de abril de 2013 a las 10:21

    Que tenebroso… espero no toparme con esos listos o que no me afecte…

    Me pregunto a veces algo en relación a lo que comentas de toreros y fresadores. Yo la verdad es que aún no entiendo que es ser emprendedor, decirlo de mi misma me parece casi un esnobismo. En esta linea, ¿es emprendedor solo el que inventa algo nuevo y un nuevo panadero es “””solo””” un empresario? Tengo un amigo que quiere montar una empresa, pero solo si es “innovadora” y como no se le ocurre como reinventar la rueda aún no ha empezado… Creo que esto es en parte culpa de esa masiva publicidad del “emprendimiento”. Se acabaran las panaderías de las de toda la vida porque la gente creerá que montar una está demasiado visto…

    Perdon si es un poco “offtopic”, pero me ha venido a la cabeza al leerte, gracias por la publicación.

    Un saludo

  • 3. Javier Escudero  |  18 de abril de 2013 a las 11:03

    Gracias por participar. En esto de emprender, en los últimos meses se ha erigido un grupo de seudodioses que ha establecido una clasificación elitista de los emprendedores, con emprendedores de primera y emprendedores de segunda. Como si un panadero (al hilo de lo que dice Esther) no fuera un emprendedor. Para mi un emprendedor es todo aquel que toma decisiones y asume riesgos. Y partiendo de ahí, ¿es menos emprendedor un panadero que abre un negocio en un sitio donde hay demanda no cubierta de su producto, que ha hecho sus deberes de estudiar el mercado, a la competencia, sus necesidades financieras, etc., que otro que decide montar una plataforma on line de, por ejemplo, cupones (la décima)? ¿Cuál de los dos es más emprendedor? Creo que es fácil responder a esa pregunta. Para mí, el primero.

  • 4. Giovanni Sierra  |  18 de abril de 2013 a las 13:02

    Sea o no en medio virtual, existirán truhanes que querrán a través de nuestros sueños, el dinero con el que esperamos una vida mejor. Ojos abiertos y oídos despiertos.
    En nuestro negocio de páginas web, esto si que nos afecta pues existen competidores que venden estos servicios como la panacea, elixir para resolver las ventas de los emprendedores incautos.

    Gracias por el llamado a la reflexión.

  • 5. Antonio  |  19 de abril de 2013 a las 10:09

    Me parece un artículo bastante difuso. ¿Quiere decir el autor que debemos olvidarnos de lo que nos llegue a través de las redes sociales?. Entonces, ¿la única información veraz es la que aparece en revistas como Emprendedores?.

    Saludos,

  • 6. Javier Escudero  |  19 de abril de 2013 a las 10:41

    Gracias Antonio, por tus aportaciones. En primer lugar, no es un artículo, sino una reflexión (una opinión) personal. En segundo lugar, no creo que haya dicho en ningún momento que todo lo que hay en Twitter y/o LinkedIn sea malo, sino que muchos ‘avispados’ se están aprovechando de esos canales para vender humo. Y vender humo, si me apuras no es ni bueno ni malo, pero sí es dañino cuando a los que se intenta engañar es a gente que invierte su poco dinero y recursos en emprender, engatusándoles (y sacándoles el dinero) con cantos de sirena de que “emprender es fácil”, de que “te vas a hacer rico emprendiendo” y mensajes similares. Y de esos los hay a cientos todos los días. Y en tercer lugar, no he dicho en ningún momento que la única información veraz sea la de la revista Emprendedores. No me considero una persona prepotente ni tampoco creo conocer la verdad absoluta. Desde la revista, llevamos desde 1997 lanzando mensajes animando a la gente a emprender, pero dejando muy claro que no es un juego de niños, que hay alegrías, pero también muchos traspiés y que todo aquel que emprende debe saber antes a qué se expone y qué se juega. Y ahora, hay muchos emprendedores forzosos (por la situación que vivimos) y es cuando más hay que extremar los mensajes, para que sepan que en ese proceso de desarrollo, pueden perder lo poco que les queda. Y que si deciden emprender, deben saber a qué se enfrentan. Nosotros, por nuestra posición como periodistas, tenemos la suerte de conocer casos de éxito, pero también (la mayoría) de fracasos y, en muchos de esos casos, siempre están pululando esos seudoexpertos que les chupan la sangre a esos emprendedores forzosos hasta que los dejan secos y luego ‘si te he visto no me acuerdo’. Creo que hay que ser consecuente con lo que se hace y lo que se dice desde determinados púlpitos y sabiendo que se puede hacer mucho daño. Gracias

  • 7. Pack emprendedor  |  19 de abril de 2013 a las 12:50

    Completamente de acuerdo.

  • 8. Cartu  |  22 de abril de 2013 a las 13:02

    ¿¿”sin esfuerzo, sin penurias, de forma rápida e indolora”?? :D Prefiero quedarme con lo de Iker Jiménez… jajajajajaja

  • 9. David  |  23 de abril de 2013 a las 11:32

    Estoy totalmente de acuerdo con este post, en la organización donde yo trabajo, llevamos 15 años ayudando a los nuevos emprendedores, y ahora los “listos” aparecen como setas, y sobre todo “gurus” sabelotodo.
    Muy bien, ya era hora que alguien reflejase cual es la verdadera situación

  • 10. Wesley M. Long  |  14 de junio de 2013 a las 8:19

    Sentido común, mucho sentido común. Y recuerda esa gran reflexión de nuestros padres y abuelos: “Nadie da duros a pesetas”. Emprende con sentido común.

  • 11. Maryellen Valencia  |  22 de junio de 2013 a las 13:26

    Es muy acertado tu artículo. No dejo de repetirme una y otra vez que tan importante es aprender como desaprender, que debemos alejarnos de los dogmatismos y de los prejuicios sociales que nos han inculcado por nuestra situación geopolítica, y que hay que cambiar el chip: no se trata de emprender por emprender, sino de cumplir los sueños y de mantener la firmeza de nuestras convicciones. En el fondo, se trata de ser más humanos, tener sentido común y elegir un camino.

  • 12. Delores Rich  |  22 de junio de 2013 a las 22:34

    Y es que ese sentido común va cambiando con el tiempo. De hecho, en base, al sentido común para el mundo de hace 600 años, la tierra era plana. En menos de cien años, la humanidad apunta a las estrellas.

  • 13. Jorge  |  8 de julio de 2013 a las 18:10

    Dicen que el sentido común es el menos común de los sentidos y es que los humanos nos dejamos llevar por la ilusión, cuando no por la codicia o la ganduleria. Ni duros a cuatro pesetas ni dinero fácil ni resultados sin esfuerzo. Cuando lees o escuchas los comentarios de la gente que ha logrado iniciar un negocio y llevarlo hasta el éxito siempre hay dos palabras que surgen irremediablemente : Pasión y entrega, o lo que es lo mismo “mucho curro.muchas horas”. No hay secretos ni atajos.

  • 14. Alexandria Duke  |  10 de julio de 2013 a las 5:40

    Muchas veces el sentido común nos engaña. Suele ser útil para nuestro día a día, para que puedas automatizar tareas y así no gastar tantas energías, pero cuando se producen cambios grandes, se los hace desafiando al sentido común. Un ejemplo es por ejemplo que el sentido común dice que la Tierra es plana, hasta que Galileo Galilei plantó cara a esta afirmación. Hasta el siglo XVI, todos los barcos que se construían eran de madera, y era así porque se pensaba que tenían que estar construidos de un material que flotase, hasta que alguien decidió desafiar al sentido común y demostró que un barco flote no depende del material que está construido sino de la cantidad de agua desalojada. El sentido común está sobrevalorado.

  • 15. Edmond Fowler  |  14 de julio de 2013 a las 12:46

    El mayor problema con el que vas a tener que lidiar es la inestabilidad. Géminis se caracteriza por empezar miles de cosas y no terminar ninguna. Esto posiblemente ya te haya pasado si es que tienes una relación de mucho tiempo, y si no, tardarás muy poco en darte cuenta de que los Géminis invierten una gran cantidad de tiempo en hacer cosas inútiles o tontas. Esto puede dar como resultado que tenga problemas económicos, lo que te llegará a afectar si tienen planes para establecerse formalmente. ¿Qué puedes hacer si quiere invertir todo su capital en un negocio de pasta dental para gatos? Pues hazle entender que no es tan buna su idea y que sería mejor no arriesgarse. O bien, en lugar de presionarlo para que termine lo que ha dejado a la mitad, conversa con él (ella) y traten de explorar dentro de su cabeza y su corazón para descubrir la razón por la cual deja todo a la mitad. Los nacidos bajo Géminis, suelen experimentar los sentimientos de una manera muy intensa. Esta característica puede generar conflictos porque no saben expresarlos con facilidad; por ejemplo, si la pareja que tienen al lado necesita mucha comunicación entonces habrá problemas, además que se pueden cerrar en una depresión interna. Otra de sus desventajas es que se ilusionan con gran facilidad (cree que la pasta dental para gatos será un éxito) y cuando se da cuenta de la realidad experimentará una gran frustración y tristeza. Prepárate para levantarlo cada vez que se estrelle contra el piso y enséñale que la situación no es tan mala como piensa. Hazte a la idea que tratas con un alma infantil que requiere de tu cuidado, atención y amor.

  • 16. Maria  |  17 de febrero de 2014 a las 11:51

    Que gran verdad, muy buen articulo

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


dos − = 0

Siga los comentarios en RSS