Archivo de Agosto, 2014

4/Agosto/2014

¿Por qué es difícil destacar en redes siendo pyme?

REDESHace un par de años, cuando hablábamos de cómo hacer una estrategia en redes sociales había que explicar por qué estar en las redes, qué diferencia hay entre los consumidores que buscan activamente en Google y los que reciben una información que les gusta, les sorprende, y la comparten con sus amigos/conocidos/seguidores/contactos.

Creo firmemente que hemos pasado ya de esa fase de explicación de la teoría a otra mucho más compleja y apasionante: hay más competencia, el público potencial está más resabiado y cansado de listas de consejos que no profundizan en los temas y, quizás lo mejor y lo que genera más oportunidades: la mayoría de los consumidores y pymes saben ya cómo funciona Twitter, Facebook, Linkedin o Instagram.

Y eso a pesar de que las redes cambian continuamente. Twitter se asemeja más a Facebook en la apariencia y Facebook copia funcionalidades de Twitter. Aparecen o se ponen de moda redes más visuales como Instagram y Pinterest. Pero estos cambios no son más que herramientas para manejarse en las redes. Se adoptan y aprenden con una facilidad pasmosa.

Lo realmente difícil es conseguir que nos hagan caso en cualquier red, como pymes o emprendedores, en una maraña de contenidos que se intercambian de forma ágil y caprichosa cada día. Y ahí está la verdadera sustancia de las redes sociales: saber comunicar. Qué contar, cómo y mantener una personalidad constante.

Hay pymes que lo hacen divinamente, con desparpajo y buenos resultados (que sin resultados no tenemos nada). De ellas he hablado y hablaré mucho tiempo porque no es habitual ni fácil hacer tan grandes cosas por purita intuición (léase marcas como @BereCasillas @pizarrines @ricardo_lop y otros tantos cracks de la comunicación espontánea, con posicionamiento de sentido del humor y distinción en el negocio).

Pero ahora es más difícil que antes conseguir esa atención, la fama del pequeño, a pesar de que hay más usuarios expertos que nunca. Creo que es hora de empezar a huir de los titulares tipo Equis recetas para; Claves para; Tres consejos únicos y buscar ideas que llamen más la atención. Echarle imaginación, ofrecer buenos contenidos (PROPIOS), sentido del humor (siempre funciona) y honestidad.

Me gustó especialmente hablar con @Israel_Garcia sobre este tema porque pocas veces alguien que vive por y para las redes es tan sincero como él. Aquí os dejo algunas de las perlas que me dijo y que comparto: “Las redes sociales no crean. Maximizan lo que haces, potencian, pero si no tienes un producto, una idea, un servicio, algo realmente potente detrás, no llegarás a ningún sitio porque cada día hay más gente utilizándolo y cada día hay más gente utilizándolo mal. Ese es el dato”.

“Lo que yo tengo en cuenta es el enfoque, el posicionamiento. Yo desde un primer momento dije es posible que no tenga tantas cuentas, pero voy a trabajar de acorde a mis valores e ideales”.

La honestidad de no prometer un montón de seguidores sin más. ¿Para qué, si no les interesa tu producto? Parece mentira que estando en un momento ya tan avanzado de las redes sociales todavía haya que explicar esto a las empresas. No te sirve de nada una comunidad enorme que no interactúa contigo. Sólo sirve para fardar. ¿Y eso a ti te aporta algo a tu cuenta de resultados?

Si vas a contratar los servicios de un profesional, desconfía de la gente que te promete muchos fans/seguidores sin explicarte muy bien qué vas a hacer con ellos.

Si quieres notoriedad con tu propia estrategia o con la de un profesional recuerda este consejo de Isra García, que me gusta de nuevo por la honestidad: “Las cosas no son fáciles. Si fuera fácil todo el mundo lo haría. Y eso es lo que yo pido que la gente tenga en cuenta. El trabajo del comunity manager no es crear y distribuir contenidos, ni siquiera es estar poniento tuits, el trabajo que este nuevo mundo requiere de las personas es que con instinto, astucia y talento te pidan qué es lo que va a pasar después. Y vaya y lo haga. Resultados. Arriesgar. Y se puede hacer a todos los niveles, seas grande o pequeño. Porque si no, ¿cuál es el fin de los servicios?”.

En definitiva, tienes que conocer cómo funciona cada red, pero la esencia, lo que consigue resultados, lo que gusta a la gente, no es más que posicionamiento de un negocio y marketing. Que al fin y al cabo es lo más complejo de todo. Un niño de diez años sabe utilizar las redes. Un niño de diez años (salvo excepciones) no sabe cómo vender una idea, un proyecto, una oferta… Puro marketing y comunicación. Y eso no se resume en ninguna receta de equis puntos.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

63 Comentarios