Posts en la categoría 'Alejandro Vesga'

19/abril/2012

Si quieres montar una start up de Internet, vete de España, (¿o no?)

Por mi trabajo estoy muy acostumbrado a hablar con emprendedores de todas las actividades y procedencias; algo que, aprovecho para decir, es uno de los elementos más gratificantes de ser el director de esta revista.

La mayoría de los emprendedores con los que hablo se ciñen al mercado español, pero cada vez más habló con personas que enfocan sus compañías al mercado internacional o que, incluso, están montando sus empresas fuera. Por la variedad y cantidad de emprendedores con los que charlo, me he decidido a crear para mi propio consumo (y ahora lo comparto) el Observatorio Particular e Informal de Confianza Emprendedora, el OPICE. Este observatorio tiene la misma fiabilidad estadística que las encuestas, es decir, casi nada; pero servirá para que os vaya contando de vez en cuando mis sensaciones sobre lo que me cuentan los emprendedores de carne y hueso. Aquí van las conclusiones del primer estudio que ‘he hecho’ sobre la creación de empresas de Internet:

1.- Si quieres montar una start up de Internet con tecnología avanzada, vete de España. Aunque parezca mentira con la velocidad que tiene todo hoy en día, si no estás en Silicon Valley te enterarás de las últimas novedades cuando ya sea tarde porque ya habrá otro que las habrá utilizado antes que tú.

2.- Si quieres que funcione, vete de España. Prácticamente todos los negocios de Internet serios necesitan tener una masa de gente importante para funcionar bien. Nuestro mercado es pequeño. Eso de montar una empresa para el mercado español y luego internacionalizarla parece que se está quedando muy fuera de juego.

3.- Si quieres captar capital, vete de España. En España hay muy poco dinero para financiar proyectos nuevos y, encima, tenemos muy poca capacidad todavía para atraer a los grandes inversores internacionales para que inviertan en proyectos realizados aquí.

4- Si quieres mejorar tu competitividad, vete de España. A resultas de todo lo anterior, el ecosistema emprendedor en España es muy pobre, comparado con el que se puede encontrar en otros países. Es más difícil aquí para un emprendedor brillante tener contacto con otros que le inspiren, mejoren su proyecto y le generen una red de contactos útil para cuestiones comerciales, de modelo de negocio o de desarrollo de cualquier tipo.

5. A pesar de todo lo dicho, monta tu empresa en España. Por extraño que parezca leyendo lo anterior, la inmensa mayoría de la gente con proyectos internacionales se está matando a viajar (se va a hacer el plan de pensiones en puntos de Iberia), pero basa sus empresas en España. Si la base oficial está en otro lugar, ni por asomo ignora España. La mayoría dicen que la situación aquí está más difícil que fuera, pero se resisten por completo a dejar de lado nuestro mercado. Puede que responda a cierto sentido de la responsabilidad y la ganas de contribuir a que nuestra economía mejore. Yo prefiero pensar que en realidad, y a pesar de que muchas de las cosas escritas arriba puedan ser bastante ciertas, el mercado español sigue siendo notablemente atractivo. Si no, la actitud de los empresarios posiblemente sería otra.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 Comentarios

4/abril/2012

Nueve consejos para escoger franquicia

Muchas personas nos preguntan si es buen momento para entrar en una cadena de franquicias y nos piden consejo sobre cómo escoger. Voy a dar un par de pinceladas sobre estas dos cuestiones.

Si estás decidido a trabajar por tu cuenta, especialmente en comercio minorista, la franquicia continúa siendo una opción muy seria a tener en cuenta. Según datos recién publicados, el sector ha crecido en 2011, algo que habla muy bien de su solidez. Hoy en España, operan 940 cadenas distintas de franquicia, un 2,39% más que en el ejercicio precedente, mientras que el número de establecimientos ha crecido también: 50.017 en total, con un incremento del 0,53%. Los datos tienen mérito, sin ninguna duda, vista la evolución tan negativa que ha tenido la economía española en general durante el año pasado. De todos modos, estas estadísticas esconden también muchísimas cuestiones particulares que debemos tener muy en cuenta a la hora de escoger la franquicia que queremos abrazar. Por eso te ofrezco ocho consejos que pueden ayudarte. Son los siguientes:

1.- Analiza bien qué sabes hacer. Todavía mucha gente nos pregunta qué franquicia le recomendamos. La respuesta es siempre “depende”. Depende de qué actividad sea más adecuada para ti. Por mucho que la franquicia te de formación y asesoramiento, no es ni parecido montar y gestionar un bar que una tintorería… Piensa bien en qué actividad encajas mejor. Es un consejo muy básico, pero que no puedes permitirte el lujo de ignorar.

2.- Investiga si es un sector o segmento pujante. Hoy hay dificultades para cualquier tipo de negocio. Por eso, vigila muy bien si la actividad a la que te vas a dedicar tiene buena o mala evolución en los últimos años. Las estadísticas de los sectores son muy sencillas de obtener en Internet. Ojo con esto. La evolución de los sectores a veces es engañosa si te vas a dedicar a un segmento especializado. Una evolución negativa en el volumen de negocio de restaurantes podría, por ejemplo, impedirnos ver que todavía hay muchas posibilidades en montar restaurantes japoneses.

3.- Entérate de cuál es el negocio real de la central. Desgraciadamente aún quedan algunas cadenas cuyo negocio está en “vender” franquicias, en captar franquiciados. Un síntoma bastante llamativo de estas políticas está en franquicias que cierran muchos establecimientos y que abren también muchos en el mismo periodo. Vigila también las franquicias con alto canon de entrada y de permanencia. En tiempos difíciles parece más sensato y sólido el negocio de las franquicias que basan su negocio en que las franquicias vendan el producto o el saber hacer de la marca (probablemente el modelo más sensato).

4.- Ten en cuenta la transparencia, ese gran talón de aquiles. Muchas franquicias son reacias a proporcionar datos a candidatos ¡A convertirse en socios suyos! Algunas incluso incumplen la obligación de cualquier empresa de depositar sus cuentas anuales en el Registro Mercantil. Una franquicia transparente al menos debería dar datos sobre establecimientos cerrados (y recomprados), evolución del negocio, datos económicos de la empresa, expectativas, competencia… Coteja todos los datos. Si hay alguna mentira, más vale buscar otra alternativa ¿No crees?

5.- Pregunta a otros franquiciados. Y a algunos que se marcharon de la franquicia. No hay mejor prueba del 9 que ver qué te dice alguien que ya pasó un proceso como el que estás viviendo tú ahora.

6.- Estudia las promesas de pay-back. Uno de los reclamos para captar franquiciados ha sido, tradicionalmente, prometer a los candidatos que recuperarían la inversión en un periodo corto de tiempo (el pay-back). Hoy no es muy verosímil que te prometan que recuperas la inversión en menos de un año, por muy reducida que esta sea. Un refrán de los abuelos explica bien la situación: “Nadie vende duros a peseta”. Así que cuando te expliquen el volumen de negocio esperado, conviene dividir la facturación anual por 365 y así conocer cuánto dice la enseña que se consigue vender cada día: el cálculo para nosotros será mucho más sencillo.

7.- Y también las promesas de financiación. Es fundamental contrastar que las enseñas realmente tienen acuerdos con los bancos para ofrecer financiación a los nuevos franquiciados. Esta sería una de las primera averiguaciones que haría después de decidirme por una franquicia determinada.

8.- Visita la central, conoce al presidente. No está de más desplazarte a ver las instalaciones centrales de la franquicia. Ahí respirarás la realidad de todo lo que te han ido contando previamente. Pocas franquicias serias te negarían un café con el máximo responsable de la marca…

9.- Recuerda que la franquicia es un acuerdo entre dos partes, dos empresarios. Conforme que casi siempre el franquiciador tiene una experiencia y una potencia económica mucho mayor que la del franquiciado, pero también hay que tener en cuenta que de lo que hablamos es de asociarnos. Esa es la base. De tal modo que es fundamental que haya confianza y fluidez. No recuerdo ningún caso de franquiciado de éxito que tuviese muchas dificultades de entendimiento y de negociación en la fase previa a ponerse a trabajar. Por algo será.

En la revista Emprendedores estamos realizando este mes un esfuerzo para facilitar  la elección de franquicia. Nuestra próxima número es casi monográfico: Las 150 mejores franquicias. Además, el próximo jueves 12 en Madrid celebramos un evento gratuito sobre ‘Cómo escoger franquicia’. Si quieres inscribirte, pincha aquí

 

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

15/marzo/2012

Copiar a los mejores es la estrategia más audaz

(Adelanto del editorial del número de abril de Emprendedores)

Tienes en tus manos el Emprendedores de abril: ¡Ya queda un mes menos para que se acabe la crisis! Para celebrarlo, te ofrecemos un dossier en el que hemos identificado una docena de estrategias empresariales que son muy audaces. ¿Qué filtro empleamos para considerar audaz una idea de gestión? Fácil: que sea sencilla, adaptable a otras actividades y, naturalmente, que funcione.

Las ideas que hemos localizado van desde competir en servicio, cobrar sólo si hay resultados, convertir en recurrentes los ingresos atípicos o utilizar las instalaciones ociosas de tus clientes, por ejemplo. Todas muy buenas, la verdad, pero como siempre pasa, hay una que te resulta más llamativa. Para mí el audaz del mes es Carlos Durán, fundador de Hoy-Voy, una autoescuela low-cost que ha eliminado los costes de matrícula, reducido al mínimo los de gestión y que, para compensar los ingresos, tiene los coches el máximo de tiempo en funcionamiento y varía los precios de la hora de clase en función de la demanda. Es decir, que ha ‘fusilado al amanecer’ el modelo de negocio de las líneas aéreas low-cost. Un ejemplo más de que las mejores prácticas de las empresas grandes pueden trasladarse con éxito a las compañías más modestas.

Pero además, en este caso, todas las empresas que hemos escogido son pequeñas y de reciente creación. Han nacido en la crisis y les va bien. ¿Por qué? Han definido bien su modelo de negocio y además están siendo muy avispados en el día día. Todo un ejemplo para seguir… y para copiar.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

13/marzo/2012

¿Buscas ayuda para emprender? Pídesela a otro emprendedor

Es así de sencillo. Aunque a muchos todavía les parezca mentira, los emprendedores son uno de los grupos más generosos y colaborativos. Llevo mucho tiempo pensándolo y cada vez encuentro más muestras de ello. Además, por suerte, no se trata sólo de los emprendedores de un lugar determinado: es algo universal.

La última muestra que he visto está en el reportaje que vamos a publicar en el número de abril de nuestra revista sobre emprendedores que se han establecido en Silicon Valley. Por ser lectores del blog os voy a adelantar un par de ‘perlas’ sobre el reportaje :-)  Jordi Torras, fundador de la start-up inbenta, dedicada al procesamiento de lenguaje para comunicación usuario-web, nos lo cuenta en primera persona: “Estamos en una incubadora de startups, en un ambiente enriquecedor: conoces al que creó el algoritmo de búsqueda de Google Maps, a gente que está preparando una especie de twitter con videos… A pesar de que hay una competencia muy grande, hay una gran filosofía de colaboración”.

Una filosofía de colaboración que invade a todos los estamentos del proceso: “Es muy enriquecedor hablar con los Venture Capital, porque saben lo que va a ir bien o mal. Si les cuentas tu idea, probablemente te dirán que ya han invertido en algo similar, pero que tu plan tiene potencial por determinado aspecto; y ese detalle puede salvar tu negocio en dos o tres años”.

La capacidad de colaboración que lleva a una conducta diferente allí que aquí: “En Silicon Valley es habitual contar lo que haces y cómo has llegado hasta ahí, algo que en España todavía se mantiene en total secreto”.

En España es cierto que no se hace (o al menos no tanto), pero no porque la realidad sea tan diferente. Los emprendedores españoles no copian las ideas de los demás, como tampoco lo suelen hacer los de otros países desarrollados. El cambio que queda, probablemente, es superar esta barrera psicológica, perder el miedo a que nos roben la idea y atrevernos a pedir consejo y ayuda a otros emprendedores. ¿Qué ocurrirá? Que nos la van a prestar.

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 Comentarios

8/marzo/2012

Ha pasado un ángel… financiero

Como veo que muchos de los lectores de Emprendedores están interesados en el mundo de los business angels, ya tuve excusa para acudir el martes pasado a la 60ª Edición del Foro de Business Angels de la escuela de negocios IESE. Se celebraba de manera simultánea en Madrid y Barcelona, con la presencia de los representantes de seis proyectos distintos. Los promotores de los proyectos realizaron sus exposiciones delante de medio centenar de inversores en cada una de las dos sedes. Toda una oportunidad. El evento, estuvo muy bien organizado (haber hecho 60 antes tiene que notarse) y he podido sacar alguna conclusión muy personal adicional a las cuatro cosas que ya aprendí en la anterior ocasión y que os conté en este otro post. Son estas:

-Road show. Los emprendedores que consiguen llegar a un foro se presentan a todos los demás y normalmente consiguen entrar. Lo que significa que tienen más opciones de convencer, pero deben tener en cuenta que algunos inversores (y esta vez también este periodista) acuden a las reuniones de más de un foro. La presentación es lógico que tenga una estructura igual, pero conviene que tengamos en cuenta que parte del público nos ha escuchado ya. Debemos incorporar mensajes que remarquen que el proyecto sigue avanzando. Datos nuevos, logros, lo que sea… lo que sea verdad, claro.

-Preguntas. O mucho me equivoco, o en los foros más multitudinarios las preguntas escasean mucho más, son más básicas (del estilo de cuenta el modelo de negocio, cuando ya lo has contado) y la participación es mucho menos incisiva que en los foros más reducidos. Estas reuniones son (aun) menos ejecutivas. Creo que no estaría de más tener un aliado dentro de la sala que haga una pregunta que permita el lucimiento del emprendedor.

-Biotecnología… ¡Uf! La gente no escucha. Esta gran verdad que nos cuesta tanto creer, se pronuncia de forma exagerada cuando un emprendedor presenta un proyecto de biotecnología cuyo funcionamiento nadie entiende y cuya rentabilidad no es tampoco demasiado evidente. Creo que para los emprendedores que presenten un proyecto complejo funcionaría mucho más explicar la ventaja que se ofrece, cómo vamos a defendernos de copias o competencia y remarcar más que en otros casos cuánto dinero se necesita, cómo se invertirá y, sobre todo, cómo (y esencial cuándo) se devolverá. El puro funcionamiento del desarrollo o invento sobre el que se sustenta la empresa es menos relevante, aunque parezca mentira.

-Presentación e información adicional. Continúo pensando que es necesario transmitir más entusiasmo en las presentaciones que hagamos. Los emprendedores están compitiendo con otros en captar la atención y el interés de los inversores. Las presentaciones, por lo general, son poco dinámicas. Con una aportación de imágenes algo deficiente y con una dicción y técnicas de presentación bastante mejorables (claro que hay excepciones, pero conviene trabajarlo todo mucho más). Incluso en la información adicional que se ofrece he visto deficiencias. En algunos era la misma que se proyectaba: eso es perder una oportunidad. Si das en papel algo, deberías utilizarlo también para convencer al inversor… quizá esté ahí el pequeño detalle que haga triunfar tu protecto.

En general, la experiencia fue muy interesante. Un evento muy bien montado por Joan Roure, el profesor que dirige el departamento en el IESE, en el que el networking de después de la sesión tiene un peso muy relevante y en el que tengo la sensación subjetiva de que ya se ha llegado a cierto grado de saturación. Me parece que hay muchos más proyectos buenos que dinero, lo que en cierto modo genera una sensación de “…el siguiente” en los turnos de intervención de los candidatos.

Para cambiar esta situación, sólo tres apuntes: seguir celebrando estos foros, cruzar los dedos para que una docena de proyectos triunfen y generen una dinámica positiva para que surjan más business angels e incentivar mucho más la figura del inversor privado en España. El nuevo director general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, Manuel Valle, que realizó la intervención de clausura, remarcó que la nueva ley del emprendedor recogerá modificaciones legales y fiscales en este sentido. Por poco intensas que sean, estas medidas serán bienvenidas por los emprendedores; es decir, por los seres humanos que generan riqueza y empleo en España.

P.D: Te ofrecemos una nueva manera de navegar Emprendedores, con un montón de nuevas posibilidades a través de Internet Explorer 9. Si quieres saber cómo, pincha aquí.

 

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

6/marzo/2012

Cruzada contra el colesterol empresarial

Lo admito,  este post no tiene nada de científico. Se basa en una percepción personal contrastada con mi entorno cercano, pero en fin… para esto están los blogs, ¿No? Allá va:

Prácticamente todas las empresas ahora tienen menos presupuesto y menos personal. Algo que para la toma de decisiones de todo tipo significa, increíblemente, más burocracia, más dudas, más lentitud, más densidad: Cunde el colesterol empresarial.

Si tienes menos recursos, menos ingresos, la respuesta razonable sería activar sistemas de toma de decisiones, envío de propuestas, encargo de trabajos, etc. más ágiles y automatizadas. Pues no. Es al revés. O al menos eso nos parece a mí y a todos los emprendedores que he preguntado en las últimas semanas. Así que, desde aquí, lanzamos una cruzada para combatir la obstrucción de las arterias de nuestras empresas. Si eres emprendedor o si tienes responsabilidad por cuenta ajena en una empresa y estás de acuerdo, sigue estas sencillas recomendaciones médicas cuando trates con tus proveedores:

1.- No marees. Si como cliente, el negocio que te están proponiendo no encaja por lo que sea en tu empresa, no alargues innecesariamente las reuniones. Sencillamente dilo y  ya está. No pasa nada. Se puede acabar una reunión rápido y sin pedir una propuesta. Y encima es beneficioso para ambos. ¿Cuántas horas desperdiciamos todos redactando propuestas que sabemos en firme que van a la basura?

2.- Contesta rápido, aunque sea que ‘no’. No esperes a que te insistan para dar una respuesta. El ‘no’ también es una respuesta válida. No obliguemos a los demás a hacer contrapropuestas continuamente (ver el punto 1).

3.- Ten claras tus necesidades. Analiza tus necesidades y házselas saber a quienes trabajan para ti y fija claramente las condiciones. Ser sincero en esto no es desvelar secretos de Estado. Es hacer la vida más fácil a los que trabajan para ti.

4.- ‘Renegocia’ siempre antes. Si tienes que renegociar (el moderno eufemismo de obligar a rebajar precios) hazlo antes de cerrar el acuerdo, nunca con el servicio o el producto entregado… ama al prójimo como a ti mismo (hace 2.000 años ya lo tenían claro).

5.- Si no mandas tú, dilo. Casi todos los mortales tenemos jefe. Así que si no decides tú, dilo. Si la propuesta que tu pasas la puede ‘tumbar’ alguien, dilo también. Por contra, echar la culpa al jefe sólo cuando no queremos afrontar nosotros la responsabilidad con el partner externo aumenta mucho el colesterol de tu empresa.

6.- Paga de inmediato. He tenido la tentación de poner sencillamente ‘paga’, pero no es cuestión de bromear con las cosas de comer. Si pagas pronto y con fecha conocida de antemano TODOS tus proveedores aceptarán una rebaja en los precios y encima estarán contentos. Si tienes músculo financiero, no hay recomendación mejor: mejora tu colesterol empresarial y el de todo el sistema.

7.- Y en general, vigila es stress. En esto las empresas y los humanos somos idénticos: el nerviosismo nos atenaza. Trata de decidir sin miedo. El exceso de adrenalina nos provoca más rapidez en el corazón pero reduce la frescura en la cabeza. En gran medida, la situación que describo obedece a que los responsables de las empresas tienen más stress y eso genera más colesterol, que a su vez genera más stress… Es difícil pero más nos vale romper esta ‘pescadilla negativa’.

 

 

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja tu comentario

23/febrero/2012

Cuatro cosas que he aprendido sobre los business angels

Hace unos días acudí como invitado a una reunión de presentación de proyectos de emprendedores a business angels. Fue toda una experiencia, ya que para los emprendedores participantes esa sesión era la oportunidad de su vida y para los ‘angeles financieros’ era una reunión más (y yo de observador de todo y calladito). Cómo para los inversores era una reunión más, actuaron con toda la naturalidad del mundo y me dejaron ver algunas cuestiones interesantes. De esa reunión saqué alguna impresión informal, que, en mi condición de director de Emprendedores tengo la obligación de contaros. Es subjetivo, ya lo sé, pero puede resultar útil. Las cuatro cosas que me quedaron claras:

-Las reuniones de business angels son un poco ‘paripé’. El pescado está vendido antes de la reunión. Al contrario de lo que se suele creer, lo más importante es haber enganchado antes a alguno de ellos. Los business angels no compiten entre ellos, al revés, colaboran y es muy común que varios de ellos participen al mismo tiempo en distintos proyectos. Por eso, lo verdaderamente importante en la presentación es dejar claro que alguno de los presentes ya forma parte del proyecto (algo que también se sabe antes de la reunión, pero que es esencial remarcar). La clave entonces es acceder a uno, negociar con él las condiciones y pedirle expresamente que avise a sus ‘amigos’ para que también entren.

-El proyecto importa, pero el talento abunda. Hay ya en el mercado una cantidad tan grande de proyectos bien estructurados, que la manera de competir de verdad (aparte del primer punto) es tener muy claro en cuánto valoras la empresa, por qué, qué cantidad ofreces en la venta/ampliación de capital y, fundamental, como, cuándo y cuánto tienes planeado dar el rendimiento financiero al inversor. Los business angels, aunque cualificados, son inversores financieros. La clave está en que vean de forma cristalina cómo van a rentabilizar esa inversión. Que el emprendedor muestre que también lo tiene claro es un avance indiscutible. Aparte de lo puramente financiero, antes ha debido quedar muy claro que el proyecto es escalable y el equipo y emprendedor que lo desarrollan son solventes profesionalmente. También valoran que hayan conseguido atraer inversión por parte de sus entornos cercanos (la family, friends and fools).

-Ofrece una mejora en una especialidad. Mi impresión subjetiva es que aprecian más los proyectos muy enfocados a segmentos concretos de actividad (donde dar una ventaja competitiva fuerte y basada en la tecnología puede llevarte a dominar el mercado). Con la excepción quizá de los proyectos de comercio electrónico en los que me da la impresión que están dispuestos a apoyar proyectos algo más generalistas pero que sean exportables internacionalmente.

-La presentación no es relevante, pero prepárala. La mayor sorpresa para mí, el bajo nivel de los emprendedores a la hora de realizar la presentación de sus proyectos. Parecía que en vez de pedir dinero estaban pidiendo perdón, de la poca energía que transmitían. De acuerdo que es un mal común en nuestro país: nos da vergüenza hablar en público (y más si te la estás jugando y los que te escuchan parecen un tribunal), pero creo que es necesario vencer esa resistencia y ‘vender’ más y mejor nuestro proyecto. Nos va la vida en el ello. A pesar de lo escrito, tengo que decir que los inversores no parecieron valorar demasiado esto, pero quizá sea una línea en la que poder distinguirse…

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

7 Comentarios

16/febrero/2012

Si quieres ser emprendedor, haz provisión del sacrificio

El martes pasado moderé una mesa redonda en el Salón MiEmpresa sobre ‘Cómo convertirse en líder de mercados maduros y segmentados’. El panel era de lujo: Fernando Montenegro, director general de Legalitas; Alejandro Fernández Luengo, fundador de Marco Aldany y Richard Vaughan, fundador de Vaughan Systems.

El debate fue tremendamente interesante, ya que los tres demostraron que la innovación no depende de la tecnología tanto como se suele creer, sino del modelo de negocio escogido. En los tres casos, han conseguido un liderazgo indiscutible en sus sectores, los tres tradicionales a más no poder (abogados, peluquería y enseñanza del inglés), variando sustancialmente la propuesta de valor a los clientes. En el caso de Legalitas, dando un servicio a distancia con una tarifa fija y baja; en el de Marco Aldany renovando la imagen de las peluquerías/centros de belleza con un i+d propio y muy potente; y en el de Vaughan, creando nuevos conceptos como la inmersión en villas, la radio y la televisión.

Fueron casi dos horas de intervenciones. Me apetece compartir algunas de las ideas. Las notas sueltas que fui tomando en la sesión. Ahí van:

-Fernando Montenegro: “Para abrir mercado en una actividad saturada, nosotros cambiamos la pregunta. En lugar de preguntar ¿Necesitas un abogado? preguntamos ¿Has tenido alguna vez problemas en tu comunidad de vecinos? ¿Con una herencia? De ese modo conseguimos una respuesta mucho mayor”.

-Richard Vaughan: “Para innovar, lo mejor es preguntarse ‘cómo demonios’. Cómo demonios se haría esto o lo otro. Si te retas a ti mismo en buscar soluciones, acaban por llegar. Luego sólo es ponerlas en práctica”.

-Alejandro Fernández Luengo: “Antes de emprender, debemos medir el peor escenario para saber qué nos apostamos. Hay que provisionar el sacrificio y saber mentalizarnos de cuánto va a costar todo”.

-Alejandro Fernández Luengo: “Captar talento es crucial. Se trata de conseguir sumar a gente buena que sea además buena gente”.

-Richard Vaughan: “En cualquier empresa es fundamental tener un control férreo sobre el dinero. Cuánto entra, cuánto sale, de dónde viene, adónde va”.

En general, para poder adentrarnos en un segmento tradicional, conviene tener estas cuestiones en cuenta. Nos las dicen los tres al alimón:

-Encontrar un nicho y apretar fuerte en él.

-Hay muchos sectores donde todavía puedes destacar haciendo economías de escala.

-Aunque lo conozcas bien, estudia mucho el mercado antes de lanzarte. Contrasta tu idea todo lo que puedas.

-Hay que tener humildad y al mismo tiempo ambición.

-Plantéate cómo mejorar algo que ya existe. Es la mejor manera de innovar que existe.

 

Dio mucho más de sí, la verdad. Fue de agradecer que los tres hablasen con tanta franqueza de sus experiencias. Especial valor a mí, que Alejandro Fernández Luengo, acudiese al compromiso a pesar de haber presentado un concurso de acreedores de Marco Aldany el día anterior, algo que sería impensable en la mayoría de empresas en esa situación. Algo está cambiando…

 

 

  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

Siguientes Posts Posts Anteriores