Posts en la categoría 'Alejandro Vesga'

13/febrero/2013

Siete reflexiones sobre ecommerce

Ayer participé como moderador en la mesa redonda ‘Evolución e innovación del sector tradicional’ que fue un repaso sobre cómo se está abordando desde distintas ópticas el desembarco en las tiendas online de los sectores más tradicionales. Participaron Patricia Benito, directora de Ecommerce y Planificación Estratégica del Grupo Cortefiel; Elena Gómez del Pozuelo, fundadora de de teleciguena.com y presidenta de la Asociación Española de la Economía Digital y Juan Macías, fundador de la tienda de juguetes online más importante de España, demartina.com.

Patricia Benito, Elena Gómez del Pozuelo y Juan Macías durante la charla del Salón MiEmpresa.

Las aportaciones fueron claras y muy útiles. Se habló de muchas cosas, pero me apetecía compartir las notas que fui recogiendo durante la charla. Ahí van:

-Las tiendas online no lastran las ventas si tienes un establecimiento físico. Antes al contrario. Patricia Benito, de Cortefiel, comentó el alto porcentaje de compradores que acuden a recoger a la tienda y que, aprovechando el paseo, realizan más compras. Además, “en Internet hay que estar, por que si no, ese público acaba acudiendo a la tienda de Internet de la competencia”.

-Es esencial formarse muy bien en marketing digital. Muchas tiendas muy bien estructuradas y con buenos precios fracasan sencillamente porque sus promotores no son capaces de llevar público hasta ellas. El dominio de Google Adwords es esencial.

-Haz todo lo posible por generar confianza. Lo remarcó Elena Gómez de Pozuelo. Hay que ofrecer el teléfono, la dirección física, chat, un quienes somos con fotos, el sello de confianza online… “El consumidor de internet es más desconfiando y más exigente que el presencial”, comentó. No lo olvidemos.

-La oferta diferencial tiene que estar muy bien trabajada. “Si vendes bits debes dar más que Google y si vendes átomos, más que Amazon. Nosotros garantizamos la entrega en el mismo día y la realizamos con un botones uniformado de manera muy llamativa, ahí nadie nos gana”, añádía Gomez del Pozuelo.

-El stock es una variable crítica. Normalmente es necesario tener una gran cantidad de mercancía y eso hay que tenerlo muy claro para las finanzas. Tener material en depósito o que lo envíe directamente tu proveedor puede ser una opción, pero en muy pocos negocios funciona.

-Para las entregas es muy importante tener más de un proveedor de transporte. Los expertos presentes coincidieron en que es bueno diversificar el riesgo en este asunto.

-“Si no vas a facturar un millón de euros, mejor no te metas en esto”. Un consejo insuperablemente gráfico por parte de Juan Macías, secundado por las otras dos componentes de la mesa. Los costes y los estrechos márgenes te obligan a apuntar hacia esa cifra, según matiza el propio Macías. Para alcanzar esta cifra de ventas, sería necesaria una inversión de “al menos 200.000 euros en desarrollo y stocks… y mucho tiempo de trabajo sin sueldo”, remarca Macías.

-Las tiendas online son más rentables que las físicas. Según se dejó claro, por el menor coste fijo que tienen; pero atención a un detalle importante: todas las transacciones quedan registradas, por lo que no es posible ‘olvidarse’ nunca de declarar las operaciones, algo que sí puede pasar en la tienda física… hasta ahí podemos leer.

– Las redes sociales son vitales. Pero no sirven para vender: son el mejor vehículo para contactar con tu cliente, al ser baratas y muy ágiles.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 Comentarios

6/febrero/2013

El negocio del ‘date un lujito’

ESCAPARATE_PORSCHELlevamos mucho tiempo hablando en la redacción sobre los cambios de tendencias en consumo que se están dando ahora, con la puñetera crisis. Hace ya tiempo, nuestra compañera Pilar Alcázar, dejó claro en su libro “Entre singles, dinkies, bobos y otras tribus” que la segmentación tradicional por estratos sociales se había quedado obsoleta. Es mucho más sensato y rentable clasificar a la gente por hábitos de consumo que bajo o otro criterio ligado a sus ingresos estables.

Bien, pues esos hábitos de consumo están transformándose ahora a una velocidad de vértigo. Los emprendedores con los que hablamos (y nosotros mismos también lo notamos solitos) observan que el consumo se ha vuelto mucho más reflexivo: la gente gasta mucho menos y se lo piensa todo mucho más. Por eso y por el pesimismo generalizado, un núcleo inmenso de personas han rebajado drásticamente todo tipo de gastos… pero también se cansan. El caso es que si estás mirando el euro de manera intensiva todo el tiempo a veces te hartas y te apetece ‘darte un lujito’, sólo uno y si es en algo que sea medianamente accesible, pues mucho mejor.

Eso explica el éxito que están teniendo últimamente la gama alta de productos normalmente baratos: las patatas fritas de lujo, las cervezas premium, la sal especial, el Nespresso, incluso las ginebras de alta gama. Todos estos productos están jugando la baza de que ya que nos quedamos en casa en lugar de salir a cenar fuera, al menos nos damos el capricho.

He estado hablando con varios emprendedores que están buscando más nichos en los que desarrollar esta idea, no sólo en el consumo, también en los servicios y con varios enfoques comerciales. Es un campo bastante abierto y, parece que no es una moda, tiene pinta de tendencia que viene para quedarse.

Yo me lo pensaba.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

28/enero/2013

La Ley de Emprendedores: un pequeño paso para Hacienda y un gran paso adelante

Se publica hoy en toda la prensa que al fin el Ministerio de Hacienda desbloquea el proyecto de la Ley de Emprendedores y que se van a poner en marcha las medidas fiscales de apoyo al emprendedor que se habían prometido antes de las elecciones y que, según se dijo entonces, iban a ser las primeras medidas del nuevo Gobierno. Por lo que nos cuentan a nosotros, finalmente, será un plan de apoyo y no tendrá estructura de ley (eso, la verdad, es lo de menos) y entrará en vigor muy pronto.

Dos medidas estrella: pagar el IVA sólo de las facturas cobradas y una bonificación en las cotizaciones de autónomos. A partir de la aprobación de este plan, los hombres de hasta 30 años y las mujeres de hasta 35 que se inicien como autónomos, cotizarán sólo 50 euros al mes (un poco menos de un tercio de lo que pagaba este grupo hasta el momento) durante los primeros seis meses de actividad.

Hemos sabido que se analizaron medidas más generosas, como extender la bonificación a todos los autónomos, pero se toma esta decisión ‘por que no hay más dinero’. Desde el Gobierno se teme que medidas de este tipo, aún siendo buenas para activar la creación de empresas, puedan impactar negativamente en la recaudación.

Nosotros somos más optimistas. Estamos seguros de que reducir las trabas fiscales para darte de alta de autónomo y, desde luego, darle un sentido lógico al pago del IVA en las facturas va a tener un impacto directo en la creación de empresas y va a aliviar el estrangulamiento financiero que tienen muchas de las empresas en funcionamiento. Es más, no sería nada extraño que ocurriese justo lo contrario: que la recaudación aumente.

Una medida que no está recogida en el plan y que es también muy necesaria es dar carta de naturaleza legal a los trabajos esporádicos. España es un país de ‘bolos’ y en los últimos años, mucho más. Desarrollar un sistema para regular ese tipo de trabajos sin que eso sea muy gravoso ni en dinero ni en trámites, seguro que ayudaría a aflorar una parte considerable de la inmensa bolsa de economía sumergida que aún padecemos.

Pedir es gratis. Está claro.

Al menos, las medidas que se anuncian van en la línea necesaria. Ojalá se amplíen pronto, será buena señal.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

12 Comentarios

28/junio/2012

Silicon Valley, Israel y el penalty de Sergio Ramos

La semana pasada participé como moderador de la mesa de debate ‘Modelos de innovación: Silicon Valley vs Israel’, celebrada dentro del acto de entrega de la sexta edición de los premios Emprendedor XXI de la Comunidad de Madrid, organizado por ‘laCaixa’ y cootorgado por Enisa (pincha aquí si quieres saber más sobre el sarao).

En el combate de la innovación, a un lado de ring: David del Val, actualmente alto ejecutivo de Telefónica que, en 1997 y tras estudiar la carrera en Madrid, cursó un master en Standford, montó y vendió un start-up precursora del streaming de video nada menos que a Microsoft (no trascendió el importe, aunque se habló de 10.000 millones de pesetas de las de 1997…). Al otro lado, Isaac Benzaquen, joven madrileño que después de buscar trabajo en España, marchó a Israel a una multinacional financiera que quebró un año después; decidió quedarse en Tel Aviv, montó un fondo de inversión llamado Ben Oldman Partners y ahora es emprendedor y business angel en Israel.

Del Val y Benzaquen desgranaron las diferencias entre los modelos de Silicon Valley y de Israel, que han sabido crear un ecosistema de apoyo a la generación de riqueza ejemplo para el resto del mundo. Por eso, en realidad, el debate se convirtió enseguida en un Silicon vs Israel vs España. Y ahí es cuando el debate se puso tremendamente interesante:

-Según remarcó Del Val, en Silicon Valley se capta el talento en general, pero el de los profesores en particular. Los mejores cobran más, a los que no alcanzan el nivel les despide y está fomentado y primado que emprendan. En España la iniciativa de los profesores universitarios está casi castigada…

-El capital semilla en EEUU (sigue Del Val) está bien considerado socialmente y tiene ventajas fiscales. En España se prometen esas ventajas desde hace tiempo, bastante tiempo, pero no acaban de llegar.

-La Administración de Israel -ahora habla Benzaquen- apoya las inversión en innovación con fondos públicos (y también con la participación de consorcios privados). El servicio militar obligatorio dura tres años, que se aprovechan para dar formación técnica a los soldados. Son innumerables las aplicaciones a generación de nuevos negocios que han surgido de ahí (en EEUU ha pasado mucho con la NASA, pero recordemos que internet fue un invento militar). En España estamos en una fase de recortes que están adelgazando también buena parte de las inversiones más productivas, que más riqueza y empleo pueden generar.

-En Israel, si montas una start-up y se la vendes a los americanos (algo que pasa con bastante frecuencia) eres casi un héroe que está generando riqueza y empleo para el país. El emprendimiento es en sí una actividad muy considerada, el emprendedor es dueño de seguir adelante o vender y si fracasa, no pasa nada. En España, alguien lo ha descrito muy bien, el emprendedor sólo puede escuchar una de estas dos cosas: “te lo dije” si ha fracasado o “qué suerte has tenido” si el resultado ha sido bueno.

Una goleada, vamos. Pero con una reflexión final por mi parte durante la mesa, a la que ambos invitados asintieron. En realidad, montar un Silicon Valley en España llevaría mucho tiempo y mucho esfuerzo, pero la principal barrera es de actitud y eso, puede cambiarse de un día para otro.

Y hablando de actitud, como la mayoría de los españoles, ayer sufrí y disfruté de lo lindo viendo a España clasificarse para la final de la Eurocopa de fútbol. El momento mágico para mí fue el penalty que lanzó Sergio Ramos. A pesar de haber fracasado en una situación exacta hace un mes (con el Real Madrid), se atrevió a intentarlo otra vez, sabiendo que si fallaba iba a ser el centro de todas las críticas. Si hubiese fallado, hoy había chistes por internet y la indignación popular sería tremenda contra él, no nos engañemos. Pero es que encima, lo tiró de un modo arriesgadísimo, flojo y por el centro, a lo Panenka.

Impresionante su valentía. He escuchado a mucha gente decir que fue un inconsciente…

Para ser capaz de hacer las cosas, el primer paso imprescindible es creerse capaz. Algo en lo que los deportistas españoles están dando ejemplo. Tomémoslo los demás: trabajemos y emprendamos con seguridad y ambición. Haciendo lo así, los campeonatos llegarán tarde o temprano.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

30/mayo/2012

Cuatro sorpresas recientes: un funcionario, un emprendedor, un producto y un sarao

Llevo un par de semanas que me muevo más de lo habitual, con viajes y conociendo gente nueva. Cansado, pero francamente constructivo. De lo último que he visto me han encantado un funcionario, un emprendedor, un producto y un evento. Y me apetece contároslo.

EL FUNCIONARIO. Raúl Oliván, director de Zaragoza Activa

Raúl Oliván no es el tercer hermano de los Estopa, es el director de Zaragoza Activa.

Estuve en Zaragoza invitado por la Asociación de Jóvenes Empresarios de Aragón y como jurado de su premio. Interesantísima experiencia, tanto como conocer al director de Zaragoza Activa, la agencia de desarrollo de la capital aragonesa donde desde hace muy poco tiempo están trabajando duro por fomentar un ecosistema más dinámico para el emprendedor. Han sumado las acciones de orientación de empleo y de apoyo al emprendedor en un solo recinto que rezuma creatividad. Me encantó Raúl por las ganas que tiene de afrontar las cosas de manera diferente. Y lo que más me impactó fue una frase que me dijo al despedirnos: “Esto está cambiando a una velocidad increíble. Si los que estamos en estas oficinas seguimos haciendo lo mismo dentro de cuatro años, más vale que nos marchemos. Habremos fracasado”… ¡Toma funcionario!

 

 

EL EMPRENDEDOR. Carlos Blanco, CEO del Grupo ITNet.

Carlos Blanco, repartiendo consejos a diestro y siniestro con su Ipad en la mano.

Viaje a Barcelona para actuar de presentador del evento Afterwork Emprendedores que celebramos conjuntamente el whiskey Gentleman Jack y nuestra revista. Como invitados estelares, Alexandre Amat, fundador de las editoriales Amat, Gestión 2000 y Profit y Carlos Blanco, fundador del Grupo ITNET. Conocía bien a Alexandre, que tal cómo esperaba habló de manera muy práctica, sincera y clara sobre el emprendimiento y sobre la transformación del sector editorial (este tema me interesa en primera persona). La sorpresa fue Carlos Blanco. Le había visto en youtube pero superó mis expectativas. En un estilo directo, que algunos de los asistentes luego me dijeron que consideraron agresivo, se puso a dar consejos a todos los presentes (a Amat y a mí también). Animó a los asistentes a quitarse los prejuicios y a ‘entrarle’ a los business angels y a todo bicho viviente para buscar apoyos para su proyecto, destacó la importancia de las relaciones cara a cara y dijo algo por lo que se me mereció aparecer en este post: “La gente se aferra a su puesto de trabajo cuando en realidad ya no vale nada. Ya no hay seguridad, por lo tanto, ya no tienes excusas para no emprender”. Una visión difícil de compartir por los que tenemos nómina; pero que desde luego, lleva a la reflexión.

 

 

EL PRODUCTO. La moto adorable.

Que el director de Emprendedores haga el bobo con tu producto, no tiene precio...

Paco Ortiz, el asombroso promotor de Xtraice, la empresa fabricante y exportadora de hielo sintético para patinaje radicada en Sevilla, nos visitó en la redacción de Emprendedores. Nos mostró su nuevo producto, un peluche gigante que se desplaza con un motor eléctrico y que se alquila a dos euros por tres minutos en los centros comerciales. Pueden subirse los niños y también sus padres (la imagen se explica sola).

Esta idea es una que si nos la mandan en una presentación en lugar de traer el muñeco, no le prestamos ni la más mínima atención. Pero al verlo, lo adoras y no te puedes reprimir enmontarte.

Paco tuvo el ‘morro’ de presentarse con su invento. Pero el producto engancha. Y el modelo de negocio está muy pensado (costes de producción, desplazamiento, horas útiles, margen de cada aparato, rendimiento para el asociado que lo comercialice…), pero sobre todo, está testado muy intensivamente en distintos centros comerciales de la provincia de Sevilla, con diferentes públicos y niveles socioeconómicos. Y eso es lo que más me llamó la atención. Paco nos dejó muy claro que el mejor estudio de mercado es testar tu producto en el mercado… buena lección.

 

EL SARAO. El segundo congreso nacional de Yuzz.

Sebastián Muriel, de Tuenti, pasando un mal rato hablando en público.

La Fundación Banesto me invitó a participar en Madrid en el congreso nacional de los centros Yuzz, una iniciativa que se desarrolla en toda España y que apoya la creación de empresas tecnológicas por parte de jóvenes menores de 30 años. Confieso que no me he reído tanto en un evento empresarial en toda mi vida. Los presentadores fueron el duo Gomaespuma y aplicaron todo su ácido pero blanco humor en la presentación de los ponentes. Cuando presentaron a Sebastián Muriel, vicepresidente de Tuenti, se pasaron todo el rato diciendo que los de Tuenti no habían inventado nada, que habían copiado. La papeleta no fue nada fácil para Muriel, que demostró sus tablas en el escenario después de una presentación completamente delirante.

Los jóvenes presentes, y en general, todo el tono del evento, me dejaron claro que la nueva hornada de emprendedores viene con muchos menos complejos. Con ganas de hacer las cosas y de hacerlas diferentes. Y si copian, no les importa reconocerlo…

 

Cuatro gratas sorpresas que demuestran que, a pesar de las dificultades, con imaginación y con ganas, las cosas salen. Y salen bien.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 Comentarios

17/mayo/2012

Los business angels y la luz al final del túnel

(Adelanto del editorial de Emprendedores de junio. A la venta el 25-05-2012)

En este número de Emprendedores nos hemos decidido a contarte qué son, quiénes son, dónde están y qué buscan los business angels. La buena noticia es que los inversones privados en España ya existen, están cada vez mejor organizados y trabajan en red; la no tan buena es que aún son pocos y tienen recursos limitados. La realidad a día de hoy es que hay muchos más proyectos interesantes que dinero para ayudar a ponerlos en marcha.

Hace falta, por tanto, desarrollar la figura del business angel. Para ello, proponemos tres ideas sencillas (que son las que funcionan):

1.- Cumplir la promesa de mejorar la fiscalidad. El Gobierno está elaborando la ley del emprendedor que recoge tímidas mejoras fiscales para quienes se conviertan en business angels. Sería fantástico que esas medidas fueran muy ambiciosas. Esta inversión es una de las más productivas.

2.- Localizar y divulgar los casos de éxito, tanto de los emprendedores como de los inversores. El ejemplo llama. Necesitamos más ‘Tuentis’ y ‘BuyVips’ que animen el mercado.

3.-Profesionalizar la actividad. Formar bien a los que quieran sumarse a la fiesta. Los invesores privados aportan dinero, pero también experiencia y contactos. A ser business angel también se aprende.

Si conseguimos que empiece a moverse esta rueda, no habrá quien la pare y el impulso para la economía será tremendo. Un ecosistema potente de business angels atrae el talento e innovación… Eso está demostrado, y no sólo en Silicon Valley.

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

8/mayo/2012

Diferenciarse hasta que se acabe el pescado

Mi mujer dice que siempre pienso en el trabajo. Que cuando estamos paseando por la calle con los niños, en lugar de relajarme me paso el rato observando los negocios a nuestro alrededor, que si me fijo en que la tienda de frutos secos que hace esquina entre las calles Narvaez y Doctor Castelo en Madrid sigue abierta después de siete años… (¿cuántas pipas hay que vender para conseguirlo? ¿Tendrán bien ajustado el stock? ¿Estarán bien estudiados los productos que dejan más margen? ¿Habrán renegociado el alquiler del local?…) uff. Me parece que tiene razón.

Hace unas semanas estuve en Granada, invitado a dar una charla por la Fundación Banesto para el programa Yuzz de capacitación de jóvenes emprendedores. La charla acabó un poco tarde, el hotel estaba muy lejos de la ciudad y estaba dispuesto a irme triste y solo a la habitación sin callejear por una de las ciudades más bonitas del mundo hasta que uno de los asistentes se ofreció a llevarme al centro. ¡Como para decir que no!

Fuimos. Charlamos largo rato sobre su proyecto de negocio y sobre todas las ideas que había desechado hasta el momento, algunas francamente brillantes. Después de un par de tapas (a pachas, no se dejó invitar y yo tampoco) llegamos al bar ‘Los Diamantes’. Un establecimiento aparentemente normal, pero que a medida que mi acompañante me iba dando datos comenzó a activarme fuertemente el ‘gusanillo’ de analizar el negocio.

Me contó que es uno de los establecimientos de más éxito de la zona de tapas de Granada; algo verdaderamente difícil vista la enorme cantidad de bares y restaurantes que hay por allí. El secreto es sencillo y complejo al mismo tiempo: todo el mundo sabe que el pescado que sirven es muy bueno y es del día.

¿Cómo logran que todo el mundo opine eso? Obvio: con buena materia prima. ¿Y cómo saben todos los granadinos que el pescado es del día? El bar cierra cuando ha vendido todo el pescado. Si se acaba a las cuatro de la tarde, cierra. Si un día tiene que estar abierto hasta la una de la mañana para vender todo el pescado, se queda. El dueño lo dice y todos los clientes saben que es verdad.

¿Ingenioso? Al máximo. Diferenciarse en un mercado abarrotado es uno de los objetivos más complejos que puede plantearse cualquier empresa. Para eso la calidad y la atención al cliente suelen ser la piedra de toque (el precio es lo más fácil de copiar); pero si a esas dos características le añadimos una buena ración de imaginación, la ventaja puede ser decisiva.

Y en realidad depende sobre todo de que nos lo propongamos. Los alumnos de la sesión valoraron muy alto el turno de preguntas que tuvimos. Uno de ellos consiguió en exclusiva dos horas extras sólo por ofrecer una ventaja competitiva radical, pero para él sencilla de ofrecer: Granada es preciosa de noche.

Además, la tapa es un regalo, ¡Qué quede claro!

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

26/abril/2012

Me encanta tu idea de negocio, una mentira nada piadosa

No sé a quién se lo escuché (pero no quiero apropiármelo y tampoco dejar de contarlo). En España las personas del entorno del emprendedor sólo utilizan dos frases cuando el proyecto ya lleva tiempo en marcha: ‘te lo dije’ si ha sido un fracaso; o ‘qué suerte has tenido’ si te ha ido bien.

Creo sinceramente que es bien cierto que aquí está muuuy mal visto el fracaso. Cuando no aciertas, el enorme grupo de gente que se ha empeñado en desanimarte se convierte en legión si tu respuesta al revés sufrido es intentarlo otra vez (incluso con una cosa diferente).

Pero es que el éxito también está mal visto. Si te funciona el negocio, ‘has tenido suerte’, ‘alguien te habrá ayudado’… cuando no ‘algo habrá hecho para estar tan forrado’ si es que cometes el desliz de dejar ver que te está funcionando la cosa… Esto, que parece una parodia, está bastante más extendido de lo que nos gustaría a todos los que estamos en el ecosistema emprendedor. Hace falta una revolución para impulsar el espíritu emprendedor en España. Si estamos tomando referencia tan a menudo de Sillicon Valley, más vale que nos demos cuenta que para parecernos a ellos el primer paso es empezar a pensar como ellos. Por ejemplo, con ideas como estas: “emprender genera riqueza”, “los emprendedores son un ejemplo para nuestros niños”, “el dinero es la justa consecuencia de ser ambicioso y trabajar bien”… y muchas más de esta naturaleza .

Y siendo cierto es que las opiniones del entorno del emprendedor están muy polarizadas, por utilizar un término educado; es bien chocante otro fenómeno: lo blandos que son los expertos. Es cierto. Esta semana he estado hablando un buen rato con un emprendedor sobre su proyecto a punto de empezar. Le comenté que tenía que trabajar mucho la diferenciación, ya que en el sector en el que se quiere lanzar hay ya empresas muy solventes ofreciendo servicios muy parecidos (y sin ganar mucho dinero, por cierto).

Su sorpresa fue muy grande. Por el estudio de mercado informal que le estaba ayudando a hacer y por decirle sinceramente que no lo veía muy viable tal como lo estaba planteando. El emprendedor me lo agradeció (o al menos eso dijo). Valoró una opinión que contrastaba tanto con todos los ánimos recibidos en las oficinas de atención al emprendedor de varias instituciones y por parte de los profesores que había tenido hasta ahora en un programa de capacitación de emprendedores.

He participado en un montón de eventos dirigidos al emprendedor en los que, en el turno de preguntas o a la salida, nos han abordado emprendedores para contrastar sus proyectos y pedir ayuda para los mismos. Ni recuerdo alguna vez a otro de los ponentes haya desanimando ni siquiera mínimamente a estas personas. Y, lo cierto es que a veces se escuchan proyectos dignos de figurar en una sección de FrikiNegocios en nuestra revista.

Creo que hay que reflexionar sobre esto. Si nos piden opinión es para que la demos. Si no, nos pedirían ánimo y ya está ¿Verdad?

Para ayudar al emprendedor propongo dos medidas: que el entorno cercano no desanime tanto y que los que estamos fuera no demos tanto ‘jabón’. ¿Te parece buena idea? Dime la verdad…

 

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 Comentarios

Posts Anteriores