27/mayo/2013

¡Explota, explota, expló!

burbuja1

¿Crees que se aproxima una nueva burbuja? ¿Crees que hay determinados sectores y/o mercados saturados? ¿Falta originalidad en el diseño y desarrollo de determinados conceptos de negocio? ¿Innovan poco los emprendedores? Esas y otras más son las preguntas que dieron pie para elaborar el reportaje de la sección ‘Entorno y Tendencias’ del número 189, junio de 2013, que ya está en la calle.

Por nuestra posición privilegiada de medio especializado, nos llegan centenares de nuevos emprendedores que se lanzan al mercado. No todos, pero sí muchos de ellos, ya nacen heridos de muerte, con grandes posibilidades de ‘dársela’. Lo hacen en mercados saturados, en los que ya hay competidores muy fuertes, con marca, con potentes pulmones financieros, con buenos equipos gestores… y aún así, siguen lanzándose.

No quiero hablar de burbujas. No seré yo el que especule. No tengo la bola mágica que lee el futuro (si la tuviera me haría rico… ;D ¡maldito modelo capitalista de consumo!). No se lo que va a pasar dentro de cinco minutos, ¡como para saber lo que ocurrirá en unos meses con determinados negocios!

Pero sí evalúo una serie de percepciones, de sensaciones… que me permiten –modestamente– construirme una opinión sobre qué negocios o actividades son muy arriesgados. En definitiva, me permite aventurar en qué negocios –si tuviera que emprender– no emprendería en estos momentos. No me considero un suicida (y hay emprendedores que sí lo son, aunque ellos no lo sepan o no lo quieran saber).

En el citado reportaje hablamos de muchos de ellos: outlet online, plataformas de cupones, venta de cofres de experiencias, plataformas de formación y recomendadores y comparadores, entre otros. Y en el mundo offline: casas rurales, venta de yogures helados o fruterías, entre otros. Y aunque pueda parece extraño, aún hoy, siguen lanzándose nuevos proyectos en esas actividades.

¿Cuales podrían ser los motivos de esas muertes anunciadas? El primero responde a una falta de análisis del mercado y de la competencia, algo que se da por hecho, pero que en muchas de las ocasiones, o no se hace o se hace mal. Muchos emprendedores desconocen cuáles son las reglas de juego del sector en el que se va a meter y también los competidores que va a tener, lo que hacen, cómo lo hacen, con qué costes, a qué precios, el tipo de cliente, sus necesidades, etc.

Otro de los motivos es una falta de análisis crítico de su idea de negocio. Los expertos subrayan que a muchos emprendedores les puede el ego y están tan enamorados de su idea que son incapaces de ver y de aceptar que no aportan ninguna ventaja competitiva –es decir, que son más de lo mismo– y aquellos que podrían aportar algún valor no saben cómo transmitírselo al mercado y a sus clientes.

Los expertos también apuntan en esto dos aspectos: uno es que muchos emprendedores actuales son por necesidad y en ellos –no en todos– las prisas por salir al mercado y conseguir recursos para sus vidas les hace obviar elementos clave en el desarrollo de cualquier proyecto. El otro aspecto que destacan es que en los últimos meses –años– asistimos a la moda de clonar proyectos que funcionan en otros mercados –principalmente, Estados Unidos– y el pecado de clonar un negocio no está tanto en copiarlo, sino en no adaptarlo a las condiciones de nuestro mercado: cultura, volumen de clientes, formas de pago, logística, etc.

Antes hablaba de mercados saturados, en los que es un suicidio emprender de nuevas, pero los expertos abren una oportunidad a los mercados atomizados, que son aquellos en los que hay competidores –recuerda que siempre hay competencia y que la competencia es buena y necesaria–, pero todavía no hay un líder claro. La naturaleza de cualquier sector, mercado o actividad es la de dos o tres empresas grandes, cuatro o cinco medianas y muchas pequeñas. Y su evolución natural es la de que, con el tiempo, queden un par de grandes competidores, muy pocos medianos y casi ningún pequeño.

Evidentemente, la clave para sobrevivir en este tipo de mercados atomizados es diferenciándote. Pero eso ya te lo contamos en el citado reportaje.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Javier Escudero

4 Comentarios Añade un comentario

  • 1. Kristina Rojas  |  2 de junio de 2013 a las 11:22

    “¿La verdad? Te la juegas. No tienes otra. Haces una apuesta: haces tus estudios de mercado, miras al que vende más, al que vende menos, prevés hacia dónde podrían ir los tiros y te marcas un ritmo de producción. El ensamblador con el que trabajamos es muy escalable. Imagina que nos marcamos un roadmap para ensamblar 30.000 dispositivos en tres meses, pero si hay que acelerar y fabricar a 100.000 no va a haber ningún problema. Por un lado está la capacidad tecnológica para ensamblar y, por otro, el músculo financiero de una pequeña empresa: fabricar cuesta dinero y tienes que mantener una actitud conservadora. Podrías decir: vamos a fabricar 500.000 terminales y así voy sobre seguro. ¿Y si no funciona? Preferimos ser prudentes. Podemos hacer apuestas serias, pero siendo prudentes. Sin poner en riesgo los fundamentos de la compañía. Apuestas por un plan de lanzamiento que escale. Y hablas con el canal de distribución, que también te ayuda a escalar tu lanzamiento. Piensa que para un canal fabricamos con marca blanca con su marca”, responde Quirós.

  • 2. Jesús Salido  |  4 de junio de 2013 a las 11:32

    Buenos esperare a leer el artículo completo para darte un crítica más completa. Si creo que se avecina una nueva burbuja, ahora en el mundo del emprendedor. En mi opinión el emprendedor, como otros muchos profesionales y oficios, tiene un perfil básico y al que carece de esas competencias, habilidades y demás le va a ser muy complicado superar todos los obstáculos que se va a encontrar y aprovechar las ventajas que se les van a aparecer. Respecto a los sectores que nombra como para no invertir, creo que no existen límites para casi ninguno, la creatividad y el trabajo bien hecho y enfocado te permitirá entrar hasta en los mercados más saturados.

  • 3. Rocio | Contrato prestación de servicios  |  6 de junio de 2013 a las 12:00

    Hola Javier. Totalmente de acuerdo con el artículo, en mi opinión una de las próximas “Burbujas” en explotar son las páginas de descuento, especialmente estas que se incorporan tarde y son mal preparadas. Las grandes como siempre van a ir sobreviviendo. En mi opinión otra burbuja que puede reventar es la de marketing online, seo, community manager… Realmente no creo que desaparezca el negocio, pero acabarán desapareciendo esas personas que no están preparadas, que solo por usar redes sociales ne ámbito privado se hacen llamar community manager. Creo que estos servicios algún día sus costes serán mucho más elevados porqué habrá que pagar personal muy cualificado.

  • 4. Chance H. Saunders  |  9 de julio de 2013 a las 15:47

    Se acerca el final del año y con un 2013 a las puertas muchos emprendedores pueden estar pensando de qué manera profundizar la visión de su compañía para el próximo año.

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


5 + = siete

Siga los comentarios en RSS